La débil recuperación llega al empleo: se crean 39.500 puestos de trabajo

Por segundo trimestre consecutivo, se crea empleo en España. No mucho, apenas 39.500 personas que son una gota de agua en el océano de parados: 5,905 millones, 72.800 menos que el trimestre anterior. La Encuesta de Población Activa del tercer trimestre es mejor que la de los dos años anteriores, 2012 y 2011, cuando se destruyeron 97.000 y 150.000 puestos de trabajo, pero peor que la de 2010. Respecto al trimestre anterior, España pasa de crear 150.000 empleos a 39.500. Si se elimina el efecto del calendario, el paro sube y el empleo baja, de acuerdo con los datos del INE.

 

En términos de paro, la tasa de paro queda en el 25,98%, frente al 26,26% del trimestre anterior. El número de parados ha caído en 72.800, tanto por el aumento del empleo como por la caída de la población activa, esto es, porque hay menos gente que busca trabajo.

 

La población activa ha caído en 33.300 personas y cumple cinco trimestres a la baja, aunque este trimestre el descenso ha sido menos de la mitad que el trimestre anterior (76.100). Esta caída corresponde totalmente a extranjeros que dejan de residir en España: según la EPA, la población activa extranjera ha caído en 38.600 personas (el número total de extranjeros bajó en 70.000), mientras la española ha subido en 5.000. De hecho, entre los extranjeros el empleo cae en 60.000 personas, lo que implica que entre los españoles la creación de empleo ha sido de casi 100.000 puestos de trabajo.

 

Los datos de empleo concuerdan con la aún extremadamente débil recuperación económica. Ayer el Banco de España dio cuenta de que la economía creció un 0,1% en el tercer trimestre, poniendo fin a dos años de recesión. El freno en el deterioro económico ya fue patente el trimestre pasado, y lo es aún más si se compara con el año anterior. Las empresas están comenzando a notar cierto alivio, pero en absoluto suficiente como para comenzar a contratar.

 

Así, el empleo ha aumentado en el sector privado en 52.000 personas, mientras que en el sector público los ajustes se han llevado 12.000 puestos de trabajo.  Por sectores, la ocupación aumenta en servicios (123.900 más) y desciende en la agricultura (55.000 menos), en industria (19.700) y construcción (9.700). Los autónomos copan el 38% de los nuevos empleos (15.000 sobre el total de 39.500).

 

En cuanto a la calidad del empleo, los trabajos a tiempo completo suben este trimestre en 207.700 personas, mientras que el número de ocupados a tiempo parcial disminuye en 168.200. Ahora bien, la temporalidad sigue imparable: Los que tienen contrato indefinido bajan en 146.300 y los de contrato temporal aumentan en 169.500. La tasa de temporalidad sube más de un punto, hasta el 24,31%.

 

Pese a la caída del paro y al aumento del empleo, sigue siendo mucho más probable perder el trabajo que encontrarlo: El porcentaje de personas ocupadas que en el trimestre anterior eran paradas es ahora del 5,71%, 34 centésimas más que en el segundo trimestre, mientras la proporción de parados que estaban ocupados hace tres meses aumenta 2,2 puntos hasta el 13,18%.

 

Por otra parte, el número de hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro se reduce en 13.400 y se sitúa en 1.807.700.

 

Por comunidades autónomas, las que registran las mayores subidas son Cataluña (52.300 más), Illes Balears (23.900) y Aragón (11.600). Por su parte, los mayores descensos de la ocupación se dan en Andalucía (52.300 menos), Comunidad de Madrid (43.800) y País Vasco (17.700).

 

Por tramos de edad, se crea empleo entre los más jóvenes, (99.000 ocupados más de menos de 34 años) y a partir de 55 años. En el tramo medio baja el empleo. Además, se han creado más de 10.000 puestos de trabajo más entre los hombres que entre las mujeres.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación