CEOE y sindicatos se pone en guardia ante una reforma laboral por decreto

El próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afronta hoy el primer gran test a su plan de reformas en reuniones por separado con los líderes de CEOE, CC OO y UGT. El presidente del PP se encontrará con el rechazo de los empresarios a que el Gobierno regule por decreto el sistema de negociación colectiva, mientras que los sindicatos le harán ver su rechazo a una nueva reforma laboral.

 

Las palabras de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, en las que afirmó el lunes que si empresarios y sindicatos no llegaban a un acuerdo sobre la reforma laboral "de forma urgente" el Gobierno "gobernará" no han sentado bien ni en la CEOE ni en los sindicatos.

 

El presidente de la patronal, Juan Rosell, se mostró ayer contrario a que el Gobierno regule por decreto sobre la negociación de los convenios colectivos. En una entrevista en Onda Cero, aseguró que si esto se produce significaría que "no tiene ni idea" de cómo funcionan las relaciones entre patronal y sindicatos en España. CEOE explicó que existen 6.000 convenios de sector, una singularidad tan dispar que no puede ser obviada por el Gobierno. El PP quiere dar prioridad, en materia salarial y de condiciones de trabajo, a lo que se recoja en los acuerdos o convenios de empresa.

 

La CEOE llevará hoy a la reunión con Rajoy una petición de mayor concreción. El PP ha insistido en que es prioritaria una reforma laboral pero Rosell asegura que "hasta la fecha lo que ha hecho son titulares". Rosell trasladará a Rajoy que lograr una mayor flexibilidad dentro de la empresa es "la clave de todas las claves", ya que ayudaría a que los empresarios perdieran el miedo a contratar. La CEOE defiende que hay muchas empresas que no tienen convenio propio porque prefieren el sectorial o provincial.

 

La patronal está interesada en reeditar el pacto de rentas que se aprobó en 2001, con José María Aznar como presidente del Gobierno. Con el esquema actual, los agentes sociales mantienen autonomía en la negociación de salarios y jornada laboral, y rechazan que el Gobierno quiera entrar en esta esfera, informa Raquel Pascual.

 

Las palabras de Cospedal también han puesto en alerta a los sindicatos. CC OO acudirá a la reunión con Mariano Rajoy con "disposición de escuchar" pero advierte de "la necesidad de que las grandes decisiones se tomen desde el diálogo y la concertación", informa EP. UGT considera "ineficaz" la última reforma laboral de junio de 2010 y cree que sería "extremadamente grave" que se pretendan introducir nuevos cambios en el mercado laboral para crear empleo. "En España ya tenemos una experiencia, es el país de Europa donde más reformas laborales se han hecho", recordó ayer Cándido Méndez, secretario general de UGT, quien añadió que la última modificación del marco laboral se hizo con "buena voluntad para resolver la precariedad laboral, para contribuir a la creación de empleo y para bajar la prima de riesgo". Ninguno de estos objetivos se logro y la situación del empleo ha ido a peor.

 

El PP apuesta por el fondo de capitalización individual para cada trabajador, por la flexibilidad interna dentro de la empresa para adaptarse a los descensos de actividad y por mejoras para el colectivo de autónomos, como la rebaja de los módulos.

 

 

Respaldo de la UE a los planes del PP

El compromiso de Rajoy con el cumplimiento de los objetivos de reducción del déficit público y la orientación de las reformas, sobre todo la laboral, que quiere poner en marcha recibieron ayer el aval de la Comisión Europea. El vicepresidente y comisario de Industria, Antonio Tajani, se reunió en la sede de Génova con el líder del PP y afirmó que le gustan "mucho" los planes de Rajoy en los ámbitos de las pymes, déficit público, turismo y la reforma laboral.

 

Rajoy no dio muchos detalles de sus planes a Tajani, según reconoció este ayer públicamente, aunque añadió que en lo referente a la reforma laboral es positivo que el próximo Gobierno quiera consensuar los cambios tanto con empresarios como con sindicatos.

 

Se trata del primer gran encuentro público que mantiene con Rajoy con un representante de la Comisión desde el 20-N.

 

La sintonía entre Tajani y Rajoy se extiende al papel que debe jugar el Banco Central Europeo (BCE) en favor de la estabilidad financiera. El vicepresidente explicó que el BCE ha trabajado "bien" en favor de la estabilidad y para controlar la inflación, pero piensa que ha de seguir el modelo estadounidense de la Fed y compra deuda de los países a gran escala. El PP no se ha pronunciado nítidamente a favor de esta opción para el BCE pero ha pedido a la UE ayuda para los países que cumplen.

 

Las líneas básicas

 

El PP pretende "despojar" al empresario del miedo a la contratación e incentivar a las pymes. Así lo manifestó ayer la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal. El PP estaría pensando también en una reducción de la tipología de contratos.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación