El deterioro de la Seguridad Social eleva el déficit público al 4,8%

Las cifras hasta el tercer trimestre son peores que las de hace un año
Hacienda asegura que España cumplirá el objetivo de estabilidad del 6,5% impuesto por Bruselas

Los números rojos del conjunto de la Administración Pública, con la excepción de los ayuntamientos, se han incrementado hasta el tercer trimestre respecto al año anterior. Entre enero y septiembre, el desfase sin contabilizar la ayuda financiera, alcanzó los 49.291 millones, una cifra superior a los 48.491 millones registrados en el mismo período de 2012.

 

Este ligero incremento se explica por el mayor deterioro del conjunto de la Seguridad Social, que incluye las pensiones, el Servicio Público de Empleo Estatal y el Fogasa. El desfase alcanzó en septiembre el 0,32% del PIB (3.290 millones), una cifra que duplica los números rojos acumulados hasta el tercer trimestre del año anterior (0,16%). De hecho, la Administración central y las comunidades autónomas sí que han logrado rebajar su déficit público.

 

A pesar de los malos resultados de la Seguridad Social, el comunicado remitido por Hacienda asegura que el órgano encargado de abonar las pensiones y las prestaciones por desempleo cumplirá “holgadamente” el objetivo de terminar el ejercicio sin rebasar el límite del 1,4%. Y recuerdan que el Gobierno aprobó un crédito extraordinario de 5.200 millones para el servicio de desempleo. De hecho, en términos presupuestarios, el sistema de pensiones todavía registró hasta octubre un superávit de 1.485,5 millones que desparecerá a final de año. La semana pasada, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguró en una entrevista a Reuters que la Seguridad Social cerraría el año con un déficit público del 1,8%.

 

Los datos publicados ayer no incluyen a los ayuntamientos, cuya recopilación de datos siempre es más lenta. Los municipios deben cerrar este año en equilibrio, sin embargo, Hacienda confía en que, como sucedió en el ejercicio anterior, acaben sumando un notable superávit que sirva para compensar posibles desviaciones. Los ayuntamientos, en 2013, lograron un superávit del 0,22% y el Gobierno espera que esta cifra se incremente este año. Las posibilidad de que España cumpla el objetivo del déficit de este año, fijado en el 6,5%, se encuentra en los municipios.

 

La Administración central acumuló un déficit hasta septiembre, sin incluir los 4.822 millones desembolsados este ejercicio para ayudar a la banca, del 3,49% del PIB frente al 3,52% registrado hace un año. Una mínima mejora que también se produce en el caso de las comunidades autónomas, cuyos números rojos bajan mínimamente del 1,03% al 1%. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que, a diferencia del año anterior, no se producirá el ahorro derivado de la supresión de la paga extra de Navidad, que permitió reducir el gasto en personal en más de 3.000 millones en el caso de las comunidades autónomas y en casi 1.000 millones para el Estado central y los ayuntamientos. Por otra parte, el ministerio también publicó ayer los datos hasta octubre del Estado (sin incluir los organismos autónomos) que muestran que el déficit público se situó, a falta de dos meses para acabar el año, en el 3,61%, muy cerca del objetivo para todo el año del 3,8%.

 

Sin embargo, Hacienda argumenta que este dato está influenciado por el adelanto de transferencias a la Seguridad Social. Descontando este efecto, los números rojos bajan hasta el 3,29%. La estadística muestra que los ingresos tributarios avanzaron un 0,8% entre enero y octubre, un incremento que se explica por las subidas fiscales. El efecto de los aumentos impositivos ha permitido ingresar 11.000 millones adicionales. La mayor parte de ese dinero procede de la subida del IVA, que ha supuesto 7.486 millones más. El gasto del Estado aumentó hasta octubre un 6,3%, influenciado por las mayores partidas destinadas a pagar intereses de la deuda.

 

Los números rojos aumentan en seis comunidades

Si bien el conjunto de las comunidades lograron rebajar su déficit en el tercer trimestre de este año, seis regiones cosecharon peores cifras que hace un año.

 

Son Aragón, Asturias, La Rioja, Madrid, Navarra y Valencia. De hecho, Murcia ya superó en septiembre el límite de déficit para todo el año. Acumuló un desfase del 1,68% y su límite era del 1,59%. La misma situación se produce en Navarra, sin embargo, sus resultados resultan equívocos por su diferente calendario de ingresos y gastos.

 

El déficit de la Comunidad de Madrid alcanzó los 1.831 millones, un 1% de su PIB. Esta cifra es superior a la registrada en el mismo período del año anterior (0,71%) y se acerca mucho al objetivo para todo el año (1,07%). Sin embargo, fuentes de la Comunidad de Madrid rechazaron las cifras ofrecidas por Hacienda y aseguraron que su déficit hasta septiembre en términos de contabilidad nacional, se sitúa en el 0,84%. Argumentan desde el departamento de Enrique Ossorio que el Gobierno incluye gastos todavía no ejecutados. Aragón, Cataluña y Castilla-La Mancha son otras de las comunidades que se encuentran a un paso de rebasar su objetivo de déficit público. La experiencia indica que los datos trimestrales de déficit regional deben tomarse con cautela. Es habitual que se produzcan cambios importantes en los últimos meses del año. De momento, los números parecen indicar que las regiones incumplirán el objetivo de cerrar el año con un déficit agregado inferior al 1,3%.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación