La OCDE ve más paro y exigua actividad en España hasta 2013

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) aseguró ayer que la economía española escapará de la recesión, aunque por poco. Su actividad será exigua hasta 2013 y, en consonancia, el paro aumentará al 23%.

 

El informe presentado ayer por la OCDE es mucho más negativo de las previsiones estimadas en mayo para España, si bien es más optimista que los augurios de otros servicios de estudios locales, como Funcas, por ejemplo. Esta organización prevé que el PIB crezca este ejercicio en España un 0,7%, dos décimas menos que lo calculado en mayo y apenas una décima menos de lo establecido por el Gobierno en funciones. Es más, para el próximo ejercicio la OCDE estima que, pese a los numerosos recortes que se avecinan (y de hecho recomienda con ahínco), la economía española se librará de la recesión, aunque por poco. Así, en 2012 el PIB avanzará un exiguo 0,3%, cuando en mayo calculó que aumentaría un 1,6%.

 

Y para 2013 fija el incremento en otro modesto 1,3%. Teniendo en cuenta que hay expertos que ven a España en recesión el año que viene, puede concluirse que la OCDE se sitúa entre los pronósticos optimistas.

 

Financiación

Además de una economía prácticamente estancada, lo peor es el panorama que dibuja para el empleo, consecuencia directa de lo anterior. El informe de la OCDE establece que en 2012 el desempleo continuará aumentando hasta rozar una tasa de paro del 23%, que bajará al 22,7% un año después. Esta corrección de los datos se enmarca en un contexto en el que los expertos de la OCDE aseguran que el incremento de la prima de riesgo de la deuda pública española está trasladándose al sector privado, deteriorando con ello las condiciones de acceso y el precio de la financiación. Apunta el estudio que el ajuste de los precios inmobiliarios está afectando a las cuentas de los bancos con mayor exposición al sector del ladrillo. De ahí que empresas y familias estén teniendo tantas dificultadas para conseguir créditos. En lo que sí se muestra esperanzado el organismo es en el recorte del déficit, que en 2013 equivaldrá al 3% del PIB.

 

El economista jefe de la OCDE, Pier Carlo Padoan, destacó en la presentación del estudio en París que España debe adoptar nuevas reformas estructurales, en especial la del mercado laboral. En este sentido, abogó por que las empresas puedan desvincularse de los acuerdos sectoriales, de forma que la evolución de sus salarios refleje sus condiciones específicas. También defendió un abaratamiento del despido de los nuevos contratos fijos y la puesta en marcha de un único contrato para reducir la dualidad entre fijos y temporales. Por último, apostó por elevar el IVA, los tributos a los carburantes y el impuesto de sucesiones.

 

Más medidas para evitar la recesión en la UE

El informe de la OCDE urgió ayer a la zona euro a que actúe y evite el contagio de la crisis de deuda soberana, y que lo haga en primer lugar con la intervención del Banco Central Europeo (BCE), porque en caso de que se produzca el colapso de un país o de un banco, podría arrastrar a todos los miembros a una gran recesión. "Necesitamos una señal para los mercados de la zona euro porque hasta ahora lo que se ha constatado es una respuesta política inadecuada que ha debilitado la confianza de particulares y empresas", señaló el economista jefe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Pier Carlo Padoan.

 

A su juicio, hacen falta decisiones con el fin de evitar el contagio dentro de la zona del euro y "eso lo puede hacer el BCE (Banco Central Europeo) solo o junto al FESF (Fondo Europeo de Estabilidad Financiera), que en cualquier caso tarda en ponerse en marcha", señaló Padoan en la presentación del informe semestral de perspectivas de la organización.

 

En dicho estudio, la OCDE toma nota de que los países de la moneda única en su conjunto han entrado estos últimos meses en una recesión por ahora "suave", que debería terminar a comienzos de 2012, un año que será al final de casi estancamiento, con un crecimiento limitado al 0,2%, muy por debajo del 2% que se anticipó en mayo, y caídas en Portugal (-3,2%), Grecia (-3%) e Italia (-0,5%).

 

Por no hablar del corolario del paro, que pasaría del 9,9% de media en la zona euro en 2011 al 10,3% en 2012, en buena medida por los datos de España. Más allá de este panorama ya de por sí oscuro, el incremento de la prima de riesgo de muchos países europeos puede desembocar en una suspensión de pagos o una quiebra bancaria que supondrá una recesión larga y profunda.

 

Las cifras

1,4% es el nivel al que se moderará la inflación española en 2012 después de haber marcado un promedio del 3% este año.

79% es el volumen de producto interior bruto que alcanzará la deuda pública española en 2013.

-2% es lo que caería el PIB de la zona euro en 2012, según la OCDE, si se produjera un colapso por la crisis de deuda.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación