Resumen de Prensa Semanal

Semana 43

20/10/2014 al 26/10/2014

Ver otras semanas

Rosell quiere implicar a 250 empresas para promover un millón de empleos

expansion.com, 20/10/2014

El dirigente empresarial quiere trabajar con las grandes compañías después de las elecciones de la patronal para generar ocupación de forma más intensa.

 

Es la apuesta más arriesgada del presidente de la CEOE, Juan Rosell, para transformar la patronal en el verdadero centro de la vida empresarial española y su principal representación ante el poder político, sindical y social. El instrumento es un plan que se llama Juntos por el Empleo, con el que CEOE pretende la creación de un millón de puestos de trabajo en los dos próximos años, y para ello busca la colaboración de las 250 empresas más grandes del país. Tanto españolas como las multinacionales extranjeras instaladas en España. También se trata de asegurar que estas compañías tienen un papel mayor en la organización y su participación en la financiación de CEOE, según confirmaron las diferentes fuentes empresariales consultadas por EXPANSIÓN.

 

Rosell retoma su pretensión de que las grandes empresas y sus directivos asuman funciones dentro de la CEOE, frente a la gran resistencia al cambio de muchas de las organizaciones patronales. Precisamente, ésta es una de las razones que han llevado a Rosell a retrasar el plan con las grandes empresas hasta después de las elecciones que la confederación celebrará el 17 de diciembre. Sin embargo, es uno de los motivos que lleva a los empresarios a pensar que, finalmente, Rosell se presentará a la reelección para un segundo y último mandato de cuatro años.

 

El Consejo Empresarial

En todo caso, el dirigente empresarial pretende aumentar la colaboración con el Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC), en el que están 17 de las compañías más grandes de España o el Círculo de Empresarios. Hay que recordar que el CEC nació en plena crisis de la patronal cuando el grupo turístico del entonces presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, fue a la quiebra. Hoy está en prisión.

 

No obstante, la confederación empresarial quiere que los ejecutivos de estas compañías participen en la vida de la patronal y también persigue el efecto arrastre que pueden hacer las grandes compañías con las pequeñas y medianas empresas. Hay que tener en cuenta que este tipo de sociedades, hasta 250 trabajadores, representa el 95% del tejido productivo español.

 

En todo caso, en la búsqueda del objetivo final, que es la creación de un millón de puestos de trabajo, la patronal ofrece a estas organizaciones, y a las empresas, en general, que quieran implicarse en el plan, toda su organización en toda España y en la delegación de Bruselas; el acceso a las administraciones y todo su asesoramiento en la exportación y salida al exterior de las compañías. Formación de alta gestión, iniciativas empresariales o en las distintas áreas de las compañías.

 

Entre otros puntos, CEOE ha detectado que, para crear empleo, es necesario solucionar varios de los problemas estructurales que tienen las empresas para crear empleo, y se propone crear grupos de trabajo sobre las siguientes cuestiones.

 

En primer lugar, reaparece el problema de la financiación –sobre todo, de las pymes–, aunque la patronal ha detectado que las grandes empresas –y no sólo las pymes– también necesitan un plan de proveedores, como los que ha desarrollado Hacienda hasta con los ayuntamientos. Persisten las dificultades que tienen las empresas para conseguir créditos bancarios.

 

Centros de I+D+I

Otra propuesta es incentivar a las multinacionales extranjeras para que instalen en España sus centros de I+D+i y de excelencia, además de convertirse en una plataforma para entrar en Iberoamérica y en el Norte de África. En sentido contrario, CEOE quiere aumentar la presencia de empresas españolas en el exterior.

 

La patronal considera también imprescindible mejorar el intercambio de información electrónica en la gestión de los negocios. Es decir, facturación, ofertas comerciales o perspectivas de mercado, entre otros puntos de la economía digital. El plan de Juntos por el Empleo insiste en la defensa de la unidad de mercado y en la reducción de la legislación administrativa del Gobierno central y las comunidades autónomas. Éste es un tema en el que insiste mucho Rosell porque considera que las empresas pierden mucha productividad intentando desentrañar la normativa legal de las administraciones.

 

Precisamente, para mejorar la productividad, el plan hace hincapié también en la necesidad de implantar planes de formación, tanto para empleados, como para directivos y empleados. Además, también se propone que las pymes tengan planes de previsión social para los trabajadores como los que ofrecen las grandes empresas, para fomentar un sistema basado en los planes de pensiones privados, además del de la Seguridad Social.

 

Las empresas privadas empiezan a intentar colocar a los parados

cincodias.com, 22/10/2014

El Servicio Público de Empleo (SEPE) acaba de adjudicar a seis agencias privadas de colocación la tarea de intentar encontrar empleo a parados. Se trata de la primera acción de colaboración público-privada en materia de intermediación laboral en España. El SEPE había sacado a concurso seis lotes de intermediación que se correspondían con la posibilidad de que estas agencias privadas optaran a intermediar en otras tantas zonas españolas.

 

Los primeros parados que podrán ser colocados por empresas privadas serán aquellos beneficiarios del Plan Prepara, según uno de los requisitos que ha impuesto el SEPE a las adjudicatarias de este primer concurso. Este colectivo está formado por aquellos parados de larga duración que ya han agotado todas las ayudas por estar en desempleo y que demuestran que han buscado activamente un empleo en el último mes. Reciben 426 euros durante seis meses improrrogables y solo se puede optar a esta ayuda una sola vez.

 

Así, según fuentes de la Administración, las adjudicaciones, aún provisionales, han sido las siguientes: la empresa FSC Discapacidad buscará empleo a parados beneficiarios del Prepara en Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco. El segundo lote se lo ha adjudicado Adecco Trabajo Temporal y operará en Valencia, Murcia y Baleares. El tercero será para Manpower, que trabajará en Aragón y Cataluña. La Asociación Salesiana de Tecnología e Innovación intermediará en Madrid y Castilla-La Mancha. El quinto lote se ha adjudicado a Telefónica Learning Services para hacer colocaciones en Extremadura, Castilla y León, Canarias, La Rioja y Navarra. Y finalmente, el sexto lote ha ido a parar a Eulen que operará en Andalucía, Ceuta y Melilla.

Todas estas compañías recibirán dinero público de los respectivos servicios públicos de empleo de las comunidades donde desempeñen su actividad. En concreto, entre 1.000 y 3.500 euros por cada parado que coloquen y que permanezca empleado más de seis meses.

Así, cada uno de estos lotes estará financiado con cerca de seis millones de euros. Y para costear estos programas, el SEPE ha presupuestado 30 millones este año. Esta cantidad se incrementará notablemente en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2015, donde están asignados 110 millones de euros para el próximo ejercicio, cuando saldrán a concurso nuevos lotes en toda España.

 

No obstante, esta adjudicación aún debe confirmarse como definitiva, ya que ahora las agencias elegidas tienen 10 días para hacer alegaciones y las que optaron pero no fueron escogidas tendrán otros 15 días para presentar sus argumentaciones. Posteriormente, el Tribunal Central de Recursos Contractuales deberá resolver y comunicar “en un periodo muy breve de tiempo” cuáles serán finalmente las agencias adjudicatarias, según fuentes de la Administración.

 

Es previsible que se presenten numerosas alegaciones, ya que el proceso adjudicatario no ha estado exento de polémica. En un primer momento, optaron a estos lotes las 80 agencias privadas de colocación oficialmente reconocidas. Tras una primera criba, basada en que debían operar en más de una comunidad autónoma, quedaron 41 agencias, de las que 33 presentaron su documentación en tiempo y forma. Si bien el SEPE, con un cruce de datos, descubrió que muchas de estas últimas incumplían el número de oficinas que habían puesto que tenían en la declaración responsable que les exigía la Administración. La última selección ha otorgado los lotes a las seis citadas empresas.

 

El Gobierno subirá un 0,25% la base máxima de cotización a la Seguridad Social en 2015

eleconomista.es, 22/10/2014

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2015 incrementa un 0,25% la base máxima de cotización a la Seguridad Social, que se fija en 3.606 euros. De esta forma, el Gobierno no sólo vuelve a incumplir su compromiso de rebajar un punto las cotizaciones sociales, sino que da una vuelta de tuerca más a esta imposición sobre el trabajo, al sumar el aumento del próximo ejercicio a las subidas de un 5% de las bases máximas que aprobó para 2013 y 2014.

 

Un incumplimento que ha sido duramente criticado por la patronal CEOE, que denuncia que "las empresas españolas están soportando un sucesivo incremento de los costes de la Seguridad Social, que tendrá un impacto muy negativo en la competitividad de las empresas, máxime en la situación económica en que nos encontramos".

 

Añade también la patronal que este incremento de las bases máximas de cotización no sólo tiene una "repercusión negativa en la creación de empleo debido al incremento de los costes salariales asumidos por el empresario, sino que actúa en contra de la contributividad del sistema, al no operarse el mismo crecimiento de las pensiones".

 

Así, estos trabajadores cotizarían en 2015 por 43.272 euros, mientras que la pensión máxima se situaría en 35.852,32 euros.

 

Impacto sobre el empleo

En su informe sobre el Presupuesto de la Seguridad Social para el próximo ejercicio, la organización empresarial que preside Juan Rosell resalta también que la situación presupuestaria y financiera por la que atraviesa la Seguridad Social, el creciente gasto en pensiones y las proyecciones de evolución de este gasto "hacen imprescindible abordar el problema con urgencia".

 

De hecho, el citado informe recoge los datos del avance de ejecución presupuestaria de la Seguridad Social hasta agosto, que muestra como el grado de ejecución de los ingresos por cotizaciones sociales está más de un 2% por debajo del presupuesto inicial, lo que, en opinión del Servicio de Estudios de la CEOE, "hace prever una liquidación de 2014 inferior a la estimada inicialmente".

 

Es por ello que el escenario para las estimaciones de los ingresos por cotizaciones sociales para 2015, que prevé un aumento del 6,5%, "resulta poco realista". Una afirmación que explican por el hecho de que para las cotizaciones del Régimen General se han tomado como referencia los datos de 2013, estimándose un incremento en el número de cotizantes del 3,5% y de las bases de cotización del 4,6%, "debiéndose tener en cuenta, además que, con los datos de ejecución actuales, la previsión de cierre se situaría por debajo de lo presupuestado inicialmente en 3.000 millones de euros".

 

Aborda también el informe de la patronal las dificultades de liquidez de la Seguridad Social y recuerda como desde 2012 estas dificultades han obligado a disponer de 24.651 millones de euros del Fondo de Reserva, la llamada hucha de las pensiones, y que además ha sido necesario acudir a la disposición del Fondo de Prevención y Rehabilitación constituido por las Mutuas de Accidentes de Trabajo.

 

A esta cantidad deben añadirse las disposiciones necesarias para afrontar las necesidades de liquidez en el ejercicio de 2014 y las derivadas de las previsiones para 2015 y 2016, que, según los objetivos de estabilidad, se establecen en 11.000 millones de euros.

 

Esta desinversión de activos tiene una incidencia directa en la disminución de los intereses derivados de la gestión de ambos fondos, que también forman parte de la estructura de financiación de la Seguridad Social. Un caída de ingresos por intereses que la CEOE estima que, para el período 2012-2015 "alcanzaría un importe aproximado de 1.700 millones de euros".

 

El paro registra una caída récord de 195.200 personas y se crean 151.000 empleos

europapress.es, 23/10/2014

El paro bajó en 195.200 personas en el tercer trimestre del año respecto al trimestre anterior, un 3,5% menos, registrando su mayor descenso en un tercer trimestre dentro la serie histórica, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

Tras este recorte del desempleo en el periodo julio-septiembre, el número total de parados alcanzó la cifra de 5.427.700 personas, su nivel más bajo desde el cuarto trimestre de 2011.

 

Así, la tasa de paro bajó ocho décimas en el tercer trimestre, hasta situarse en el 23,67%, experimentando esta tasa su mayor descenso en un tercer trimestre desde 2005.En el último año, el paro se ha reducido un 8,7%, con 515.700 desempleados menos.

 

Entre julio y septiembre se crearon 151.000 empleos (+0,87%), el mayor incremento de la ocupación desde el tercer trimestre de 2007, lo que le elevó la tasa de empleo cuatro décimas respecto al trimestre anterior, hasta el 45,44%.

 

En el último año, la ocupación ha aumentado en 274.000 personas, a un ritmo del 1,59%. Al finalizar septiembre, el número total de ocupados alcanzaba los 17.504.000, nivel que no se registraba desde el tercer trimestre de 2012.

 

En términos desestacionalizados, el paro bajó un 2,1% en el tercer trimestre y el empleo creció un 0,36%, moderando los resultados obtenidos en el trimestre anterior (-2,89% el paro y +0,89% el empleo).

 

Vuelve a caer la actividad

A cierre de septiembre había en España 22.931.700 activos, de los que 17.504.000 tenían un empleo y 5.427.700 estaban en paro. Tras el incremento registrado en el trimestre anterior, el primero que se producía en año y medio, el número de activos volvió a caer en el tercer trimestre, con 44.200 activos menos (-0,19%). De este modo, la tasa de actividad disminuyó una décima, hasta el 59,53%. En el último año, los activos se han reducido en 241.700 personas (-1%).

 

Todos los empleos creados entre julio y septiembre pertenecían al sector privado, que registró un avance de la ocupación de 154.900 personas (+1,07%), mientras que el empleo público se redujo en este trimestre en 3.900 personas (-0,13%).

 

El sector público acumula un ajuste de 17.700 puestos de trabajo en el último año (-0,6%), mientras que el privado ha creado 291.600 empleos (+2%). En total, los asalariados públicos sumaban 2.925.600 al finalizar septiembre, frente a los 14.578.400 trabajadores del sector privado.

 

Baja el paro en ambos sexos

El descenso del paro en el tercer trimestre afectó a ambos sexos, aunque más a los varones. Así, entre los hombres el desempleo descendió en 138.700 desempleados (-4,7%), mientras que el paro femenino retrocedió en 56.500 mujeres (-2,1%).

 

Con estos datos, la tasa de paro masculina se situó en el 22,5%, porcentaje 1,1 puntos inferior al del anterior trimestre, mientras que la femenina bajó casi cuatro décimas y alcanzó el 25%. En total, a cierre de septiembre, las mujeres en paro sumaban 2.634.200 desempleadas, mientras que los varones se situaban en 2.793.500 parados.

 

En cuanto a la ocupación, en el tercer trimestre se crearon 164.900 empleos ocupados por varones (+1,7%) y se destruyeron 13.900 empleos femeninos (-0,18%).

 

En el tercer trimestre, la creación de empleo se concentró casi en exclusiva en los españoles, que se hicieron con 149.200 puestos de trabajo (+0,96%) en este periodo, mientras que la ocupación entre los extranjeros apenas aumentó en 1.800 personas (+0,09%).

 

Sube el paro en agricultura y entre los que buscan su primer empleo

Desagregando los datos de desempleo por nacionalidades, el paro de los españoles descendió en el tercer trimestre en 142.400 personas (-3%), en tanto que los extranjeros en situación de desempleo bajaron en 52.800 personas (-5,4%). De esta forma, la tasa de desempleo de los españoles se situó en el 22,4%, cifra siete décimas inferior a la del trimestre precedente, mientras que la de los extranjeros se redujo 1,3 puntos, hasta el 32,87%.

 

Por sectores, el desempleo aumentó en el tercer trimestre en la agricultura, con 24.200 parados más (+9,2%), y en el colectivo de los que buscan su primer empleo, con 39.700 desempleados más (+7,3%). En el resto de sectores bajó el paro: servicios, como es habitual en la época estival, se anotó 85.700 desempleados menos (-5,8%); el paro de larga duración disminuyó en 122.300 personas (-4,2%); construcción restó 32.000 parados (-12,5%), e industria registró 19.000 desempleados menos (-8,8%).

 

En el último año, los sectores donde más se ha reducido el desempleo en términos cuantitativos son el de servicios, con 183.900 parados menos (-11,6%), y los parados de larga duración, con 165.600 desempleados menos (-5,7%), mientras que el único aumento corresponde a la agricultura, con 700 desempleados más (+0,2%).

 

Sólo la agricultura destruye empleo

En el tercer trimestre, la agricultura fue el único sector que destruyó empleo, con 73.100 ocupados menos (-9,9%), frente a avances de la ocupación en los servicios, con 108.800 empleos más (+0,8%); en la industria, con 71.800 nuevos empleos (+3%), y la construcción, que generó 43.500 puestos de trabajo (+4,4%).

 

En el tercer trimestre de 2014, el número de asalariados se incrementó en 95.700 personas (+0,7%), tras reducirse los contratados con carácter indefinido en 26.700 personas (-0,25%) y aumentar en 122.400 los asalariados con contrato temporal (+3,6%), situándose la tasa de temporalidad en el 24,64%, siete décimas por encima de la del trimestre anterior.

 

En términos absolutos, todo el empleo creado en el tercer trimestre fue a tiempo completo (+370.700), un 2,5% más, frente al descenso de 219.700 empleos a tiempo parcial (-7,7%). El porcentaje de personas que trabajan a tiempo parcial decreció 1,4 puntos entre julio y septiembre, hasta situarse en el 14,99%.

 

Por su parte, los trabajadores por cuenta propia aumentaron en el tercer trimestre en 58.500 personas (+1,9%), lo que situó el número total de empleados por cuenta propia en 3.085.300 personas, 10.600 menos que en el tercer trimestre de 2013.

 

Sube el paro en cinco comunidades

El paro bajó en el tercer trimestre en 12 comunidades autónomas y subió en las cinco restantes. Los mayores descensos correspondieron a Madrid, con 48.200 parados menos, Cataluña (-44.400 desempleados) y Comunidad Valenciana (-26.700 parados), mientras que los aumentos más significativos se los anotaron Andalucía, con 18.800 parados más, y Murcia, con 7.300 desempleados más.

 

En cuanto a la ocupación, seis comunidades destruyeron empleo entre julio y septiembre, principalmente Andalucía (-19.600 empleos) y Comunidad Valenciana (-15.500). Por contra, las regiones que más empleos crearon en este periodo fueron Madrid (+57.800), Cataluña (+34.800) y Baleares (+30.900).

 

Las distracciones cuestan al trabajador 86 minutos de su jornada laboral

abc.es, 23/10/2014

Franceses, belgas y españoles son los que más dificultades tienen para concentrarse en sus oficinas, frente a indios, chinos y mexicanos, según una encuesta de Steelcase e IPSOS

 

Cada empleado que trabaja en una oficina abierta pierde una media de 86 minutos de su tiempo debido a distracciones en el entorno laboral, según una encuesta realizada por la multinacional Steelcase e IPSOS a 10.000 trabajadores de 14 países.

 

De acuerdo con este informe, cada tres minutos los trabajadores que desempeñan su puesto en espacios abiertos son interrumpidos por correos eléctronicos, llamadas y mensajes de móviles y otras personas.

 

El 95% de los trabajadores considera imprescindible contar con un espacio privado donde poder realizar parte de su trabajo. Sin embargo, menos de la mitad (41%) no dispone de ello porque sus zonas de trabajo son diáfanas y carecen de despachos para concentrarse o mantener reuniones formales o informales de carácter privado.

 

Según este estudio, el 87% de los trabajadores encuestados asegura que no puede trabajar en grupo sin interrupciones ni interferencias y el 65% afirma que no es capaz de relacionarse y mantener conversaciones informales con sus compañeros en el entorno de trabajo con facilidad.

 

Franceses, belgas y españoles son los trabajadores que más dificultades tienen para concentrarse en sus oficinas, frente a indios, chinos y mexicanos.

 

La tendencia de oficinas diáfanas llegó a España a finales de los años 80, redefiniendo los paradigmas de los entornos laborales. Las empresas señalan como ventajas que estos espacios fomentan la colaboración, borran las jerarquías y consiguen un ahorro de costes optimizando el espacio.

 

Entre las desventajas se encuentra la falta de privacidad, que lleva a muchos trabajadores a sentirse incómodos, a problemas de concentración debido al ruido provocado por los compañeros, y al aumento de la conflictividad laboral al no tener la privacidad deseada.

 

Los hogares con todos sus miembros en paro bajan en 44.600

elmundo.es, 23/10/2014

El número de hogares con todos sus miembros activos en paro bajan este trimestre en 44.600 hasta un total de 1.789.400, con lo que continúa la tendencia descendente iniciada el trimestre anterior.

 

Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de hogares en el que todos sus miembros activos están ocupados aumenta en 165.400 y sumó un total de 9.073.100, un 1,86% más que en el segundo trimestre.

 

En comparación anual, el número de hogares con todos sus activos en paro se reduce en 104.200, mientras que los que tienen a todos sus activos ocupados crece en 353.700.

 

El número de hogares en el tercer trimestre asciende a 18.355.700 y sube en 24.400 respecto al trimestre anterior.

 

El Congreso da luz verde a la Ley de Mutuas con el voto del PP y la abstención de UPyD y CiU

eleconomista.es, 23/10/2014

La Comisión de Empleo del Congreso ha dado este miércoles luz verde al proyecto de ley de Mutuas con el voto a favor del PP y la abstención de UPyD y CiU, y ahora enviará el texto al Senado para continuar con su tramitación, durante la que los 'populares' se han ofrecido a seguir negociando mejoras con la oposición.

 

La norma pasa por eliminar burocracia en la tramitación de los expedientes de incapacidad temporal, que las mutuas podrán controlar desde el primer día aunque la decisión final del alta seguirá en manos de los profesionales sanitarios. Además, se fijan nuevas reglas sobre el destino de las reservas y los excedentes del sistema para que no haya recursos ociosos, se endurecen las normas de gobernanza, se limitan las retribuciones de los directivos, se amplían las incompatibilidades y se facilita el acceso a la prestación por cese de actividad.

 

La 'popular' Carolina España ha valorado las propuestas "constructivas" de los grupos de la oposición, y se ha comprometido a "seguir dialogando y negociando" en el Senado, sobre todo con formaciones como el PNV, con las que "hay más cuestiones que acercan de las que separan"

 

"Ni publificación de las mutuas ni privatización de la sanidad", ha proclamado a renglón seguido, defendiendo que con esta norma se mejoran la transparencia, la gobernanza y los controles de las mutuas, sin que ello signifique asignarles nuevas competencias. La diputada andaluza ha defendido, por último, el diálogo social que ha llevado al texto finalmente presentado.

 

Competencias, injerencia y transparencia

La diputada socialista Concha Gutiérrez ha lamentado que este proyecto de ley no esté "avalado" por un "consenso social y un acuerdo político en el Pacto de Toledo", lo que garantizaría que fuera "de futuro y con vocación de permanencia". De hecho, su compañera Isabel López i Chamosa ya advirtió en el debate de totalidad que la norma duraría lo que la mayoría absoluta del PP.

 

En concreto, el principal partido de la oposición centra sus críticas en tres ámbitos: las competencias asignadas a las mutuas, su "injerencia" en el ámbito sanitario con laintención de "abrir brechas en los sistemas de Seguridad Social y sanitario para dejar entrar la gestión privada", y el control y la transparencia en la gestión de los recursos públicos por parte de estas entidades.

 

Por eso, proponen limitar la cobertura de las mutuas a los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales con carácter obligatorio, para que no se puedan "derivar los sectores de más riesgo" al Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS). "No hay datos de que las mutuas gestionen más eficientemente que las entidades gestoras, sino más bien al contrario", ha añadido Gutiérrez, poniendo como ejemplo el "fiasco" de la gestión de la prestación por cese de actividad de los autónomos.

 

Asimismo, el PSOE pretende evitar la "privatización de los servicios sanitarios" a través de las mutuas y en "perjuicio" del derecho de los trabajadores a la salud. Porque "no parece lógico que las decisiones sobre la recuperación de la salud de los trabajadores se ponga en manos de asociaciones privadas de empresarios", generando además "más burocracia".

 

"Somos partidarios de reforzar la Inspección médica, pero todas las competencias de control sanitario de la incapacidad temporal deben residenciarse en el Sistema Nacional de Salud, que es más eficaz, más barato y trata a todos los ciudadanos por igual", ha añadido la diputada.

 

Finalmente, ha defendido otras enmiendas para ir más allá de lo planteado por el Gobierno en materia de gobernanza, indemnizaciones, incompatibilidades, destino de los excedentes, controles y transparencia exigido a las mutuas. "Se avanza algo, pero se queda muy corto. Hay que cortar de raíz los comportamientos ilegales detectados", ha exigido Gutiérrez.

 

Oportunidad perdida

El diputado de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) por Asturias, Gaspar Llamazares, también cree que ésta ha sido una "oportunidad perdida" no sólo para el "diálogo y el consenso" sino también para "conseguir solucionar los problemas" del sistema de mutuas, generados por décadas de "modificaciones parciales y unilaterales" del modelo, y crear un marco legal "moderno".

 

En lugar de eso, se presenta un proyecto de ley "de sospechas" hacia los trabajadores, sus representantes y los profesionales sanitarios. "Es la ley del alta presunta o la baja sospechosa", ha añadido, recordando que "la policía sanitaria es del siglo XIX" mientras que lo típico del siglo XXI es "la prevención".

 

No obstante, el representante de la coalición sí valora los avances que se introducen en la gobernanza de las mutuas, si bien advierte de que la limitación de las retribuciones de los responsables de las mutuas no está recogida en los Presupuestos de 2015, pero insiste en que lo que más le preocupa es que no se resuelve la forma de actuar de las mutuas, que "pasan los riesgos más graves al sistema sanitario" para evitarse los costes.

 

La portavoz parlamentaria del BNG, Olaia Fernández Davila, rechaza un proyecto de ley que "supondrá un paso más en la fragmentación y privatización de la asistencia sanitaria a los trabajadores" y que amplía el ámbito de acción de las mutuas, "cuestionando así la profesionalidad del personal del sistema público sanitario" e imponiendo "criterios economicistas" sobre los médicos a la hora de decidir sobre la salud de los trabajadores.

 

El portavoz de Empleo del PNV, Emilio Olabarria, ha comenzado criticando el "déficit de interlocución y de legitimación de origen" de este proyecto de ley, tanto en el ámbito parlamentario como en la negociación con los agentes sociales o los propios afectados por la norma. Y ha cargado contra el PP por plantear una reforma contraria a sus postulados tradicionales y que pondrá en peligro el mutualismo que tanto ha servido al país a través de su "publificación" y progresiva "difuminación por parte de las entidades gestoras de la Seguridad Social".

 

Avances insuficientes pero importantes

El portavoz económico de UPyD, Alvaro Anchuelo, considera que el proyecto de ley avanza en ciertas materias, como el control de las retribuciones, aunque de forma "insuficiente", si bien ha valorado la decisión del PP de aceptar algunas propuestas "muy importantes" de su formación.

 

Por eso, ha optado por la abstención en lugar del voto en contra de la ley, señalando que habrían sido necesarias otras medidas --como mantener a las mutuas en su ámbito tradicional de competencias o referenciar tanto sus gastos administrativos como sus salarios a las entidades gestoras de la Seguridad Social-- para conseguir el respaldo de la formación magenta.

 

También se ha decantado por la abstención Carles Campuzano, de CiU, que no cree que con esta ley se avance en la privatización de los servicios vinculados a la salud laboral ya que "se consolida el control público" sobre las mutuas. No obstante, también reconoce que su modelo para estas entidades no es el mismo que promueve el PP, y aboga por "mejorar la transparencia en la gestión de los recursos públicos" pero evitando un "excesivo intervencionismo" del Estado.

 

El nacionalista catalán se ha congratulado asimismo por los cambios pactados con los 'populares', en particular para "blindar" el modelo "de éxito" catalán, a través del Instituto Catalán de Evaluaciones Médicas, y también para revisar el sistema de incentivos bonus-malus para la prevención de riesgos laborales. Aunque ha reconocido que "no es bastante" para apoyar el texto.

El calendario laboral para 2015 recoge ocho fiestas nacionales, una menos que este año

eleconomista.es, 24/10/2014

El calendario laboral para 2015 recoge un total de ocho fiestas nacionales comunes a todas las comunidades autónomas, una menos que en 2014, de las que sólo tres se celebrarán entre semana, según una resolución de la Dirección General de Empleo publicada este viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

 

En concreto, el próximo año habrá siete días festivos nacionales "no sustituibles": 1 de enero (jueves), 3 de abril (viernes), 1 de mayo (viernes), 15 de agosto (sábado), 12 de octubre (lunes), 8 de diciembre (martes) y 25 de diciembre (viernes).

 

A estos siete festivos "no sustituibles" hay que sumar otro más, el 6 de enero (martes), que será fiesta en todas las comunidades autónomas porque ninguna región ha ejercido su facultad de cambiar este festivo a otro día. Así, en total serán ocho los festivos comunes a toda España en 2015, uno menos que este año.

 

Las ocho fiestas nacionales de 2015 son el 1 de enero (Año Nuevo), el 6 de enero (Epifanía del Señor), el 3 de abril (Viernes Santo), el 1 de mayo (Fiesta del Trabajo), el 15 de agosto (Asunción de la Virgen), el 12 de octubre (Fiesta Nacional de España), el 8 de diciembre (La Inmaculada Concepción) y el 25 de diciembre (Natividad del Señor).

 

En 2015 no se añaden como festivos nacionales el 1 de noviembre (Día de Todos los Santos) y el 6 de diciembre (Día de la Constitución Española) por caer en domingo, si bien los dos lunes siguientes a estas dos fechas (2 de noviembre y 7 de diciembre) serán festivos en muchas comunidades, pero no en todas.

 

Así, el 2 de noviembre será fiesta en Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Extremadura y Galicia, mientras que el 7 de diciembre será festivo en Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura, Murcia y La Rioja.

 

En virtud de la facultad de los gobiernos regionales de cambiar determinadas fiestas, el 2 de abril (Jueves Santo) será festivo en todas las comunidades autónomas, salvo en Cataluña y Comunidad Valenciana, mientras que el 19 de marzo (San José) sólo será festivo en Comunidad Valenciana, Madrid, Murcia, Navarra y País Vasco. Por su parte, el 25 de julio (Santiago Apóstol) sólo será festivo en Galicia, Navarra y País Vasco.

 

Sin largos puentes

Hace un par de años surgió el debate sobre la necesidad de evitar los 'macropuentes' y el Gobierno, junto a los agentes sociales, se puso a trabajar en ello. La idea era la de acometer cambios legislativos para posibilitar la movilidad de determinados festivos, especialmente cuando caen entre semana. En 2014 no hizo falta porque el calendario laboral no se prestaba a muchos puentes. Este año tampoco.

 

Los tres días que se decidió que podrían ser susceptibles de modificación son el 15 de agosto (Asunción de la Virgen), 1 de noviembre (Día de Todos los Santos) y 6 dediciembre (Día de la Constitución Española), que este año caen en fin de semana en los tres casos.

 

Ver otras semanas