Unas 350.000 viudas cobrarán más a partir de enero del 2012

La aplicación paulatina de la reforma de las pensiones comenzará el próximo enero. Además de iniciar el incremento de la edad de jubilación, tendrá un efecto positivo para uno de los colectivos más pobres de la Seguridad Social. Alrededor de 350.000 perceptores de pensiones de viudedad cobrarán algo más a partir de enero gracias a una de las mejoras introducidas en el sistema público, según los cálculos de beneficiarios potenciales que ha realizado el Gobierno.

 

El Ministerio de Trabajo ha llevado a cabo en los últimos meses un cruce de datos entre los titulares de pensiones de viudedad, la Agencia Tributaria y las haciendas forales para determinar quién cumple con los requisitos para que se le aplique la mejora acordada. La cifra inicial es de 346.932 personas con más de 65 años y que no superan el límite de renta fijado al no cobrar el complemento a mínimos, aunque el número se incrementará probablemente hasta los 390.000 beneficiarios en el momento de aplicación efectiva del cambio, según indicaron fuentes del Ministerio de Trabajo.

 

La mejora consiste en un incremento de la pensión a través de un aumento del porcentaje de la base reguladora que se tiene en cuenta, que pasará del 52% actual al 60%. El incremento se producirá de forma progresiva a un ritmo de un punto por año, con lo que la reforma de la prestación de viudedad culminará en el 2020.

 

La pensión media de viudedad era en octubre pasado de 587 euros, que es fruto de aplicar el 52% a una base reguladora de cotización de 1.128 euros. A partir de enero, cuando se calcule la pensión con el 53% de la cotización, empezará a cobrar 10 euros más, hasta 597 euros. Al final del periodo transitorio, en el 2020, la viudedad percibirá 677 euros, es decir, casi 90 euros más al mes respecto a la situación actual.

 

Aunque el porcentaje de mejora será igual para todos los beneficiarios, equivalente al 15,3%, en términos absolutos los pensionistas que saldrán mejor parados son los del País Vasco, que pasarán de cobrar 695 euros en el 2011 a 801 en el 2020. En el caso de Catalunya, la mejora será muy similar a la media al pasar de 589 euros de pensión media ahora a 679 en el 2020.

 

Estudio Conjunto

 

En total, la Seguridad Social y Hacienda han cruzado datos de más de un millón de perceptores de la pensión de viudedad que por la edad se pueden acoger a la modificación. De ellos, 413.974 carecen de complemento a mínimos y, descontando los que superan el límite de ingresos, quedan los 346.932 beneficiarios, según los datos del estudio llevado a cabo por los ministerios de Trabajo y Hacienda.

 

Esta mejora es el resultado de la negociación mantenida entre el PSOE y los partidos de la oposición durante la tramitación parlamentaria de la reforma de las pensiones. En este punto, CiU pedía inicialmente un incremento mayor de la base de cálculo hasta el 70% de la cotización del cónyuge, aunque finalmente quedó establecido en un 60% en una enmienda transaccional pactada con el PSOE.

 

El Gobierno argumentó que la propuesta de CiU tenía un coste inasumible que podía rondar los 5.000 millones cuando estuviera plenamente implantada la mejora. Con el aumento de la base de cálculo hasta el 60%, la Seguridad Social tendrá que hacer frente a un coste «mucho menor», según destacaron fuentes de Trabajo.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación