Las empresas privadas empiezan a intentar colocar a los parados

El Servicio Público de Empleo (SEPE) acaba de adjudicar a seis agencias privadas de colocación la tarea de intentar encontrar empleo a parados. Se trata de la primera acción de colaboración público-privada en materia de intermediación laboral en España. El SEPE había sacado a concurso seis lotes de intermediación que se correspondían con la posibilidad de que estas agencias privadas optaran a intermediar en otras tantas zonas españolas.

 

Los primeros parados que podrán ser colocados por empresas privadas serán aquellos beneficiarios del Plan Prepara, según uno de los requisitos que ha impuesto el SEPE a las adjudicatarias de este primer concurso. Este colectivo está formado por aquellos parados de larga duración que ya han agotado todas las ayudas por estar en desempleo y que demuestran que han buscado activamente un empleo en el último mes. Reciben 426 euros durante seis meses improrrogables y solo se puede optar a esta ayuda una sola vez.

 

Así, según fuentes de la Administración, las adjudicaciones, aún provisionales, han sido las siguientes: la empresa FSC Discapacidad buscará empleo a parados beneficiarios del Prepara en Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco. El segundo lote se lo ha adjudicado Adecco Trabajo Temporal y operará en Valencia, Murcia y Baleares. El tercero será para Manpower, que trabajará en Aragón y Cataluña. La Asociación Salesiana de Tecnología e Innovación intermediará en Madrid y Castilla-La Mancha. El quinto lote se ha adjudicado a Telefónica Learning Services para hacer colocaciones en Extremadura, Castilla y León, Canarias, La Rioja y Navarra. Y finalmente, el sexto lote ha ido a parar a Eulen que operará en Andalucía, Ceuta y Melilla.

Todas estas compañías recibirán dinero público de los respectivos servicios públicos de empleo de las comunidades donde desempeñen su actividad. En concreto, entre 1.000 y 3.500 euros por cada parado que coloquen y que permanezca empleado más de seis meses.

Así, cada uno de estos lotes estará financiado con cerca de seis millones de euros. Y para costear estos programas, el SEPE ha presupuestado 30 millones este año. Esta cantidad se incrementará notablemente en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2015, donde están asignados 110 millones de euros para el próximo ejercicio, cuando saldrán a concurso nuevos lotes en toda España.

 

No obstante, esta adjudicación aún debe confirmarse como definitiva, ya que ahora las agencias elegidas tienen 10 días para hacer alegaciones y las que optaron pero no fueron escogidas tendrán otros 15 días para presentar sus argumentaciones. Posteriormente, el Tribunal Central de Recursos Contractuales deberá resolver y comunicar “en un periodo muy breve de tiempo” cuáles serán finalmente las agencias adjudicatarias, según fuentes de la Administración.

 

Es previsible que se presenten numerosas alegaciones, ya que el proceso adjudicatario no ha estado exento de polémica. En un primer momento, optaron a estos lotes las 80 agencias privadas de colocación oficialmente reconocidas. Tras una primera criba, basada en que debían operar en más de una comunidad autónoma, quedaron 41 agencias, de las que 33 presentaron su documentación en tiempo y forma. Si bien el SEPE, con un cruce de datos, descubrió que muchas de estas últimas incumplían el número de oficinas que habían puesto que tenían en la declaración responsable que les exigía la Administración. La última selección ha otorgado los lotes a las seis citadas empresas.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación