Bruselas agiliza los procesos de insolvencia para evitar las quiebras

 

Una nueva directiva europea establecerá un marco general para facilitar a las compañías una reestructuración la deuda lo antes posible, sin esperar a que se deteriore de manera irreversible la situación financiera. La norma también establece que las deudas de un empresario quedarán definitivamente canceladas tres años después del procedimiento de insolvencia. Los procesos en Europa son de media más lentos e ineficaces que en la OCDE.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación