El presidente de la Autoridad Fiscal tendrá un mandato de seis años

El presidente de la futura Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal tendrá un mandato de seis años no renovables. Así lo ha aprobado el Senado a través de una enmienda del Partido Popular que modifica el texto legislativo que aprobó el Congreso el pasado 10 de octubre y que contemplaba que el máximo dirigente de este organismo permaneciera en el cargo tres años que podían ser renovados por otros tres ejercicios. El cambio introducido ayer, que había sido reclamado por la oposición, toma como referencia la Ley de Autonomía del Banco de España, que establece que el mandato del gobernador será de seis años no renovables.

 

El cargo de la Autoridad Fiscal seguirá un ritmo distinto del electoral y no requerirá de un voto de confianza del Ejecutivo de turno para continuar en el cargo, como sí sucedía con la anterior redacción de la ley.
La creación de la Autoridad Fiscal es una exigencia de Bruselas que se incluyó en las condiciones del rescate bancario. Esta institución tendrá la misión de elaborar informes y opiniones –que no serán vinculantes– sobre las previsiones macroeconómicas del Ejecutivo, los Presupuestos Generales del Estado, los objetivos de déficit o las cuentas de las comunidades autónomas o entes locales.

 

En este sentido, el Senado también aprobó ayer una enmienda que contempla que las comunidades tengan acceso a los informes de la Autoridad Fiscal antes de su publicación. Fuentes de Hacienda aseguran que ello se hace para que las regiones tengan la posibilidad de corregir errores o incorrecciones del informe y advierten que este es el mecanismo que sigue el FMI o las agencias de rating antes de elaborar sus publicaciones. Está previsto que la Autoridad Fiscal cuente con una plantilla de unos 25 empleados y empiece a funcionar principio de 2014.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación