España, en el puesto 23 de 38 de Europa para atraer y retener talento laboral

Nuestro país sobresale en número de médicos y en productividad por empleado, pero está en la cola en la relación entre el sueldo y productividad o la flexibilidad laboral

 

España ocupa el puesto 35 de 103 del Índice GTCI, un ranking a nivel mundial que mide la capacidad para atraer y retener el talento, al obtener obtener 52,08 puntos, más de seis por debajo de la media, en este estudio realizado por la escuela de negocios Insead junto a Adecco y el Human Capital Leadership Institute.

 

Nuestro país, que representa por tamaño a la cuarta economía de la eurozona, ocupa el puesto 23 de los 38 países europeos analizados, por delante de Italia, Portugal y Grecia. El índice evidencia la brecha entre el norte y el sur de Europa, con el primer conjunto de naciones comandando la clasificación. Europa, de hecho, domina la lista mundial al situar a ocho entre los diez primeros (y a 14 de los 20), con Suiza, Singapur y Dinamarca copando, en este orden, el podio a nivel global. Argelia, Burkina Faso e Irán son los países que se encuentran en la parta más baja de la tabla.

 

Preguntado a Paul Evans, director del informe, sobre si en cinco años Europa podrá mantener esta condición dominante en el mundo, el profesor ha respondido que no se puede saber, pero al tener mucha correlación con el Índice de Innovación («de una importancia crítica»), que se ha mantenido con los mismos países en cabeza salvo cambios de orden entre ellos, tampoco considera probable que se produzcan grandes cambios. «Europa destaca por hacer crecer el talento», ha afirmado.

 

Gran productividad por empleado y poco sueldo

Respecto a España, entre los 48 variables estudiadas, nuestro país sobresale en «calidad de las escuelas de gestión» (los cuartos), «densidad de médicos» (octavos), «matriculación en enseñanza superior» (décimos), en el de «mujeres parlamentarias» (duodécimos) y «productividad laboral por empleado» (17). En el lado contrario, se coloca entre los últimos países en la «relación entre la paga y la productividad» (puesto 98), «empleo juvenil» (91), flexibilidad del mercado de trabajo (88) y «alcance de la formación personal» (80).

 

A nivel general, el informe confronta cifras como que en torno al 21% de los trabajadores europeos están sobrecualificados, y el 13% infracualificado, mientras que el 50% de los jóvenes menores de 25 años en el sur de Europa están parados, con España con un lugar preminente en la propia clasificación. Aunque también se apunta a que es un problema global, con cerca de 75 millones de jóvenes parados en 2012.

 

El GTCI, que es la primera vez que se realiza, es un ranking que representa al 86% de la población mundial y al 96,7% del PIB mundial. El decano de Insead, que elabora el informe, subraya que «existe una gran disparidad entre las habilidades que las compañías necesitan y lo que los mercados laborales pueden ofrecer».

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación