CEOE quiere que los trabajadores paguen más cotizaciones sociales

La patronal se queja de la «brecha» que existe entre el 80% que aporta la empresa y el 20% de los empleados

 

¿Por qué no se procede a la subida de algún punto en la cotización del trabajador? Es la pregunta que se hace la CEOE en un documento que aprobará su junta directiva y será remitido al Gobierno. Y lo hace después de recordar que el modelo de financiación de la Seguridad Social se asienta en aportaciones de empresarios y trabajadores y que existe «una brecha» entre lo que aportan empresa y empleado.

 

En el texto, al que ha tenido acceso ABC, la patronal se queja de que la cotización de los empresarios supone el 80% de las cuotas pagadas -el 30% de la base de cotización- frente al 20% de los trabajadores, y a efectos de jubilación el 4,70% de la base de cotización. Asegura que la cotización de los últimos se sitúa de media en el 8% de media en los países de la OCDE.

 

Recuerda la organización que dirige Juan Rosell que las cuotas que tienen que pagar las empresas en España suponen un 23% de los costes salariales frente al 14,4% de media en el «club de los países ricos» y el 19,4% en la zona euro. «Las cotizaciones son un impuesto sobre el trabajo, que eleva los costes de las empresas y castiga especialmente a aquellas actividades intensivas en empleo», denuncia.

 

Incentivar los planes privados de pensiones

Pero bajar cuotas no es la única idea que se refleja en el texto sobre pensiones. CEOE también es partidaria de incentivar los sistemas privados de pensiones hasta que logren un equilibrio con los públicos. Cita el caso de países como Reino Unido o Suiza en los que estos fondos equivalen o están por encima del 100% del PIB frente al 8% que representan en España.

 

La patronal se muestra también muy crítica con la evolución de las cuentas de la Seguridad Social y pide más transparencia, saber el plazo previsto para lograr el equilibrio en esas cuentas y durante cuánto tiempo habrá que acudir a la «hucha de las pensiones». CEOE aboga también por tomar toda la vida laboral para calcular la pensión y por acelerar el periodo transitorio de aplicación de la reforma de 2011 previsto hasta 2027. ¿Cómo afectaría a nuestro sistema de pensiones si la implantación se realizase en 2020?, se pregunta la patronal tras insistir en que las reformas de pensiones deben surgir del diálogo social.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación