El 50% de parados de más de 45 años lleva dos años sin empleo

La importancia que los agentes sociales y los partidos políticos han dado a la alta tasa de paro juvenil durante la crisis ha ocultado que el mismo drama atenaza a los padres de los jóvenes desempleados, que además no tienen una carrera laboral por delante. Desde el 2007 casi se ha multiplicado por cinco el desempleo entre los trabajadores con edades entre 45 y 64 años, que afecta ahora a casi dos millones, de los que más de 800.000 (49,7%) llevan dos años o más buscando empleo.

 

Este diagnóstico figura en un detallado estudio realizado por el Consejo Económico y Social (CES), organismo de consulta del Gobierno en el que se sientan, entre otros, los sindicatos y patronales más representativos. El informe, aprobado por unanimidad, llega cuando está a punto de concluir el plazo que los agentes sociales dieron al Ejecutivo -finales de octubre- para que presentara un plan de choque para este colectivo de parados que en su mayoría lleva el peso de la economía familiar.

 

Economía familiar

Sobre este grupo de edad, sean parados o estén en activo, descansa la economía de la inmensa mayoría de las familias, según destaca el CES, que hace hincapié en que este grupo aún no ha dejado de atender a los hijos, que también padecen el paro, cuando se tiene que ocupar de sus padres mayores dependientes.

 

Con un recorte en las prestaciones y subsidios en los últimos cuatro años, el riesgo de pobreza ha crecido hasta seis puntos en el mismo periodo. Además, su escasa formación es un freno para la readaptación al mercado de trabajo. Según el CES, el 60% de los desempleados de este grupo no ha ido más allá de la enseñanza obligatoria.

 

A diferencia de los más jóvenes, que salen del mercado de trabajo al concluir un contrato de tipo temporal, los mayores, es decir, sus padres, son expulsados al paro mediante despidos individuales, así como por expedientes de regulación de empleo (ERE). La medida adoptada por el Gobierno hace un año de penalizar a las empresas que aprovecharan los ERE para echar a los mayores de 55 años, no ha surtido el efecto deseado pues el empresario prefiere pagar la multa.

 

El CES considera que si no se toman medidas urgentes, no será posible alcanzar una tasa de empleo similar a la de antes de la crisis, aunque haya un contexto expansivo de la economía.

 

Propuestas

Además del diagnóstico, este organismo propone una treintena de medidas, entre ellas, reforzar la formación y reciclaje de estos parados. En este sentido denuncia que son los grandes olvidados de los servicios públicos de empleo y de las empresas, a las que reclaman alternativas a su despido.

 

El consejo pide también aumentar los fondos públicos para subsidios para los que no lleguen a los 55 años, ya que el Gobierno penalizó a estos, así como consolidar el sistema de renta mínima y reformar la renta activa de reinserción y el sistema de jubilación anticipada.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación