Resumen de Prensa Semanal

Semana 47

17/11/2014 al 23/11/2014

Ver otras semanas

Casi dos millones de parados entre los 45 y los 64 años en el limbo

cincodias.com, 16/11/2014

Un 53% de los desempleados en esta franja de edad lleva más de dos años sin trabajo
 

El CES considera que este drama se está viendo "ensordecido" por el paro juvenil

 

Un millón ochocientos mil españoles pasan muy a su pesar los lunes al sol. Como los protagonistas de la popular película de Fernando León, del mismo título, ven cómo sus días transcurren entre la desesperación y la angustia. Sin empleo y sin la esperanza de encontrarlo, después de haber escuchado en demasiadas ocasiones un no por respuesta.

 

"Ya te llamaremos..., lo sentimos pero eres demasiado mayor, el problema es tu edad..." son algunas de las excusas que reciben los mayores de 45 años. Un colectivo «especialmente vulnerable» al desempleo de larga duración, ya que uno de cada dos parados se encuentra en esa franja de edad, según un informe del Consejo Económico y Social (CES).

 

Los grandes olvidados del drama del paro en España se sienten "invisibles", pero quieren hacer oír su voz porque todavía, aseguran, «tienen mucho que aportar». Un 53% de los desempleados mayores de 45 años llevan más de dos años en el paro y el 70% cuenta con una educación básica, lo que hace todavía más difícil su reinserción en el mercado laboral.

 

La construcción y la industria

La mayoría procede del sector de la construcción y de la industria, pero poco a poco se están incorporando a este grupo de parados muchas mujeres de los sectores tradicionales, sostiene el informe del CES, que señala que este drama se está viendo "ensordecido" por otro gran problema: el desempleo juvenil.

 

Pese a las dificultades y a las puertas que se les cerraban, algunos de estos parados han conseguido abrir pequeños huecos de esperanza. Es el caso de Rosa Peris, vicepresidenta de Encuentra empleo mayores de 50 años. Esta Licenciada en Bellas Artes vio cómo su vida se desmoronaba cuando se divorció y se quedó sin trabajo. Pasaba de los 50 años y encontrar un empleo se convirtió en una tarea ardua. Su hija le ayudó en la búsqueda y logró lo que parecía imposible. Entonces pensó que si lo había hecho con ella, podía ayudar a otros desempleados en su misma situación. Y ambas crearon una asociación que facilita a los parados mayores de 50 la búsqueda de empleo, al ofrecerles todas las ofertas que hay en el mercado teniendo en cuenta su perfil. "Tratamos de llevar esperanza a los parados e intentamos hacer ver a las empresas que la gente senior todavía tiene mucho que aportar", explica Peris, que añade que poco a poco "algunas empresas están tomando conciencia y dejando de discriminar por motivos de edad".

 

"Sigue habiendo discriminación», matiza Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, «pero es cierto que las empresas se están dando cuenta de que hay que eliminar estas barreras porque un 41% de los desempleados en España tienen más de 45 años y no se puede desaprovechar ese talento".

'Riesgo de pobreza'

El pasado mes de septiembre, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) instó a España a ayudar más a los parados de larga duración y, en especial, al colectivo de mayores de 45 años que han agotado todas las prestaciones para "atenuar el riesgo de pobreza". La situación es especialmente dramática para los parados con cargas familiares que no tienen prestación o a los que se les está agotando.

 

Para tratar de mejorar su dramático día a día, el CES propone que este colectivo "participe en todos los programas de empleo en proporción a su dimensión; también que se rebaje el requisito de edad para acceder al subsidio especial para mayores de 55 años que el Gobierno elevó, y que se reconsidere el diseño de Renta Activa de Inserción para elevar su duración o suprimir el número de veces que puede percibirse". Sin embargo, para Mesonero "los subsidios no son la solución. Es necesario poner el foco en las políticas activas de empleo", explica, y "dar formación a los parados para que se reciclen profesionalmente".

 

 

Los autónomos cobran el desempleo una media de seis meses

cincodias.com, 18/11/2014

A finales de 2010, los trabajadores autónomos lograron por fin una de sus demandas históricas:que el Gobierno creara un sistema de prestación por desempleo para el colectivo, que se denominó prestación por cese de actividad. Desde entonces estos trabajadores pueden cotizar por esta contingencia para cobrar una ayuda en el caso de que su negocio no vaya bien y tenga que cerrar. Sin embargo, el éxito de dicha prestación no ha sido el que se esperaba.

 

Desde el primer año de cobro, que fue 2012 (tienen que cotizar al menos 12 meses antes de tener derecho a cobrar, igual que los asalariados) el número de autónomos que cotizan por cese de actividad está siempre en el entorno de los 650.000 aproximadamente, poco más del 20% del total del colectivo.

 

Este volumen se ha mantenido más o menos estable, con ligeros aumentos o descensos hasta ahora. Si bien en los últimos meses se ha producido un par de circunstancias que han generado mejoras en la aplicación del sistema.

 

Estas mejoras han propiciado un aumento del número de cotizantes, un incremento del periodo medio de cobro de esta prestación y, sobre todo, un aumento en la cantidad de solicitudes de ayuda que las mutuas reconocen y abonan.

 

Así, los autónomos ha pasado de cobrar una media de cuatro meses la prestación, a un promedio de 6,2 meses, según los datos oficiales acumulados de los nueve primeros meses de 2014 elaborados por el Ministerio de Empleo.

 

Este periodo es comparable con el tiempo medio de cobro de las prestaciones contributivas por desempleo de los asalariados (excluidos los subsidios asistenciales). Según los datos cerrados de 2013, el 22% de los perceptores de una prestación por desempleo para asalariados lo cobró entre cuatro y ocho meses; el 17% entre dos y cuatro meses; el 16% entre ocho meses y un año. Y solo el 3% cobró el máximo de dos años reconocido legalmente.

 

Los autónomos también se quejaban de que el 80% de las solicitudes de esta prestación eran rechazadas por las mutuas. Estos datos también han cambiado a mejor, ya que entre enero y septiembre se han presentado un toal de 5.416 solicitudes, de las que se han reconocido el 37,2%. De esta forma la tasa de rechazo de solicitudes ha caído casi en veinte puntos porcentuales.

 

¿Por qué han ocurrido estas mejoras? Por un lado, el Ministerio de Empleo ha ido “limando” algunas disfunciones administrativas que se producían en las mutuas de la Seguridad Social –que son los organismos que gestionan esta prestación– y que estaban limitando el cobro de las ayudas, según fuentes conocedoras de la situación.

 

Así, a través de comunicaciones internas de la Seguridad Social a las mutuas, se ha pedido que en los casos en los que al autónomo que solicita la prestación le falte el pago de las cotizaciones de algún mes para reunir los doce meses exigidos para recibir dos meses la prestación, se le permita ponerse al día de las cuotas para reconocerle la ayuda.

 

Otra de las disfunciones que se ha intentado corregir desde la Seguridad Social es que se reconociera la prestación a los autónomos dependientes (trades), –que reciben al menos el 75% de sus ingresos de un solo pagador– aunque no estuvieran inscritos como tal y tuvieran el reconocimiento de su pagador.

 

Estas dos cuestiones ya corregidas se han incorporado a la nueva Ley de Mutuas, pendiente de su aprobación definitiva en el Parlamento.

 

Pero, además, la aprobación de un primer texto de esta norma en julio y su llegada al Congreso en septiembre, incluyendo estas y otras novedades que facilitarán el reconocimiento y cobro de la prestación, también podría haber animado a más autónomos a empezar a cotizar por esta contingencia. De hecho, en septiembre, se produjo un incremento del 1,9% de los cotizantes, algo inusual en un colectivo que apenas ha variado durante tres años.

 

El Gobierno estudiará si pone una cuota obligatoria

La Ley de Mutuas que está pendiente de paso por el Senado y aprobación definitiva por el Congreso de los Diputados, recoge una nueva regulación del sistema de prestaciones por cese de actividad. La nueva norma, facilita el reconocimiento y cobro de estas ayudas, tras constatar el Gobierno el poco éxito durante los tres primeros años de aplicación.

 

Sin embargo, esta ley no incluirá finalmente la intención inicial del Ejecutivo que era hacer obligatoria la cotización por cese de actividad para todos los trabajadores autónomos.

 

Esta medida tenían partidarios y detractores dentro del propio Ministerio de Empleo, así como entre los distintos grupos parlamentarios que tramitan la norma. Al final, se ha escogido una fórmula que mantiene la voluntariedad de esta cotización. Así, solo cotiza el autónomo que quiere, pagando un 2,2% más en su base de cotización. Si bien en realidad es un 1,7% porque existe una bonificación asociada a la cotización de incapacidad temporal del 0,5%.

 

En cualquier caso esta voluntariedad queda sujeta, en la nueva ley, al compromiso del Gobierno de realizar en el plazo de cinco años un estudio en profundidad de la aplicación del sistema. En el caso de que este resultara deficitario, la cotización sí debería convertirse en obligatoria para todo el colectivo. De momento, ese déficit queda muy lejos, según recuerda el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, quien asegura que en la actualidad “apenas el 20% de todo lo que se recauda por esta contingencia se destina al pago de prestaciones”. El resto de este dinero queda en las reservas de las Mutuas. En 2015 se prevé una financiación neta del sistema de 150,2 millones de euros, un 24% más.

 

 

El Gobierno pospone el envío de cartas para informar sobre la pensión

cincodias.com, 18/11/2014

El Ministerio de Empleo no va a cumplir con su compromiso de enviar, antes de que termine este año, una carta a todos los mayores de 50 años, informándoles de la pensión estimada que les correspondería cobrar cuando cumplieran la edad de jubilación, según han confirmado fuentes de la Administración.

 

El motivo de este retraso es la complejidad de la operación, que ha llevado a los responsables del Gobierno a “someter a mejor criterio” el envío de estas cartas, según estas fuentes. De momento, no hay ninguna otra fecha prevista para llevar a cabo esta información, que ya estaba recogida en un Real Decreto ya redactado y pendiente de su aprobación. Así, desde el Ejecutivo aseguran que el proyecto está “congelado” en estos momentos.

 

El envío de estas misivas, que en los años posteriores iban a mandarse a cotizantes cada vez más jóvenes, había sido señalado por el Ejecutivo como una medida fundamental para concienciar a los trabajadores de la importancia de ahorrar para contar ingresos adicionales que completaran la pensión de jubilación.

 

El retraso en la comunicación de las pensiones estimadas ha sido un jarro de agua fría para el sector financiero, que confiaba en que esta medida supusiera un acicate para la comercialización de planes de pensiones y otros productos de ahorro previsión.

 

La presidenta de la patronal de los seguros (Unespa), Pilar González de Frutos, ya avanzaba por la mañana que sería muy difícil que el Gobierno pudiera cumplir con su compromiso. Para completar la información sobre la estimación de pensión pública, la Seguridad Social iba a pedir información a las aseguradoras sobre los productos de ahorro que pudieran tener cada trabajador, para que también la remitieran a sus clientes. Sin embargo, los detalles de los cálculos de qué renta mensaul podrían derivarse de esos instrumentos privados aún no han sido transmitido a las entidades. “El real decreto aún no es definitivo y no hemos sido informado de cómo transformar los compromisos que tenemos con nuestros asegurados en capital, en forma de renta”, apuntaba De Frutos.

 

Una “lástima” de retraso

“Considero un lástima que se esté retrasando este proyecto”, apuntaba la presidenta de Unespa (en la que se integran todas las gestoras de planes de pensiones). “La medida permitiría a los ciudadanos adoptar decisiones de ahorro informadas”.

 

González de Frutos también se quejó ayer del bloqueo legislativo de otros dos proyectos muy importantes para el sector: la trasposición de la directiva de Solvencia II (la nueva normativa europea de requerimientos de capital) y la nueva ley para el cálculo de las indemnizaciones en los accidentes de tráfico. “Entiendo que la comisión de Economía [del Consejo de Ministros] tendrá otros temas encima de la mesa con los que tendremos que compartir espacio y tiempo pero, como sector asegurador, nosotros reclamamos nuestro espacio”.

 

El malestar de las gestoras de planes de pensiones con el Gobierno no se limita al retraso en el envío de las cartas con la estimación de pensión a los mayores de 50 años. Bancos y aseguradoras consideran que en la reforma fiscal que ahora está tramitando el Congreso de los Diputados, no hay ninguna medida clara para potenciar el ahorro previsión. El sector financiero había reclamado que el rescate de los planes de pensiones tributara como una renta del capital, y no como una renta del trabajo, en caso de que se cobrara en forma de renta vitalicia, pero por ahora esta petición ha sido desoída. 

 

Además, se han reducido los límites de reducción de la base imponible del Impuesto de la Renta por las aportaciones a planes de pensiones, de los 12.500 euros anuales para los mayores de 50 (10.000 euros por norma general), a tan solo 8.000 euros. Para colmo del sector, la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones ha recortado las comisiones máximas que pueden cobrar las gestoras.

 

Las empresas quieren salarios moderados dos años más

cincodias.com, 18/11/2014

La patronal CEOE-Cepyme y los sindicatos CCOO y UGT tienen hasta finales de diciembre para cerrar el II Acuerdo de Negociación Colecitiva, donde, entre otras cosas, se incluyen las recomendaciones salariales a los negociadores de los convenios.

 

Durante los últimos meses, las declaraciones públicas de ambas partes parecían coincidir en los buenos resultados del anterior acuerdo, cuyas recomendaciones han logrado incrementos salariales medios del entorno del 0,6% en los últimos tres años. Y partiendo de ahí, patronal y sindicatos coincidían en que podía haber llegado ya el momento en que aquellas empresas o sectores que ya hubieran salido de la crisis comenzaran a aplicar mayores subidas salariales.

 

Sin embargo, cuando los técnicos de estas organizaciones se han puesto a negociar negro sobre blanco, los empresarios creen que el próximo acuerdo debe mantener la recomendación general de mantener esta moderación salarial en el entorno del 0,6% y dejar más indeterminada la opción de aplicar incrementos superiores a ese.

 

Ayer mismo, el presidente de CEOE, Juan Rosell, consideró que el próximo acuerdo con los sindicatos debe “ser fiel reflejo de la práctica”. Así, explicó:“lo que podemos firmar aguas arriba (de inicio) es lo que se negocia y al final se firma en los convenios y esos están en el 0,6%”, insistió Rosell. No obstante, el líder patronal se mostró confiado en lograr un acuerdo en materia salarial antes de fin de año. Y ante la petición sindical de dejar más abiertas las propuestas en materia retributiva, recordó que “auntue hay sectores para los que “la crisis está ya lejos, la mayoría de las empresas aún están en pérdidas”.

 

Ante esta situación, los negociadores sindicales se muestran más escépticos y hablan de “abismo” entre su propuesta salarial y la de los empresarios. Fuentes de la negociación, indican que los agentes sociales han acercado más sus posturas respecto a otras cuestiones como la de dar mayor protagonismo a los convenios sectoriales.

 

Finanzas y hostelería suben más los sueldos de sus trabajadores

Los últimos datos del Ministerio de Empleo indican que en octubre pasado un total de 4,3 millones de asalariados habían firmado ya sus convenios colectivos. Según estas cifras, el incremento salarial medio pactado en dichos convenios fue el 0,58%, en línea con el 0,53% con el que se cerró 2013.

 

Sin embargo, este incremento es un promedio, ya que hay sectores que están subiendo más sus salarios. Claramente por encima de la media se situaron los 225.000 trabajadores del sector de finanzas y seguros, que han pactado subidas del 1,06% para este año y casi 300.000 de la hostelería, con alzas del 0,8%. Por el contrario casi medio millón de trabajadores del sector sanitario privado en su mayoría, mantuvieron la congelación salarial para este ejercicio. Y casi 7.000 trabajadores con convenio han visto recortado su salario este año, con una caída media del 2,5%.

 

El modelo austríaco de indemnizaciones o cuando el trabajador paga parte de su despido

abc.es, 18/11/2014

El BBVA Research propone que se implante esta medida en España ya que favorece la contratación indefinida y reduce la incertidumbre para los empleados

 

¿Tiene ventajas que el trabajador costee parte de su despido a lo largo de su vida laboral? Varias instituciones y organizaciones defienden la implantación del modelo austríaco de indemnizaciones en España. Desde los economistas de Fedea, al partido UPyD el último en hacerlo, el BBVA Research.

 

Los expertos del servicio de estudios de la entidad financiera argumentan que esta medida aumentaría el porcentaje de contratos indefinidos, mejoraría la productividad, los salarios e incluso el consumo privado y la inversión de las empresas. En esencia, consiste en crear una «mochila» asignada a cada trabajador que se nutre de aportaciones periódicas por una cantidad que equivale a ocho días de salario por año trabajado, es decir, el 2,19% del sueldo bruto anual.

 

Este modelo de despido implica que el trabajador costee parte de su futura indemnización, pero esto solo sería literal en el caso de que este porcentaje sea «restado» de su nómina actual. También cabe la posibilidad de que los convenios laborales recojan que este salario diferido se considere un plus al salario actual al estilo de los planes de pensiones de empresa. O de que en los nuevos contratos se negocie un sueldo superior que tenga en cuenta la suma que se destinará a la «mochila» indemnizatoria.

 

En todo caso, sí recoge una ventaja indiscutible para el empleado. Si el trabajador cambia de empresa, se lleva consigo ese fondo de capitalización en vez de tener que empezar a contabilizar otra vez desde cero su futura indemnización. Además, ese dinero podrá rescatarse también en el momento de la la jubilación.

 

También la empresa ganaría al realizar las aportaciones de forma continua y no tener que desembolsar de golpe la indemnización, tal y como destacan en Fedea. Los despidos, además, suelen producirse en época de crisis y cuando las compañías cuentan con menos recursos económicos.

 

Sin embargo, los expertos de Fedea también reconocen desventajas. Cuando el coste del despido es cero, las empresas pueden tender a prescindir de sus trabajadores con más frecuencia de la necesaria. También en el caso de que las aportaciones se realizaran con descuentos del salario actual de los trabajadores, la medida supondría una merma clara de la capacidad adquisitiva en ese momento.

 

La contratación de personas con discapacidad bate récords en 2014

eleconomista.es, 18/11/2014

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, destacó este martes que la contratación de personas con discapacidad registró los mejores datos de la serie histórica en 2013, y que en el ejercicio actual están siendo incluso mejores.

 

En su intervención en la presentación de ILUNION, Báñez apuntó que en 2013 se firmaron 171.185 contratos a personas con discapacidad, lo que supuso un 13,87% más que en el ejercicio anterior y la cifra más alta de la serie histórica.

 

Sin embargo, agregó que los datos hasta octubre muestran que 2014 está siendo incluso mejor, con un aumento de la contratación del 20%, que alcanza el 34% en el caso de contratos indefinidos.

 

 

Favorecer el emprendimiento

Además, destacó que las medidas del Gobierno para favorecer el emprendimiento también están favoreciendo a este colectivo. En concreto, la tarifa plana de cotización de 50 euros a nuevos autónomos la utilizan 3.510 personas con discapacidad.

 

Por otro lado, Báñez apuntó que desde su creación en el mes de febrero un total de 158.107 personas se han beneficiado de la tarifa plana de 100 euros en los contratos indefinidos.

 

Las empresas, obligadas a pagar los pluses también en vacaciones

expansion.com, 19/11/2014

La Audiencia Nacional se adapta a un fallo revolucionario del Tribunal de la UE, pero va mucho más lejos y establece que no sólo deben retribuirse los variables sino también todos los pluses.

 

Revolución en la retribución de las empresas. La Audiencia Nacional ha dictado dos sentencias que les obliga a pagar a sus empleados todos los variables y pluses también en vacaciones. La Justicia española se adapta así a un fallo de gran trascendencia del Tribunal de Justicia de la UE, pero va mucho más lejos de lo que proponía el Tribunal de Luxemburgo y no sólo establece que deben retribuirse los variables, en el caso de la sentencia comunitaria, comisiones de comerciales, sino también todo tipo de pluses que se cobran por actuaciones concretas y no necesariamente recurrentes como las horas extra, la nocturnidad, los fines de semana y festivos, la jornada partida o la peligrosidad.

 

A pesar de que el Tribunal Supremo avala la legalidad de las cláusulas que excluyen el variable de la retribución de las vacaciones, la Audiencia Nacional da un giro de 180 grados y considera que dicha doctrina ha quedado obsoleta y que debe pagarse el variable en el salario vacacional como establece la nueva doctrina de la UE.

 

Pero la Audiencia Nacional, en dos sentencias que afectan a Telefónica y Swissport, va todavía más lejos que el Tribunal de Luxemburgo y avala las reclamaciones de los sindicatos, que solicitaron que además de incluir la retribución variable (bonus, comisiones, etcétera) deben sumarse los complementos de puesto de trabajo cuya compensación depende de circunstancias excepcionales en el desarrollo del mismo como las horas extra, la nocturnidad, los festivos o los domingos. Telefónica informa de que ha recurrido esta sentencia en casación ante el Tribunal Supremo.

 

Estos fallos son los primeros de muchos pleitos que se preparan, en primer lugar, de empresas en las que el variables tiene mucho peso, según trasladan despachos y empresas, que constatan la preocupación de las compañías, ya que todas deben adaptarse al fallo de la UE. Los abogados consultados instan a las compañías a adaptar cuanto antes sus políticas retributivas a la nueva doctrina.

 

En la sentencia que afecta a Swissport, la Audiencia Nacional recuerda que el pronunciamiento de la UE establece que “todo trabajador durante las vacaciones percibirá por lo menos su remuneración normal o media (incluido el equivalente en efectivo de cualquier parte de esa remuneración que se pague en especie, salvo si se trata de prestaciones permanentes de que disfruta el interesado independientemente de las vacaciones pagadas), calculada en la forma que determine cada país”. Además, añade, “la exclusión de las comisiones del período de vacaciones puede engendrar un efecto disuasorio del disfrute de las vacaciones, que es precisamente lo que quiere evitar la Directiva”. En suma, remacha la Audiencia, “el derecho a vacaciones anuales y el derecho a percibir una retribución en concepto de vacaciones constituyen dos vertientes de un único derecho, en tanto en cuanto la obligación de retribuir las vacaciones tiene como objetivo colocar al trabajador, durante las citadas vacaciones, en una situación que, desde el punto de vista del salario, sea comparable a los períodos de trabajo”.

 

En la sentencia que atañe a Telefónica, la Audiencia Nacional señala que “la retribución en el periodo vacacional en el que obviamente no se presta servicios y por ello no se genera comisiones o incentivos ha de estar necesariamente integrada, y en proporción a los días de vacación que le corresponda disfrutar a cada trabajador, teniendo en cuenta lo percibido en concepto de incentivos o comisiones”.

 

 

La Seguridad Social pierde 15.382 afiliados extranjeros en octubre

eleconomista.es, 20/11/2014

La Seguridad Social perdió 15.382 cotizantes extranjeros en octubre hasta situarse el número de inmigrantes en alta en 1.566.953 ocupados, según informó este jueves el Ministerio de Empleo.

 

Con el descenso de octubre, la afiliación de extranjeros a la Seguridad Social encadena cuatro meses consecutivos de recortes tras haber perdido 8.913, 17.941 y 488 inmigrantes cotizantes en julio, agosto y septiembre, respectivamente.

 

Del total de inmigrantes en alta al finalizar el mes pasado, 1.321.230 cotizaban al Régimen General; 241.140 al de Autónomos; 4.323 al del Mar, y 260 al del Carbón.

 

En términos interanuales (octubre de 2014 sobre el mismo mes de 2013), la afiliación de extranjeros cayó un 1,5%, con 23.483 cotizantes menos.

 

Sólo crece el número de autónomos

En el décimo mes del año, sólo el Régimen de Autónomos ganó afiliados extranjeros en relación al mes anterior, con un 0,47% más de nuevos ocupados. El resto perdieron cotizantes. En concreto, el Régimen del Carbón redujo sus afiliados extranjeros un 2,2%, el del Mar un 4,8% y el General un 1,2%.

 

Dentro del Régimen General, un total de 229.420 extranjeros, el 17,3%, trabajaba en la hostelería, mientras que el 12,5% lo hacía en el comercio (164.928 afiliados), y el 7,4% en las actividades administrativas y servicios auxiliares (97.557 cotizantes).

 

Asimismo, y dentro de este régimen, 185.244 extranjeros se encuadraban en el sistema especial agrario, un 2,5% más que en septiembre, y 209.161 en el del hogar, con un retroceso mensual del 0,1%.

 

Rumanos y marroquíes los más numerosos

Del conjunto de inmigrantes afiliados a la Seguridad Social a cierre de octubre, casi seis de cada diez procedían de países no comunitarios (928.886) y el resto (638.068) provenían de países miembros de la UE.

 

Dentro de los países no comunitarios, 183.058 eran de nacionalidad marroquí y 91.554 de nacionalidad china. Ecuador, que hace unos meses se vio desplazada por China, totalizaba en octubre 73.280 trabajadores cotizantes, seguido de Bolivia, que cuenta con 61.097 cotizantes.

 

El resto de afiliados no comunitarios se reparten entre Colombia (55.151), Ucrania (34.954), Perú (34.808), Paraguay (32.670), Argentina (29.090) y Pakistán (26.284).

 

Por su parte, de los que proceden de la UE-27, rumanos, italianos y británicos son los más numerosos, con 270.985, 66.411 y 56.253 cotizantes, respectivamente. Les siguen búlgaros y portugueses, con 50.162 y 40.289, y alemanes y franceses, con 38.228 y 36.284 afiliados.

 

Cataluña y Madrid concentran el 43,5% de los extranjeros

Por comunidades autónomas, Cataluña y Madrid siguieron concentrando algo más de cuatro de cada diez extranjeros afiliados a la Seguridad Social en octubre pasado, al sumar entre ambas el 43,5% del total de inmigrantes ocupados. En concreto, Cataluña contaba con 354.091 extranjeros cotizantes, mientras que en Madrid la cifra era de 326.971.

 

Tras estas dos regiones se situaron Andalucía, con 188.419 afiliados extranjeros; Comunidad Valenciana, con 169.888 ocupados; Canarias, con 76.565; Baleares, con 72.329; Murcia, con 68.897; Aragón, con 53.938; Castilla-La Mancha, con 50.490; Castilla y León, con 50.332, y País Vasco, con 49.289.

 

Las comunidades con menor presencia de inmigrantes en alta a la Seguridad Social al finalizar octubre fueron Galicia, con 29.550 extranjeros; Navarra, con 20.255; La Rioja, con 14.490; Extremadura, con 12.527; Asturias, con 12.458; Cantabria, con 9.896, y las ciudades autónomas de Melilla, con 4.031, y Ceuta, con 2.537.

 

La Rioja (+14,1%), Andalucía (+5,7%), Castilla y León (+5,5%) y Comunidad Valenciana (+4,1%) fueron las comunidades que registraron el mayor incremento intermensual de ocupados extranjeros, mientras que Castilla-La Mancha (-18,5%), Baleares (-15,2%) y Aragón (-7,1%) protagonizaron los mayores descensos.

 

Empleo anunciará la nueva ayuda a los parados antes del 15 de diciembre

eleconomista.es, 21/11/2014

PwC calcula que pasarán 20 años hasta recuperar el empleo perdido
La afiliación de trabajadores extranjeros sigue cayendo por cuarto mes

El Gobierno anunciará antes del 15 de diciembre la nueva ayuda para los parados de larga duración. La piedra la lanzó ayer Cándido Méndez, secretario general de UGT, en unas jornadas de Telecomunicaciones, pero fuentes del Ministerio de de Empleo advierten de que podría conocerse "incluso antes".

 

Desde el departamento de Fátima Báñez también confirman que el colectivo que finalmente tenga derecho a esta prestación cobrará el montante con efecto retroactivo desde el 1 de noviembre. Es el compromiso al que llegó el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con los agentes sociales, en el caso de que las negociaciones se encallaran. Y así ha sido.

 

La cuantía, a debate

Uno de los principales escollos que mantiene a las tres partes negociadoras en distintos bandos es la cuantía. Para el sindicato UGT, la prestación debería rondar entre los 430 y 480 euros, mientras que el Ejecutivo distingue entre desempleados que tenga a su cargo hijos, a los que abonaría 425 euros, y los que no tengan cargas familiares, a quien propone pagar 380 euros. Para la patronal CEOE, en cambio, no es cuestión de dinero.

 

"Lo que nosotros decimos es que si las anteriores prestaciones a este colectivo no han funcionado como motor para generar empleo, no deberíamos repetir los mismos errores", explica Jordi García Viña, director de relaciones laborales de la patronal. Así, en su lugar, aboga por cumplimentar un plan que aúne la prestación a la formación. "En caso opuesto, habremos hecho la mitad del trabajo".

 

Al margen de la cuantía, la discusión también versa en definir el universo de beneficiarios, es decir, si sólo cobrarán la prestación aquellos desempleados de larga duración con hijos -"los más desfavorecidos y cuya defensa debe primar en esta carrera", reconocen desde Empleo-o si la cuerda se extiende a los parados que lleven más de un año sin conseguir un trabajo.

 

Pero hay más flecos. CEOE insiste en que la última vez que formalmente se reunieron, hace tres semanas, "el Gobierno hablaba de mantener la prestación durante seis meses", mientras que los sindicatos pujan por ampliar el abanico.

 

Tampoco se puede descartar que el Ejecutivo acabe dando un paso el frente. "Llevamos negociando desde julio, sería decepcionante que el Gobierno legislara unilateralmente", indica Fernando Lezcano, portavoz de CCOO. Lo cierto es que las medidas entran en un momento crítico, en que los expertos no prevén un horizonte laboral optimista.

 

Casi dos décadas

Según un informe presentado ayer por PwC, España no recuperará el nivel previo de la crisis hasta dentro de dos décadas. En concreto, entre 2013 y 2033 se crearán unos 3,7 millones de puestos de trabajo hasta que la tasa de paro descienda desde el 23,6% -según la última Encuesta de Población Activa (EPA)- hasta el 6,7%.

 

A juicio de esta previsión, la demanda de ocupados se centrará en los profesionales con una cualificación media y alta, colectivos que llegarán al pleno empleo. Por el contrario, la demanda de empleados con baja formación descenderá en los próximos 20 años un 13,5% y su tasa de paro seguirá siendo alta (del 18,8%).

 

De acuerdo con sus cálculos, la mejora de la renta de los españoles motivará un incremento fuerte de la hostelería, de un 69,6%, pero también de actividades científicas (44,2%) y de las artes y entretenimiento (38,7%).

 

PwC adelanta, además, que España "asistirá a un cambio sin precedentes en el mercado laboral", caracterizado principalmente por un aumento de los freelance y un incremento de la parcialidad, movilidad e internacionalización.

 

Menos afiliados extranjeros

La Seguridad Social perdió 15.382 cotizantes extranjeros en octubre, un 1 por ciento menos en relación al mes anterior, con lo que el número de inmigrantes en alta se sitúa en 1.566.953 ocupados.

 

Con este descenso, la afiliación de extranjeros encadena cuatro meses consecutivos de recortes tras haber perdido 8.913, 17.941 y 488 inmigrantes cotizantes en julio, agosto y septiembre, respectivamente. Según Empleo, del total de inmigrantes en alta, 1.321.230 cotizaban al Régimen General; 241.140 al de Autónomos; 4.323 al del Mar, y 260 al del Carbón.

 

 

Ver otras semanas