La OIT alerta sobre el daño del empleo temporal a la empresa

 

Tener muchos trabajadores contratados temporalmente, a tiempo parcial o como falsos autónomos puede salir barato al empresario en un principio pero estas modalidades de empleo “tienen importantes pero aún subestimadas consecuencias para las empresas”. Así lo concluye el último informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en cuyo estudio ha incluido los contratos eventuales, las jornadas a tiempo parcial, las contrataciones por pocas horas o a llamada del empresario, el uso de trabajadores cedidos por empresas de trabajo temporal (ETT) y los casos de falsos trabajadores por cuenta propia. La tasa española de temporalidad ha vuelto a escalar al 27%, la más alta desde 2008, frente a una media, a nivel mundial, del 11%. 

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación