Resumen de Prensa Semanal

Semana 47

18/11/2013 al 24/11/2013

Ver otras semanas

El gasto en desempleo cae porque se agotan las ayudas y llegan menos parados

cincodias.com, 18/11/2013

La tasa de cobertura ha bajado siete puntos del 67% al 60% desde agosto de 2012 hasa ahora

 

El número de parados que no tiene prestación por desempleo supera ya los dos millones. Según los datos oficiales, en España existían en agosto 4.724.355 parados registrados. De este total, había 2.721.296 que cobran algún tipo de ayuda económica (prestación contributiva, subsidio, renta activa de inserción o subsidio de eventuales agrarios). Esto deja otro total de2.003.059 desempleados que no cobran nada, bien porque no han generado el derecho o porque han agotado todo tipo de ayudas. Esto supone que, en el último año, este colectivo de desempleados que ya no cobra ningún tipo de ayuda económica ha aumentado un 7%, según los últimos datos disponibles que son los de septiembre.

 

De esta forma, en este periodo se ha desplomado la denominada tasa de cobertura, que mide el porcentaje de parados que cobra ayudas –excluidos los beneficiarios del Plan Prepara– del total de parados registrados. Esta tasa se ha recortado del 67% en agosto de 2012 al 60% en septiembre pasado;después de que tras la primera gran oleada de despidos de la crisis, a finales de 2009, registrara su máximo histórico con el 72% de los parados protegidos por distintas ayudas económicas.

 

Con ello, la factura mensual de estas prestaciones y subsidios, que ascendió en septiembre a 2.342 millones de euros, ha experimentado el mayor recorte en un mes desde el inicio de la crisis. Así, en la actualidad se gasta casi un 10% menos en protección por desempleo que hace un año. En concreto, 247 millones menos al mes. Si este ahorro se mantuviera en los próximos doce meses a finales de 2014 la factura anual del desempleo podría ser unos 3.000 millones más barata.

 

¿Por qué se está produciendo esta situación? Fundamentalmente es fruto de tres factores que se están registrando a la vez. En primer lugar, el efecto agotamiento es cada vez más evidente. Esto significa que el alargamiento de la crisis genera que cada vez más parados agoten las prestaciones y subsidios a los que tienen derecho sin que hayan encontrado un trabajo.

 

La cantidad de parados de larga duración que perdieron su empleo hace más de un año lleva enquistada en más de la mitad del total de desempleados desde hace más doce meses. Esta situación está generando la salida de un buen número de beneficiarios del sistema.

 

La ayuda se recorta con el tiempo

En segundo lugar, otra situación derivada de la anterior es que la prolongación de la crisis económica hace que se desplace el tipo de ayuda económica que cobran los parados, desde la prestación contributiva –que es a la que se tiene derecho por haber cotizado al menos un año y que tiene un máximo de dos años de cobro si se han cotizado seis–, que es de mayor cuantía, a los distintos subsidios, más baratos.

 

Así, ya desde finales de 2010 se invirtió lo que venía siendo históricamente habitual y ese ejercicio cerró con 100.000 perceptores de subsidios más que de prestaciones contributivas. Esta brecha se ha ido acrecentando y en la actualidad, el Ministerio de Empleo contabiliza 300.000 beneficiarios de ayudas asistenciales más que perceptores de la prestación contributiva.

 

Esto se ve reflejado en el gasto medio por desempleado, que ha pasado de los 937 euros en septiembre de 2012 a 883 euros, un 5,8% menos.

 

Finalmente y como tercera causa del abaratamiento de la nómina del desempleo se observa que desde marzo se han registrado dos trimestres consecutivos con creación de empleo, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), lo que ha frenado notablemente el ritmo de destrucción de ocupación en términos interanuales. Este comportamiento más positivo del empleo se ha visto ratificado por los últimos datos de afiliación a la Seguridad Social y de paro registrado del mes de octubre, cuando, por primera vez desde 2007 desde que empezara la crisis, se ha registrado menos desempleados registrados que los que había hace justo un año.

 

Esto está generando igualmente un menor acceso inicial al sistema de prestaciones. Si hace un año las solicitudes de prestaciones y subsidios crecían a un ritmo del 24% anual, en septiembre pasado se registró una caída de las nuevas demandas de ayudas del 6,5% respecto al mismo mes del año anterior. Y son precisamente las solicitudes de prestaciones contributivas las que están cayendo más: un 14,4% menos que hace un año, frente a un aumento del 6,4% del subsidio y del 25,7% de la Renta Activa de Inserción.

 

Equilibrar el presupuesto

En este escenario, el Ministerio de Empleo ha elaborado un presupuesto de gasto en desempleo para 2014 que, por primera vez en la crisis, quizás pueda cumplir sin necesidad de recurrir a créditos extraordinarios. De hecho, lo más probable es que los factores citados hagan que ya en 2013 Empleo no tenga que agotar, en el pago de las ayudas por desempleo, los 5.000 millones de línea de créditos adicionales aprobados a mitad de año.

 

Según fuentes conocedoras del presupuesto, de esta cantidad, el Gobierno probablemente use 2.000 millones por el aumento del gasto y alrededor de otros 1.500 por una disminución de ingresos mayor a la estimada.

 

De esta forma, el gasto en protección por desempleo previsto inicialmente para 2013, que sumaba 26.696 millones de euros, podría ascender al cierre del ejercicio a una cantidad de entre 29.000 y 30.000 millones, según estas mismas fuentes. Esta cantidad es similar a los 29.469 millones presupuestados para 2014 que, “es un gasto cumplible, que incluso podría ser finalmente inferior”, si se produce la esperada recuperación del empleo, además del aumento de ingresos que supone el alza del 5% de las bases máximas y el menor coste por la llegada cada vez menor de nuevos beneficiarios, explican estas fuentes.

 

Los autónomos podrán cambiar su base de cotización cada mes

cincodias.com, 19/11/2013

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social está diseñando una Orden Ministerial para permitir a los autónomos elegir sus bases de cotización cada mes y no sólo dos veces al año, como sucede actualmente, según ha informado este martes la organización de autónomos UPTA.

 

Cuando entre en vigor esta Orden Ministerial, previsiblemente, en enero de 2014, los trabajadores por cuenta propia podrán modificar con carácter mensual su base de cotización y elegir entre la mínima (875,70 euros para 2014) y la máxima (3.597 euros). Actualmente, los autónomos sólo pueden solicitar el cambio de base de cotización en dos fecha, el 1 de mayo y el 1 de octubre, y hace escasamente dos años sólo podían hacerlo una vez al año.

 

El objetivo es que estos trabajadores adapten su cotización a sus ingresos reales. Así, dadas las oscilaciones de los ingresos que perciben los emprendedores, éstos podrán adecuar sus bases de cotización y no aferrarse a una única base, que además suele ser la mínima, que es la base por la que cotizan el 82% de los trabajadores por cuenta propia.

 

Esta medida sólo se podrá aplicar a través del sistema telemático de la Seguridad Social. De hecho, es precisamente el uso generalizado de internet para la gestión de las altas y bajas del colectivo, lo que ha permitido llevar a cabo esta medida.

 

Desde la Federación de Trabajadores Autónomos (ATA) opinan que esto permitirá a muchos autónomos que realizan labores muy estacioales, como la hostelería, subir sus bases de cotización en los momentos punta de actividad, lo que en términos agregados repercutirá en un alza de la base media de cotización de este colectivo.

 

El Supremo anula parcialmente un ERE que la empresa extendió al personal de huelga

eleconomista.es, 19/11/2013

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha anulado parcialmente el ERE de extinción presentado por la empresa Celsa Atlantic (Laminaciones Arregui) al considerar que amplió el número de despidos a la totalidad de la plantilla tras declarar ésta la convocatoria de una huelga indefinida.

 

La empresa inició en abril de 2012, una vez aprobada la reforma laboral, un ERE extintivo para 91 trabajadores. El 3 de mayo, el comité intercentros declaraba huelga indefinida a partir del 8 de mayo. Al día siguiente de iniciarse la huelga, la empresa comunicaba la apertura de un periodo de consultas para el despido de todos los trabajadores de sus centros de Vitoria y Urbina, 358 en total.

 

Relación entre huelga y despidos

Al concluir sin acuerdo dicho periodo de consultas, la dirección de la empresa informó el 18 de junio de 2012 a la autoridad laboral del cierre definitivo de ambos centros de trabajo, según un calendario que finalizaría en diciembre de ese año.

El sindicato ELA y el Comité Intercentros impugnaron el ERE ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) por vulneración de los derechos fundamentales de huelga y libertad sindical. El TSJPV, con fecha 9 de octubre de 2012, falló en contra de la empresa y declaró nulo el despido de toda la plantilla.

 

La empresa presentó entonces un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, que ahora le ha dado parcialmente la razón. Por un lado, el Alto Tribunal declara la legalidad de los 91 despidos anunciados inicialmente por la empresa, pero juzga nulos el resto al entender que la decisión de la empresa de elevar los despidos está relacionada directamente con la convocatoria de huelga.

"A la vista de la cronología de los hechos, parece muy evidente la vinculación o conexión causal entre la declaración y convocatoria de la huelga acordada por el comité intercentros y la reacción empresarial de convertir el despido colectivo de parte de la plantilla en el despido colectivo de la totalidad de la plantilla", sostiene el Supremo.

 

Lesión del derecho a huelga

A su entender, y no habiéndose producido cambios significativos en la situación de la empresa en los dos meses que transcurren desde la apertura del primer periodo de consultas al anuncio del cierre definitivo de los dos centros afectados, la elevación del número de trabajadores despedidos supone una medida de "retorsión lesiva" del derecho de huelga.

 

Sin embargo, el Supremo deja claro que, aunque buena parte de los despidos son nulos por haberse vulnerado el derecho de huelga, no lo son los 91 anunciados previamente, que además considera que se ajustan a las causas económicas alegadas por la empresa.

 

Entre junio y septiembre de 2012, Celsa Atlantic despidió a 178 trabajadores. Todos habían secundado la huelga, excepto cuatro.

 

El fallo del Supremo consta de dos votos particulares. El primero lo firma el magistrado Fernando Salinas y a su voto particular se adhieren otros cuatro magistrados, mientras que el segundo lo formula la magistrada Lourdes Arastey. Ambos entienden que el Supremo debía haber confirmado la sentencia del TSJPV y haber declarado nulos todos los despidos.

 

La economía sumergida en el campo alcanza hasta el 90% en algunas provincias

abc.es, 20/11/2013

En el primer semestre del año se han dejado de declarar 13,66 millones de jornadas, sin que haya circunstancias especiales que justifiquen la caída

 

La economía sumergida en el campo español alcanza hasta el 90% en algunas provincias. Ese es el «alarmante» dato que ayer ofreció el secretario general de la Federación Agroalimentaria de CC.OO., Jesús Villar Rodríguez, en la Comisión de Agricultura del Congreso. El sindicalista ha explicado a los diputados el estudio DELCA que ha realizado Comisiones Obreras, cruzando datos de fuentes oficiales desde 2003 para detectar «qué estaba ocurriendo en cada una de las campañas, superficie provincial en hectáreas por cultivo, número de jornales requeridos por cultivo, hectárea y año; y porcentaje de trabajo por cultivo que es asalariado y de campaña frente a la agricultura autónoma».

 

De dicho documento se concluye que el dato más alto de economía sumergida se da en los cítricos en Valencia, con un indicador del 0,90 -siendo 1 el valor máximo, equivalente al 100% de la actividad-. Además, en Murcia el trabajo en negro en el campo es del 0,49, mientras que en Huelva llega al 0,32 y en Huesca, al 0,29. A resultas del estudio, el sindicato concluye que «cuanto más corta e intensiva es la campaña más economía sumergida se da». «Así de claro. Si dura menos y hay más mano de obra, se da un mayor abuso», insistió Villar Rodríguez.

 

Caída en las jornadas

De hecho, según datos de la Seguridad Social que puso sobre la mesa, en el primer semestre del año el número se han dejado de declarar 13,66 millones de jornadas, a pesar de que no ha habido circunstancias meteorológicas (sequía, inundaciones...) ni cambios tecnológicos que justifiquen esta caída. «De hecho, ha habido mucha más producción. Lo que hay es una economía sumergida galopante que hay que combatir», expuso.

 

A renglón seguido, puso en valor dos iniciativas, desarrolladas respectivamente en Castilla-La Mancha entre 2008 y 2010, y en Sevilla en 2009, de cruce de datos entre la Seguridad Social, la Inspección de Trabajo, la comunidad autónoma, los ayuntamientos, los agentes sociales, las fuerzas y cuerpos de seguridad y otras administraciones para detectar la economía sumergida. «En Sevilla se han creado diez mesas para intervenir directamente en las fincas, para ir con un mecanismo y con un plan de trabajo para combatir la economía sumergida. Y ha habido buenos resultados, insuficientes, pero se ha detectado en la puerta de las fincas la ocultación de cientos de miles de trabajadores que no estaban dados de alta», ha afirmado el responsable de Comisiones Obreras. Asimismo, adviritió de un «nuevo fenómeno de economía sumergida muy peligroso» como es la venta de fitosanitarios y de insumos en negro. «Es una alerta, además de económica, sanitaria y preocupante que debiera ser objeto de atención», insistió.

 

Colectivo invisible

El sindicalista también alertó de que los casi 800.000 trabajadores asalariados del campo y las 290.000 personas que quieren entrar en el sector constituyen un colectivo «invisible», tanto para las autoridades nacionales como para las europeas a la hora de decidir y tramitar la normativa que les afecta. Además, sufren «el doble» de precariedad que cualquier otro sector, con un 80%, y pese a cotizar más que los asalariados del Régimen General reciben «menos prestaciones» y tampoco cuenta con subsidios agrarios salvo en Extremadura y Andalucía, pese a que «es un compromiso recogido en la Ley de la Seguridad Social y que no se mantiene». También son los «olvidados» de los seguros agrarios, que no cubren a los asalariados ante plagas, incendios, inundaciones y otras catástrofes. «Yo creo que el sector agrario está infrautilizado. Es un sector refugio de otros, pero debería ser un sector tan digno y profesionalizado como otros, y en el que se puede generar más empleo», reivindicó Villar Rodríguez.

 

Finalmente, el sindicalista planteó algunas sugerencias y reclamaciones de los representantes de los trabajadores, tales como que el cruce de información sea «políticamente inexcusable» para conocer la realidad de la economía sumergida en el sector. «No se ha hecho en décadas y no puede haber fondos públicos a través de la Política Agraria Común (PAC) y otras vías sin que esos datos sean públicos y se crucen para que no se favorezca a economías ilegales», exigió.

 

 

El calendario laboral para 2014 recoge nueve fiestas nacionales

lavanguardia.es, 20/11/2013

El próximo año habrá ocho días festivos de ámbito estatal "no sustituibles" y el Gobierno quiere acortar los puentes

 

El calendario laboral para 2014 recoge un total de nueve festivos nacionales comunes a todas las comunidades autónomas, de las que sólo tres se celebrarán entre semana, según una resolución de la Dirección General de Empleo publicada hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

 

En concreto, el próximo año habrá ocho días festivos estatales "no sustituibles": el miércoles 1 de enero (Año Nuevo), el viernes 18 de abril (Viernes Santo), el jueves 1 de mayo (Fiesta del Trabajo), el viernes 15 de agosto (Asunción de la Virgen), el sábado 1 de noviembre (Día de Todos los Santos), el sábado 6 de diciembre (Día de la Constitución), el lunes 8 de diciembre (Inmaculada Concepción) y el jueves 25 de diciembre (Natividad del Señor).

 

A estos ocho festivos "no sustituibles" hay que sumar otro más, el lunes 6 de enero (Epifanía del Señor), que será fiesta en todas las comunidades autónomas porque ninguna comunidad autónoma ha ejercido su facultad de cambiar este festivo a otro día. Así, en total serán nueve los festivos comunes a toda España en 2014.

 

En 2014 no se añade como festivo estatal el 12 de octubre (Fiesta Nacional de España) por caer en domingo, si bien el lunes 13 de octubre será festivo en algunas comunidades, concretamente en Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla y León y Extremadura.

 

En virtud de la facultad de los gobiernos autonómicos de cambiar determinadas fiestas, el 17 de abril (Jueves Santo) será festivo en todas las comunidades autónomas, salvo en Catalunya y Comunidad Valenciana, mientras que el 19 de marzo (San José) sólo será festivo en Comunidad Valenciana, Murcia y Navarra. Por su parte, el 25 de julio (Santiago Apóstol) sólo será festivo en Cantabria.

 

Además de las fiestas de carácter estatal, cada comunidad autónoma tiene la potestad de fijar tres fiestas propias en su territorio, del mismo modo que cada Ayuntamiento fija dos fiestas de ámbito local.

 

Evitar los largos puentes

El Gobierno sigue trabajando en los cambios legislativos que posibilitarán la movilidad de determinados festivos, los que caen entre semana, para reducir los 'macropuentes' y hacer más eficaz el calendario laboral.

 

Los tres días que se decidió son susceptibles de ser desplazados a un lunes son el 15 de agosto (Asunción de la Virgen), 1 de noviembre (Día de Todos los Santos) y 6 de diciembre (Día de la Constitución Española).

 

Un total de 418 trabajadores fallecieron en accidente laboral

europapress.es, 20/11/2013

Un total de 418 trabajadores fallecieron en accidente laboral en los nueve primeros meses del año, ocho menos que en igual periodo del año pasado (-1,9%), según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 

De estos fallecimientos, un total de 333 se produjeron durante la jornada de trabajo, tres menos que en igual periodo de 2012, lo que en términos relativos implica un descenso del 0,9%.

 

Los 85 accidentes mortales restantes registrados hasta septiembre fueron "in itínere" (los que se producen en el trayecto de casa al trabajo y viceversa), con un descenso del 5,6% sobre los nueve primeros meses de 2012.

 

Por sectores, en los servicios fallecieron 187 trabajadores hasta septiembre (+16,1%), en la industria se produjeron 57 accidentes mortales (-24%); en la construcción murieron 50 trabajadores (-9,1%), y en la agricultura perdieron la vida 39 trabajadores (-13,3%).

Infartos y derrames, principal causa de la mortalidad laboral

Infartos, derrames cerebrales y otras patologías no traumáticas causaron la muerte de 162 trabajadores entre enero y septiembre, un 24,6% más que en el mismo periodo de 2012, mientras que los accidentes de tráfico fueron responsables de 56 fallecimientos, con un aumento del 5,7% respecto al periodo enero-septiembre del año pasado.

 

Por aplastamientos, amputaciones o quedarse atrapados fallecieron 35 trabajadores (-18,6%), por choques o golpes contra objetos inmóviles murieron 29 trabajadores (-31%), y por colisiones contra objetos en movimiento perdieron la vida 27 trabajadores, los mismos que en los nueve primeros meses de 2012.

 

Hasta septiembre se registraron 338.517 accidentes laborales con baja, lo que supone un descenso del 2,9% respecto al número de siniestros registrado en enero-septiembre de 2012, cuando se produjeron 303.195 accidentes.

 

Servicios, el sector con más accidentes

Del conjunto de siniestros, 293.432 accidentes se registraron en el lugar de trabajo y 45.085 fueron siniestros "in itínere". Los primeros descendieron un 3,2% respecto a enero-septiembre del año pasado, mientras que los segundos bajaron un 1%.

 

Los accidentes leves con baja en el puesto de trabajo sumaron 290.678 hasta septiembre, un 3,1% menos, y los graves alcanzaron los 2.421, un 12,1% menos. En el caso de los siniestros "in itínere", se registraron 44.366 accidentes de carácter leve (-0,7%) y 634 de gravedad (-16,7%).

 

Por sectores, servicios registró el mayor número de accidentes con baja en jornada de trabajo, al aglutinar 181.842 siniestros (+2,3%), seguido de la industria, con 62.056 accidentes (-8,4%); la construcción, con 29.892 accidentes (-21,9%), y el sector agrario, que registró 19.642 siniestros (+1,6%).

 

La Seguridad Social pierde 5.849 personas afiliados extranjeros en septiembre

expansion.com, 21/11/2013

Los La afiliación a la Seguridad Social de trabajadores extranjeros se situó en septiembre en 1.590.436. Esta cifra supone un descenso de 5.849 ocupados, lo que equivale al 0,37%, según los datos del Ministerio de Empleo.

 

Con el descenso de octubre, la afiliación de extranjeros encadena cinco meses a la baja tras haber perdido más de 54.000 cotizantes en junio, julio, agosto y septiembre. En términos interanuales, el retroceso es del 6,55% frente al 2,25% del conjunto del sistema.

 

"La Rioja y Extremadura son las comunidades que registran el mayor incremento intermensual, con 15,3% y 14,60% respectivamente; seguidas de Castilla y León (7,59%), Andalucía (4,71%) y la Comunidad Valenciana (3,98%). En el resto de las Comunidades Autónomas se consignan descensos en la cifra de afiliados extranjeros, datos que coinciden con la variación de las temporadas agrícolas", asegura Empleo.

 

En el resto de las comunidades autónomas se experimentaron descensos en la cifra de afiliados extranjeros, datos que, según Empleo, coinciden con la variación de las temporadas agrícolas.

 

Del total de afiliados extranjeros existente a finales de octubre, 978.982 procedían de países extracomunitarios, mientras que 611.455 ocupados provenían de países de la UE.

 

El salario medio anual fue de 22.072 euros en 2012, un 2,5% menos que en 2011

abc.es, 22/11/2013

Del conjunto de asalariados, uno de cada tres (5,6 millones) presentaba en 2012 un sueldo inferior o equivalente al salario mínimo interprofesional

 

El salario medio anual se situó en 22.072 euros en 2012, cifra un 2,5% inferior a la de 2011, cuando el sueldo promedio era de 22.642 euros anuales (incluye las diferentes remuneraciones dinerarias o en especie que hayan percibido estos trabajadores en uno o varios trabajos), según la estadística de Mercado de Trabajo y Pensiones publicada este jueves por la Agencia Tributaria. En total, Hacienda contabilizó 11.969.031 asalariados en 2012, lo que supone 541.303 asalariados menos que en 2011 (-4,3%).

 

En cambio, contabilizando también a las personas que fueron en en 2012 asalariados y pensionistas (1,1 millones de personas), asalariados y desempleados (3,6 millones de personas) y a asalariados, pensionistas y desempleados (285.551 personas), los ingresos medios se situaron en 18.601 euros anuales, un 2,6 menos que en 2011. De este conjunto de asalariados, uno de cada tres (5,6 millones de asalariados) presentaba en 2012 unos ingresos inferiores o equivalentes al salario mínimo interprofesional (8.979,6 euros anuales o 641,4 euros al mes por catorce pagas).

 

En concreto, 3.493.532 personas, uno cada cinco, percibían unos ingresos de entre 0 y 0,5 veces el salario mínimo interprofesional (SMI) y 2.121.607, el equivalente al 12,4% del total de asalariados, cobraba entre 0,5 y 1 veces el SMI. De acuerdo con los datos de Hacienda, sólo el 0,77% de estos asalariados (132.604 trabajadores) presentaban en 2012 un sueldo más de diez veces superior al SMI, siendo el salario medio anual de este grupo de 146.312 euros, casi ocho veces más que el sueldo medio anual del total de asalariados. En comparación con el año 2007, en el arranque de la crisis, los ingresos medios del conjunto de los asalariados incluidos en la estadística prácticamente no ha variado, con un descenso del 0,14%. No obstante, en aquel año el número de perceptores era de 19,3 millones, frente a los 17 millones de 2012.

Pensión media anual

Por otro lado, la estadística también indica que la pensión media anual de los 7.585.207 beneficiarios existentes era de 13.396 euros en 2012, un 2,3% más que un año antes. Nuevamente, sumando asalariados y pensionistas (1,1 millones de personas), pensionistas y desempleados (198.586 personas) y asalariados, pensionistas y desempleados (285.551), esta prestación media se reduce a 12.570 euros anuales, un 2,8% más que en 2011 y un 21,3% superior a la que se percibía en 2007. En el caso del desempleo, Hacienda apunta que 1.732.099 personas cobraban 4.941 euros anuales en 2012, un 2,6% más que los 4.813 euros que percibían los 1.616.224 parados contabilizados en 2011. Sumando los asalariados y desempleados (3,6 millones de personas), los pensionistas y desempleados (198.586 personas) y los asalariados, pensionistas y desempleados (285.551 personas), hasta 5,8 millones de personas cobraban una prestación media de 3.850 euros anuales, frente a los 3.697 de un año antes y los 3.062 euros que cobraban en 2007, un 25,7% más.

 

Por franjas de edad, en 2012 había 829.086 personas de más de 55 años que cobraban una prestación media de 4.735 euros anuales, mientras que un año antes percibían 4.702 euros anuales. En comparación con 2007, cuando estos desempleados sumaban 489.460, la prestación media era de 4.326 euros anuales. En el caso de los desempleados menores de 25 años, las 398.714 personas que se encuadraban en este grupo en 2012 cobraban 2.485 euros anuales, lo mismo que un año antes, pero un 10% más que al inicio de la crisis, cuando percibían 2.247 euros anuales.

 

Ver otras semanas