Resumen de Prensa Semanal

Semana 45

03/11/2014 al 09/11/2014

Ver otras semanas

Hasta tres mil euros por cada parado de larga duración colocado

elmundo.es, 03/11/2014

El Gobierno recurre a las agencias privadas

Recibirán entre 1.850 y 3.000 euros por cada desempleado al que coloquen

Los beneficiarios de este acuerdo serán los parados del Plan Prepara

Desempleados de larga duración que han agotado todas las prestaciones

Los sindicatos denuncian un 'desmantelamiento' de los servicios públicos de empleo

 

Encontrar trabajo en España, con una tasa de paro del 23,67%, resulta en ocasiones casi una misión imposible, sobre todo, para aquellos desempleados que tienen más de 45 años, se dedicaban al sector de la construcción antes de que estallara la burbuja inmobiliaria y carecen de formación.

 

Más de 2,7 millones de españoles llevan más de un año sin encontrar trabajo, y a su desesperación se une la falta de eficacia de los servicios públicos de empleo, que sólo consiguen colocar a un 2% de los desempleados.

 

Conscientes del importante problema al que se enfrenta nuestro país con 5.427.700 millones de parados, según la última Encuesta de Población Activa; Bruselas recomendó a España en mayo del año pasado que "reforzara y modernizara los servicios públicos de empleo (...) y acelerara la aplicación de la colaboración público-privada".

 

Desempleados del Plan Prepara

Aunque en 2010 un Real Decreto abrió la puerta a esa colaboración, no ha sido hasta ahora cuando el Servicio Público de Empleo (SEPE) ha adjudicado a seis agencias privadas de colocación la tarea de encontrar trabajo a los desempleados del Plan Prepara, es decir, a aquellos parados de larga duración que ya han agotado todas las prestaciones y subsidios por desempleo y que demuestren que han buscado trabajo de forma activa en el último mes. En próximos concursos está previsto que la intermediación se extienda al resto de desempleados.

 

Las adjudicatarias, todavía provisionales, de este primer concurso son: FSC Discapacidad, Adecco, Manpower, Asociación Salesiana de Tecnología e Innovación,Telefónica Learning Services y Eulen.

 

Estas agencias privadas de colocación, o las que finalmente sean seleccionadas cuando concluya el proceso de alegaciones, recibirán dinero de los servicios públicos de empleo de las comunidades donde operen. Cantidades que oscilarán entre los 1.850 euros y los 3.000 por cada parado que lleve más de dos años en el paro al que consigan encontrar un empleo, con la condición de que los contratos sean por un plazo equivalente a al menos seis meses a tiempo completo en un periodo de ocho meses, según el acuerdo marco firmado. Se trata de topes máximos que en el proceso de concurso han sufrido ajustes a la baja.

Primera experiencia en España

La cantidad cobrada se ha establecido en función de la edad y del tiempo que el desempleado lleve en paro. Así, las agencias que coloquen a un parado menor de 25 años que lleve entre tres y seis meses sin trabajo recibirán 300 euros; mientras que si colocan a un mayor de 55 años con dos años sin empleo, cobrarán 3.000 euros.

 

Aunque este tipo de colaboración ya es habitual en los países de nuestro entorno, en España será la primera vez que se lleve a cabo, y cuenta con partidarios, pero también con detractores.

 

Precisamente, esta semana se presentó en Madrid un informe, elaborado por la consultora independiente PriceWaterhouseCoopers, que aseguraba que con un incremento de un 10% en la partida dedicada a la intermediación laboral, "la Administración reduciría su coste en concepto de prestaciones por desempleo en unos 34,7 millones de euros". Además, 25.649 desempleados abandonarían el paro y las cotizaciones a la Seguridad Social se incrementarían en 84,20 millones.

 

Unas cifras alentadoras que, a juicio del presidente de Asempleo (la Asociación de Agencias Privadas de Empleo), Andreu Cruañas, demuestran que "la colaboración público privada es positiva y necesaria porque puede aportar ahorros a las arcas públicas y ayudar a que se presten servicios de manera más eficiente". "Además", matiza, "se trata de un modelo implantado en Europa que ha dado muy buenos resultados".

 

Recorte de los servicios públicos

Los sindicatos, por el contrario, se muestran mucho más cautos. En un comunicado el pasado mes de julio, CCOO y UGT consideraban que la colaboración podía ser "positiva", "siempre que no supusiera un recorte de los servicios públicos y su asfixia para financiar a las entidades privadas". Algo que, en su opinión, sí estaba sucediendo. "Estamos asistiendo al desmantelamiento de los servicios públicos de empleo. El presupuesto de las políticas activas de empleo (SPE) ha disminuido un 30% y el Gobierno ha prescindido además de 3.000 orientadores y promotores de empleo que trabajaban en los SPE para la inserción de personas en el mercado de trabajo".

 

Desde la Secretaría de Acción Sindical de CCOO temen que "a partir de ahora primen más los criterios de lucro, y que las agencias privadas opten por aquellos desempleados más colocables".

 

Algo que niega rotundamente el presidente de Asempleo: "Las agencias van a buscar trabajo a los desempleados que les derive el SEPE, no van a poder elegir y, además, el Estado se ahorrará los 420 euros mensuales del Plan Prepara por parado, lo que supone más de 2.500 euros en seis meses".

 

"No se van a desmantelar los servicios públicos de empleo. Se trata de una prestación de un servicio público a través de una entidad privada para mejorar la eficiencia en la colocación de desempleados en una situación de emergencia. Los servicios públicos de empleo han hecho un trabajo excelente en políticas pasivas, pero queda mucho por hacer en políticas activas y ahí es donde podemos ayudar", añade Santiago Soler, secretario general de Adecco.

 

Los pioneros

Aunque en España no se había puesto en marcha hasta ahora la colaboración público- privada en materia de colocación, funciona desde hace años en muchos países de nuestro entorno. Francia. Los acuerdos de cooperación con agencias privadas de empleo tienen una larga tradición en Francia desde 1994 cuando se firmó un acuerdo entre el Servicio Público de Empleo francés y la asociación nacional de agencias de empleo (Prisme). Holanda. La colaboración entre los servicios públicos y privados de empleo en Holanda se remonta a los año 80. Los acuerdos se realizan a nivel local en función de las necesidades específicas de cada zona. Alemania. En 2002 se firmó el primer acuerdo entre la federación nacional de agencias privadas de empleo y los servicios públicos para mejorar la eficiencia de las políticas de empleo públicas. Reino Unido. La colaboración público privada comenzó en los años 80 y se ha ido mejorando a lo largo de los años. Persigue más la calidad que la cantidad, es decir, no importa tanto conseguir que muchos parados encuentren un empleo como lograr que esos empleos sean estables. Además, se busca también contribuir a la lucha contra la discriminación y evitar políticas de empleo injustas.

 

La gran empresa ve posible crear 2,3 millones de empleos en cuatro años

cincodias.com, 04/11/2014

Todo el mundo dice que hay que reducir el paro, pero nadie dice cómo”, se quejaba ayer el presidente de Telefónica, César Alierta. Por ello, 15 de las mayores empresas españolas, además del Instituto de la Empresa Familiar, que conforman el Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC) –también presidido por César Alierta– presentaron ayer un amplio estudio indicando las reformas necesarias en España en el corto plazo para lograr crear 2,3 millones de nuevos empleos y reducir con ello la tasa de paro del actual 23,6% al 14,2% en 2018, contando solo con cuatro ejercicios económicos.

 

El desglose de este recorte de diez puntos en la tasa de paro es el siguientes: 4,2 puntos por cambios en elmarco institucional y en el aumento del tamaño de las empresas; 1,9 puntos por mejoras en la economía del conocimiento y la energía; 0,9 puntos por el aumento de la excelencia educativa; y 3,3 puntos por la recuperación económica en general.

 

Pero, ¿cuáles son las reformas “factibles, viables y realistas” que proponen para ello? La primera de ellas tiene que ver con cambios en elmarco institucional y el aumento del tamaño de las empresas. En concreto, proponen “eliminar las barreras legales (laborales, regulatorias y fiscales) que tienen las compañías a la hora de aumentar su volumen de negocio, así como facilitar las condiciones financieras para realizar fusiones y adquisiciones”. El objetivo del CEC con ello es duplicar las empresas de más de 250 trabajadores (que son apenas 3.800 de los tres millones de empresas que existen) y aumentar un 60% las medianas que emplean entre 50 y 250 asalariados (actualmente unas 24.000). Esto generaría, según sus cálculos, 400.000 nuevos empleos en los próximos cuatro años. Este aumento del tamaño empresarial facilitará que más empresas exporten.

 

En concreto, sus planes son aumentar en 35.000 el número de empresas que venden regularmente fuera de España, lo que implicaría otros 700.000 nuevos puestos de trabajo. Y todo ello, “haría a España un 15% más productiva”. A estas medidas se deberían sumar diversos cambios en el marco regulatorio relacionados con las cargas administrativas para crear una empresa o las trabas autonómicas y locales a que España funcione como un mercado único. En este terreno, Alierta fijó como reto irrenunciable que España pase del actual puesto 52 en el ranking de facilidades para los negocios a un puesto entre los 10 o 20 primeros del mundo. Todo ello reduciría la tasa de paro 4,2 puntos.

 

Ajuste fiscal de 30.000 millones
En segundo lugar, para conseguir los 3,3 puntos de recorte provenientes del ciclo económico, este debe acompañarse de “un ajuste fiscal creíble y sin riesgos en la ejecución”, según este informe. Concretamente, las grandes empresas reclaman que “a partir de ahora se cumpla o incluso sobrecumpla” la senda fiscal prevista para que la deuda no supere el 100% del PIB.

 

Para ello, serían necesarias “al menos, medidas adicionales permanentes” que supondrían ajustes por valor de unos 30.000 millones de euros hasta 2018. Estos deberán “recaer en mayor medida en recortes en el gasto frente a un incremento de ingresos”. Así,destacan sus propuestas de ajustes de gastos en personal por 5.000 millones; fusión de ayuntamientos, que ahorraría otros 6.000 millones o medidas de reestructuración de todo el sector público que podrían significar hasta 17.500 millones menos de gasto.

 

Para lograr la reducción de la deuda, a estos ajustes debería añadirse la necesidad de privatizar activos públicos por valor de unos 35.000 millones de euros. Con el fin de obtener los otros 1,9 puntos de recorte del paro atribuibles a la mejora del conocimiento y la energía, proponen aumentar el actual 1,3% del PIB que se destina a I+D al 3%. Este aumento deberá provenir, almenos en sus dos terceras partes de la inversión privada (que actualmente es del 55%). Asimismo, apuestan por aumentar considerablemente la inversión de intangibles (información digitalizada; I+D y nuevos productos; marca etc.).

 

En cuanto a las inversiones energéticas, creen que se requerirá destinar 18.000 millones en cuatro años a eliminar de las tarifas los costes no relacionados con la producción y distribución de energía y repartir entre todos los sectores la carga fiscal del cumplimiento de los objetivos medioambientales, entre otras cosas. En cuanto a la mejora de la excelencia educativa, el CEC reclama una reforma que ligue las remuneraciones de los profesores a objetivos; y se cree, entre otras cosas, un “programa de vales/cheques” para escuelas tanto públicas como privadas, según el cual “competirían por los recursos que proveen las Administraciones públicas”.

 

Una de cada tres ofertas de empleo en España requiere saber idiomas, según Adecco

europapress.es, 04/11/2014

Una de cada tres ofertas de Empleo en España requiere conocimientos de, al menos, un idioma, según se recoge en el último informe Infoempleo Adecco. Esta tendencia sigue al alza y viene determinada por la actividad laboral que se desarrolla en el puesto de trabajo, los referentes de conocimiento especializado para ese puesto y la nacionalidad de la empresa.    El inglés sigue siendo la lengua más demandada, un 88,9% de las ofertas lo requieren. Le sigue el alemán, que se convierte por primera vez en la segunda lengua con el 7,2% de las ofertas, desbancando al francés, que desciende a la tercera posición con el 7,1% de los puestos de trabajo.

 

En este mismo estudio también se destaca el aumento de ofertas de trabajo en las que se requiere al candidato conocimientos de idiomas como el chino o el arábe, así como otras lenguas, concretamente aquellas que se hablan en los países del este de Europa, como el ruso, el rumano, el checo o el polaco.

 

Por comunidades autonómas, Catauluña vuelve a ser la región que más solicita conocimientos de idiomas en sus ofertas, hasta un 43,7% de ellas. El segundo puesto lo ocupa el País Vasco (38,4%) y le sigue la Comunidad de Madrid (36,7%). Por otro lado, entre las comunidades que menos exigen como requisito alguna lengua extranjera se encuentran, Cantabria (17,6%), La Rioja (19,3%), Extremadura (20,4%), Canarias (22,6%) y Murcia (23,2%).

 

En estos casos, la cercanía a países extranjeros condiciona la demanda de otros idiomas. En el País Vasco y en Cataluña la demanda del francés se sitúa en el 10% de las ofertas, cuando la media nacional es del 7%. Del mismo modo, el portugues es requerido en mayor medida en Extremadura y en Galicia.

 

En cuanto a sectores, el sector sanitario se sitúa por primera vez como el que más demanda el conocimiento de idiomas, un 40,2% de las ofertas. A continuación, se sitúan las telecomunicaciones (39%) y en tercero lugar el sector de los recursos energéticos (38.4%).

 

Según Adecco, la redacción del curriculum en una lengua extranjera, las dinámicas de grupo y las entrevistas personales son claves para determinar el nivel de idiomas de un candidato.

El paro sube en 79.154 personas en octubre, su menor repunte en este mes desde 2010

europapress.es, 04/11/2014

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) se situó al finalizar octubre en 4.526.804 personas, tras subir en 79.154 desempleados respecto al mes anterior, su menor incremento en este mes desde 2010, según ha informado este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 

Con el aumento de octubre, el paro encadena tres meses consecutivos de incrementos. Octubre es un mes en el que siempre se ha incrementado el paro por el fin de la campaña de verano. Desde el comienzo de la serie, en 1996, el paro ha crecido en todos los meses de octubre, siendo los mayores ascensos los de 2008 (+192.658) y 2011 (+134.182). El año pasado, el paro subió en octubre en 87.028 personas.

 

En los últimos seis años, el paro registrado ha aumentado por término medio en los meses de octubre en más de 118.000 personas, según ha resaltado el Ministerio.

 

En términos desestacionalizados, el paro registrado disminuyó en 19.393 personas en el décimo mes del año, el mejor dato en un mes de octubre desde 1998.

 

Durante los últimos doce meses, el desempleo se ha reducido en 284.579 personas, con lo que la tasa interanual se sitúa en el -5,91%, "la mayor disminución interanual en un mes de octubre desde 1998", según Empleo.

 

El Departamento que dirige Fátima Báñez ha resaltado que en el acumulado del año (enero-octubre), el paro ha bajado en 174.534 personas, su mayor reducción desde 1998.

 

Para la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, las cifras del mes de octubre mantienen la tendencia positiva del paro registrado que se viene observando en el último año y "consolidan" el buen comportamiento que se lleva registrando desde el inicio del año, "mejor que en ejercicios anteriores a la crisis".

 

Sube en ambos sexos

Según los datos de Empleo, el paro bajó en octubre en ambos sexos, con descensos de 40.459 varones en el desempleo masculino (-1,9%) y de 38.695 mujeres en el paro femenino (-1,6%). Así, el total de mujeres en paro se situó al finalizar el mes pasado en 2.390.577 y el de varones, en 2.136.227.

 

El paro bajó en octubre en la construcción, con 8.975 desempleados menos (-1,6%), y en el colectivo sin empleo anterior, con 744 parados menos (-0,19%) y subió en el resto de sectores, especialmente en los servicios, con 61.224 desempleados más (+2,1%), seguido de la agricultura, que sumó 24.606 parados más (+12,3%), y la industria, que registró un incremento de 3.043 desempleados (+0,67%).

 

Por edades, el desempleo se incrementó en 9.703 personas entre los menores de 25 años (+2,3%), mientras que entre los mayores de dicha edad aumentó en 69.451 personas, un 1,7% más respecto a septiembre. El Ministerio ha subrayado que, en términos interanuales, el paro de los jóvenes menores de 25 años se ha reducido en 31.114 personas, un 6,9%.

 

Baja en dos comuniades

La población extranjera aumentó su número de parados en el décimo mes del año en 19.504 desempleados respecto a septiembre (+3,8%). En total, los inmigrantes en paro sumaban al finalizar el mes pasado 529.321 desempleados, con un descenso de 30.600 parados (-5,5%) respecto a octubre de 2013.

 

Por comunidades autónomas, el desempleo descendió en octubre en dos de ellas: Comunidad Valenciana (-4.734 parados) y Canarias (-846 desempleados) y subió en las 15 restantes, encabezadas por Andalucía (+15.058 parados) y Castilla-La Mancha (+14.681 desempleados).

 

Suben los contratos indefinidos

En cuanto a la contratación, en octubre se registraron en el antiguo Inem un total de 1.702.152 contratos, un 7,6% más que en igual mes de 2013. Del conjunto de contratos, 148.876 fueron contratos fijos, cifra que equivale al 8,75% del total de la contratación y que supera en un 24,7% a la de un año antes.

 

Entre enero y octubre, se han realizado más de 13,9 millones de contratos, un 13,8% más que en igual periodo de 2013, de los que 1.132.910 tenían carácter indefinido, un 18,3% más que en los diez primeros meses del año pasado.

 

En octubre se celebraron 12.788 contratos de formación y aprendizaje, un 17% más que un año antes, mientras que los contratos en prácticas sumaron 7.585, un 19% más respecto a octubre de 2013.

 

En el décimo mes del año se realizaron un total de 20.373 contratos de carácter formativo, mientras que 1.532.903 fueron otro tipo de contratos de carácter temporal, de los que el 22,2% eran eventuales por circunstancias de la producción y el 28,2% de obra o servicio. Además, los contratos temporales con jornada a tiempo parcial ascendieron a 578.328 (el 33,9%).

 

Empleo asegura que la prestación para parados de larga duración se anunciará en breve

abc.es, 04/11/2014

 Junto a la ayuda económica habrá «muchísimas instrucciones» para reinsertar a este colectivo en el mundo laboral

 

La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha dicho este martes que la prestación para parados que llevan más de un año en el desempleo y tienen cargas familiares está "muy avanzada" y se anunciará en "próximas fechas".

 

En la rueda de prensa para valorar los datos de paro registrado, Hidalgo ha asegurado que el Gobierno "trabaja intensamente" para cumplir los compromisos adquiridos con los agentes sociales el 29 de julio y que preveía, en principio, la puesta en marcha de esta prestación en octubre.

 

Hidalgo ha insistido en que el Gobierno y los interlocutores sociales "cumplirán el compromiso", y ha explicado que se está configurando como una medida de activación, donde junto a la ayuda económica habrá muchísimas instrucciones para poder engarzar a este colectivo especialmente vulnerable en el mundo laboral.

 

La semana pasada, la ministra de Empleo, Fátima Báñez recordó que el Ejecutivo también se ha comprometido a mantener el plan Prepara, la ayuda de 400 euros a los desempleados que hayan perdido la prestación o el subsidio, hasta que la tasa de desempleo baje del 20% (ahora está en el 23,67%).

 

Las mujeres con al menos dos hijos son más productivas en el trabajo

abc.es, 07/11/2014

Las madres se vuelven más eficaces una vez que sus vástagos han crecido, según un estudio del Banco de Reserva Federal de San Luis (EE.UU)

 

Las mujeres con al menos dos hijos son las más productivas en el trabajo. Esta es una de las conclusiones extraídas de una investigación del Banco de Reserva Federal de San Luis (EE.UU) recogido por «The Washington Post». Para realizar el informe, los investigadores contabilizaron los estudios académicos publicados por 10.000 economistas hombres y mujeres.

 

Los resultados indican que los padres de un solo hijo y los que no tienen ninguno realizan de manera similar la misma actividad a lo largo de gran parte de sus carreras. Sin embargo, los hombres con dos o más hijos eran más productivos que los pertenecientes a los dos grupos anteriores.

 

Las diferencias fueron aún más acentuadas en el caso de las mujeres. Las que no tuvieron hijos durante sus primeros cinco años de carrera fueron menos productivas que las que tuvieron al menos uno. En el caso de las que tuvieron un mínimo de dos, su carrera profesional fue aún mejor.

 

Los investigadores puntualizan que la eficiencia en el trabajo cae cuando los hijos son más pequeños. La productividad decrece en un 9,5% con el primer hijo; un 12,5% con el segundo y un 11% con el tercero. No obstante, una vez que lo hijos crecen, el efecto es el contrario: las madres destacan por su desempeño laboral frente a las que no lo son.

 

Christian Zimmerman, uno de los investigadores del trabajo, explica que es posible que el tipo de mujeres con más probabilidades de tener varios hijos también podría ser el tipo de féminas con más probabilidades de tener éxito como economistas académicos.

 

Otras de las razones pueden encontrarse en que las madres son más organizadas, tienen una reputación consolidada o simplemente, se sienten cómodas cuando dedican tiempo al trabajo como una forma de liberación de las tareas del hogar.

 

Ver otras semanas