Los funcionarios cobrarán la cuarta parte de la 'extra' en enero

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha confirmado este miércoles que los funcionarios de la Administración General del Estado (AGE) cobrarán en la próxima nómina de enero la cuarta parte de la paga 'extra' de Navidad que fue “desplazada” en 2012.

 

Durante su intervención en el Pleno del Congreso de los Diputados para el debate del dictamen del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2015, Montoro ha dicho que el Gobierno hará esta primera devolución después de que “ha comprobado que las condiciones económicas han mejorado y que la situación de las cuentas públicas lo permiten”.

 

Con todo, Montoro ha indicado que de acuerdo con los Presupuestos para el próximo año “el gasto de la función pública se seguirá reduciendo” a pesar de este desembolso en favor de los funcionarios.

 

En este sentido, ha indicado que, gracias a la política de austeridad impulsada por el Gobierno desde finales de 2011 y al aumento de la productividad en el sector público, su volumen ha vuelto a niveles de hace 10 años y se ha logrado reducir el absentismo en la Administración hasta equipararlo al del sector privado.

 

Mención aparte ha dedicado Montoro al funcionamiento de la Agencia Tributaria, cuyo presupuestos para 2015 se dedica en un 68% para la lucha contra el fraude. Así, ha indicado que Hacienda hará un “esfuerzo adicional para reforzar los recursos humanos de la AEAT”.

 

En este punto, Montoro ha recordado que para los servicios esenciales, dicha tasa de reposición se elevará en 2015 del 10% al 50%, pero ha señalado que “es factible que la AEAT pueda cubrir la totalidad de las vacantes”, respetando ese 50% de media.

 

Por otro lado, Montoro ha señalado que estos Presupuestos para 2015 “nacen en un contexto muy diferente al de los tres anteriores”. Así, ha recordado que el Gobierno espera que la economía española crezca un 1,3% en 2014 y que, contando con que se mantenga la devaluación del dólar respecto al dólar y la reducción del precio internacional de materias primas, lo hará en cinco décimas más en 2015.

 

“La situación económica ha mejorado claramente y el potencial de seguir avanzando es mucho mayor. No podemos abandonar las líneas maestras de las políticas económicas: la austeridad en el gasto público y las reformas estructurales”, ha añadido. EL PSOE DICE QUE LOS PGE SON “UN DRAMA”.

 

Frente al discurso de Montoro, el portavoz de Hacienda del PSOE, Pedro Saura, ha indicado que este Presupuesto para 2015, “la suma acumulada de todos los de la legislatura”, tiene detrás “ideología y, sobre todo, desigualdad”.

 

“Es un drama”, ha asegurado Saura, para añadir que “la combinación de bajar impuestos en las rentas más altas y reducir el peso de las políticas sociales en relación al PIB esa una combinación que lleva al incremento de esa desigualdad”.

 

Dicho esto, Saura ha añadido que “esta apuesta por la desigualdad no conduce a ningún sitio, a que no se produzca la recuperación”.

 

El portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, ha dicho que a su formación le hubiera gustado unos Presupuestos “más sensibles” con las capas sociales más necesitadas, como los pensionistas, así como haber abordado su debate con una discusión previa de la reforma fiscal y con un nuevo sistema de financiación autonómica ya definido.

 

El diputado de la Izquierda Plural, Alberto Garzón, ha dicho, en su turno de intervención, no compartir “en absoluto” la ideología de los Presupuestos para el próximo año y ha acusado a Montoro de realizar un relato “muy autocomplaciente” de la realidad.

 

“Cuando habla de recuperación de la economía tiene que referirse necesariamente de una minoría social, porque la mayoría no la está sintiendo”, ha dicho, para a renglón seguido echar en cara al ministro de Hacienda que “el salario mediano del primer empleo ha retrocedido a niveles de hace 30 años y la temporalidad también se ha disparado, hasta tal punto, de que si en 2007 era del 84%, en esa recuperación es del 94%”.

 

Por UPyD, Álvaro Anchuelo ha desconfiado de las previsiones de ingresos de Hacienda, “demasiado optimistas”, y de que la deuda pública se encuentre por encima del 100%. “No está mal para un ministro tan austero”, ha dicho.

 

Ha criticado también la reforma tributaria y el tratamiento a los empleados públicos, a los que se les aplica: “Congelación salarial y les devuelvo, porque no tengo otro remedio, un cuarto de la paga extra que les quité”, ha censurado.

 

La diputada del BNG Olaya Fernández ha censurado que la reforma fiscal “resta progresividad” y ha exigido más recursos para la lucha contra el fraude y para los ayuntamientos, ayudas al sector del comercio, al lácteo y a los investigadores, así como la rebaja del IVA para el sector de flores y planteas ornamentales, “que sufre una grave crisis”.

 

Finalmente, la diputada del PP Ana Madrazo ha defendido que el Presupuesto “sigue comprometido con la consolidación fiscal”, compatible que “bajar impuestos a familias y empresas”. “Es algo reconocido dentro y fuera de las fronteras, pero los partidos de la oposición se empeñan en echar todo este trabajo por tierra”.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación