Resumen de Prensa Semanal

Semana 48

24/11/2014 al 30/11/2014

Ver otras semanas

El 45% de los jóvenes en edad de entrar al mercado laboral medita emigrar

expansion.com, 23/11/2014

A uno de cada tres españoles no le queda dinero después de pagar las facturas.

 

Casi la mitad de los jóvenes en edad de entrar al mercado laboral piensa en emigrar, en busca de la prosperidad. La situación financiera de España ha llevado al 45% de los ciudadanos de entre 15 y 24 años a tener la maleta siempre a mano.

 

Se trata de una cifra sólo superada por el 53% de griegos que en esa franja de edad piensan en mudarse a otro país para buscarse la vida. Entre los países netamente emigrantes, a España le siguen Hungría (42%), Polonia (41%) e Italia (36%).

 

En general, el 21% de los españoles –de cualquier edad– afirma estar pensando emigrar debido a la situación económica del país. Una cifra que se sitúa entre las más altas en Europa, sólo superada por Grecia (38%), Portugal (29%), Italia (27%) y Hungría (26%), según el Informe de Pagos de Consumidores 2014, realizado por la consultora Intrum Justitia entre 21.000 consumidores en 21 países europeos.

 

Otra de las conclusiones principales de la encuesta es que el 31% de los españoles –uno de cada tres– afirma no tener dinero después de pagar las facturas, una cifra por encima de la media europea: 25%. En este sentido, el 85% cree que los precios de la energía son los que más contribuyen a los problemas financieros de los consumidores españoles.

 

Otro dato revelador es que el 24% de los españoles considera que no tiene una cantidad de dinero suficiente para una vida digna (frente al 25% de hace un año, registrándose también una muy leve mejora).

 

Si se pone el foco en los jóvenes europeos (15 a 24 años), tres de cada diez dicen que no tienen dinero suficiente para llevar una vida digna; los peores datos se registran en Estonia (44%), Irlanda (41%) y Francia (40%), mientras que en España la cifra se sitúa en el 26%.

 

Sólo el 26% de los españoles ahorra una cantidad fija cada mes. La cifra se reduce a mayor edad: entre los mayores de 50 años, sólo el 18% cuenta con esta capacidad de ahorro.

 

Tres de cada diez jóvenes europeos afirman que necesitan una mejor educación para saber cómo manejar la economía doméstica. Así, el 41% de los españoles entre 15 y 24 años cree que necesitaría una mayor formación en ese sentido.

 

Una de las preguntas que se realizaron es "¿Crees que está usted financieramente mejor que la media europea?" Sólo el 13% de los españoles afirma que sí. Holanda, Noruega y Bélgica tienen el porcentaje más alto de ciudadanos sin preocupaciones; por el contrario, en Hungría, Portugal y República Eslovaca este porcentaje es el más pequeño.

 

En palabras de Luis Salvaterra, director general de Intrum Justitia Ibérica, "que el 43% de los europeos gaste menos en alimentos y el 74% recorte en ropa apunta a una sociedad en riesgo de deterioro de larga duración".

 

La CEOE calcula que España creará este año 60.000 empresas y 400.000 empleos

abc.es, 24/11/2014

Rosell recuerda ante la situación política en Cataluña que el futuro es ceder más competencias a Europa

 

A pesar de las tímidas cifras de actividad económica de los últimos meses, la recuperación de la economía europea es una realidad. Es la conclusión a la que llegaron ayer en Roma los empresarios del Viejo Continente durante la reunión anual de la patronal comunitaria, de la que el español Juan Rosell es vicepresidente. El presidente de la CEOE puso como ejemplo los progresos hechos por España en los dos últimos años y auguró que la economía de nuestro país habrá creado al cierre de este año 60.000 empresas y entre 350.000 y 400.000 puestos de trabajo. «En España, entre los años 2008-2013, destruimos 250.000 empresas y tres millones de puestos de trabajo», recordó.

 

«Vemos la situación mejor de lo que la veíamos el año pasado y hace dos años, a pesar de que los datos del crecimiento europeo no sean espectaculares», explicó el empresario en un encuentro con la prensa. «La gente va viendo que se empieza a mejorar, que hay unas posibilidades de futuro que hace dos o tres años la gente estaba muy hundida, muy pesimistas», añadió. Rosell se reunió en Roma, junto con sus homólogos europeos, con el primer ministro del país, Matteo Renzi, presidente además de turno de la Unión Europea, para debatir sobre las prioridades empresariales y los desafíos pendientes en Europa.

 

La buena evolución de la economía española, según el presidente de los empresarios españoles, motiva que desde Europa se vea a nuestro país ahora con otros ojos. «Hay una cosa muy curiosa. Antes, hace un par de años, nos veían desde fuera como los patitos feos por nuestra destrucción de empleo, datos de déficit escandalosamente malos y con un PIB negativo; ahora se sorprenden porque ven que este año creceremos el 1,3%, se crea empleo, somos competitivos en la exportación y hemos hecho reformas. Nos preguntan, porque no lo entiende nadie en Europa, cómo hemos sido capaces de lograr el acuerdo laboral de los años 2012-13 y 2014 con los sindicatos», explicó, elogiando el papel de las centrales. «Hay que hablar muy bien de los sindicatos, ahora que está de moda hablar mal de ellos, porque fueron superresponsables», dijo.

 

Subidas salariales

En este sentido, y al calor de la mejora de la economía, el presidente de la CEOE se mostró favorable a un aumento de los salarios, apoyando así la declaración del presidente de Telefónica, César Alierta, quien animó a las empresas productivas y competitivas a subir los salarios si se lo pueden permitir. «El 40% de las empresas españolas están en beneficio y un 60% en pérdidas. Durante estos años ha habido una reducción importante de salarios. Cuando las empresas con beneficios sean el 60 o el 70%, el panorama va a cambiar. Y por supuesto, si hay empresas que pueden subir salarios, nadie se va a poner en contra, si eso va acompañado de competitividad», detalló.

 

No todo es de color de rosa. A Rossell sus homólogos le preguntan mucho, como él mismo reconoce, por «el caso catalán y la aparición de ciertos partidos nuevos». «Desgraciadamente estos son puntos negativos, porque todo lo que no es seguridad en el mundo económico, pues es negativo».

 

El presidente de la CEOE no pronuncia la palabra independencia, pero sus argumentos muestran con contundencia su oposición a las ideas del presidente de la Generalitat, Artur Mas. «Es un problema político, económico y social y hay que arreglarlo, abordar el problema poniéndolo encima de la mesa, analizarlos con la cabeza muy fría, porque no hay otra solución. Uno de los más importantes es qué competencias tienen unos y otros. Hemos transferido alrededor de 1.000 competencias en los últimos años. Lo que hay que hacer es clarificar quién ha de hacer las cosas a nivel local, autonómico y estatal. Y yo diría ir más lejos: muchos de estos temas transferirlos a Europa, porque ese es el futuro», pidió.

 

«En este momento, en vez de ir hacia delante, que es ir hacia Europa, muchas veces estamos mirando hacia atrás. ¡Si España va a ser poco independiente dentro de 50 años. Va a ser Europa. Por tanto, ir hacia atrás yo creo que es ir en contra de las agujas del reloj y de la historia. En el tema de Cataluña hay muchas cosas que se pueden arreglar por las buenas, fácilmente, es un problema de gestión. Hay que hablar, explicarnos, ver donde están las diferencias, porque esa problemática no es tan grande», añadió, apelando además a la vía del consenso. «Lo que más me preocupa es que no podamos hacer las reformas que España tiene que hacer. Y para eso hacen falta grandes acuerdos nacionales en diferentes temas; hay que abordar de forma conjunta montones de asuntos», dijo.

 

Más reformas

Rosell hace constantes referencias a la necesidad de las reformas, porque «los empresarios somos pragmáticos y queremos hacer las cosas simples, que nos regulen poco, pero muy bien. Normalmente en Europa uno de los problemas que tenemos todos y cada uno de los países es que regulamos muchísimo y muy mal». El camino de las reformas estructurales todavía es largo y Rosell se detiene, por ejemplo, en las necesidad de la simplificación: «Los costes administrativos de Europa son terriblemente caros comparados con Estados Unidos. Un informe señala que ese coste en Europa representa el 3,5% del PIB, mientras en Estados Unidos es del 1,5%, lo que significa que las empresas europeas partimos con una desventaja de dos puntos porcentuales».

 

Sobre la necesidad de la simplificación y clarificación en la legislación, para hacer las cosas más fáciles a las empresas y a los ciudadanos, el presidente de la CEOE explica «un dato tremendo», según sus palabras. «Cuando una empresa o un particular no está de acuerdo con una inspección fiscal y lo lleva a un tribunal económico administrativo, el 45% de las veces gana, y la administración pierde. Esto quiere decir que la legislación no es clara ni definida. Vamos poniendo parches continuamente y al final no sabemos lo que legislamos. Y si a ello se le añade la legislación fiscal en manos de las autonomías, esto se convierte en un auténtico caos», relató.

 

Finalmente, Rosell apunta que hay que meterle mano a la reforma de la administración pública: «Esa reforma es muy complicada, con 17 autonomías y 8.200 ayuntamientos, hay que hacerla con bisturí. Lo que hay que decir es que vamos hacia Europa». En definitiva, Juan Rossel considera que Europa es el futuro, tanto para las empresas como para los ciudadanos y los países de la UE.

 

 

Los trabajadores afectados por ERE bajan un 60% hasta septiembre

abc.es, 24/11/2014

Las empresas inmersas en un procedimiento de regulación de empleo disminuyeron más del 50% respecto al mismo periodo del año pasado

 

El número de trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo (ERE) autorizados por las autoridades laborales o comunicados a las mismas bajó un 60% en los nueve primeros meses del año en comparación con el mismo periodo de 2013, hasta sumar 116.826 afectados, según ha informado este lunes el Ministerio de Empleo.

 

Las empresas inmersas en un procedimiento de regulación de empleo disminuyeron un 50,3% respecto a enero-septiembre de 2013, hasta un total de 8.493, en tanto que los expedientes se redujeron un 52,3%, hasta 10.450 procedimientos.

 

Por tipo de procedimiento, el número de trabajadores afectados por despidos colectivos descendió hasta septiembre un 53,6% en tasa interanual, hasta sumar 25.958 trabajadores. Las suspensiones de contrato afectaron a 66.013 trabajadores, un 62,5% menos, en tanto que los afectados por expedientes de reducción de jornada bajaron un 58,4%, hasta los 24.855 trabajadores.

 

Del total de procedimientos registrados hasta septiembre, el 93,3% contaban con acuerdo entre las partes.

 

La mayor parte de los trabajadores afectados por ERE autorizados/comunicados hasta septiembre provenían de la industria (54.462), con un descenso del 62,6% respecto al año anterior, y de los servicios, que recortaron un 58,4% la cifra de trabajadores afectados, hasta sumar 48.724. En la construcción, los afectados totalizaron 12.338 (-54,5%) y en la agricultura, 1.302 (-37,5%).

 

Cataluña, la comunidad con más afectados

Por comunidades autónomas, las que registraron un mayor número de trabajadores inmersos en regulaciones de empleo hasta septiembre fueron Cataluña, con 17.237 trabajadores implicados (-66,9%); Madrid, con 14.531 afectados (-58,9%); País Vasco, con 14.014 implicados (-57,8%), y Comunidad Valenciana, con 12.724 trabajadores afectados (-54,3%).

 

En todas las comunidades se registraron descensos en los trabajadores afectados por ERE durante los nueve primeros meses. En términos relativos, las regiones donde más descendieron los trabajadores afectados por ERE fueron Ceuta y Melilla (-82,9%), Asturias (-72,1%), Aragón (-71,2%), Cantabria (-70,7%) y Canarias (-70,4%).

 

La principal novedad introducida en la reforma del mercado de trabajo en relación a los ERE es la eliminación de la autorización administrativa anteriormente exigida para proceder a la realización de despidos colectivos o de medidas de suspensión de contrato o reducción de jornada por parte del empresario.

 

No obstante, la nueva regulación mantiene la necesidad de que se realice un periodo de consultas con los representantes de los trabajadores, al tiempo que se establece la intervención de la autoridad laboral para garantizar la efectividad de dicho periodo de consultas, pero sin tener ésta carácter decisorio.

 

La decisión última es, pues, la del empresario, y como en el caso de los despidos individuales, si no se está de acuerdo, los trabajadores tienen que impugnarla por la vía judicial.

 

Báñez habla de inicio de «nuevo rumbo»

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha avanzado estos datos durante la entrega de la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil al secretario de Trabajo y Previsión Social mexicano, Alfonso Navarrete, en la que ha recalcado que "el mercado de trabajo en España, gracias al esfuerzo de toda la sociedad y a las reformas implementadas por el Gobierno, ha iniciado un nuevo rumbo; con más empleo y más empleo de calidad".

 

Báñez ha indicado que el Gobierno sigue "trabajando intensamente para conseguir que todos aquellos que aún no tiene una oportunidad la encuentren cuanto antes, y que lo hagan a través de un empleo estable y de calidad".

 

La ministra de Empleo ha señalado que esas personas tienen cada vez más confianza en el mercado laboral español porque continúa incrementándose el ritmo de creación de empleo, ya que alcanza cerca de 2.000 nuevos empleos cada día.

El gasto en pensiones aumenta más de un 3% y marca un nuevo récord

elmundo.es, 25/11/2014

La Seguridad Social destinó en el presente mes de noviembre la cifra récord de 8.104,9 millones de euros al pago de las pensiones contributivas, un 3,1% más que en el mismo mes de 2013, según datos publicados este martes por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 

La mayor parte del importe destinado a pagar la nómina de las pensiones fue a parar a las pensiones de jubilación, con 5.636,8 millones de euros (+3,9%), seguido de las pensiones de viudedad, a las que se dedicaron 1.473,5 millones de euros (+1,5%).

 

Por su parte, a las pensiones de incapacidad permanente se destinaron 851,9 millones de euros (+0,3%), las de orfandad supusieron 122,9 millones de euros (+6,1%) y las pensiones en favor de familiares totalizaron 19,6 millones de euros (+3,1%).

 

La pensión media de jubilación, que ya superó hace cuatro meses los 1.000 euros mensuales por primera vez en la historia, alcanzó a principios de noviembre los 1.006,29 euros mensuales, lo que supone un 2% más respecto al mismo mes de 2013.

 

Por su parte, la pensión media del sistema, que comprende las distintas clases de pensión (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares), se situó al iniciarse este mes en 875,52 euros mensuales, lo que supone un aumento interanual del 1,7%.

 

En concreto, la pensión media de viudedad se situó en noviembre en 625,76 euros mensuales, un 1% más, mientras que la de incapacidad permanente alcanzó una cuantía media de 917,71 euros mensuales, con un incremento del 0,8% respecto a noviembre del año pasado.

 

Asimismo, la pensión media de orfandad ascendió a 368,15 mensuales, un 0,5% menos que en noviembre de 2013, mientras que la de favor de familiares se situó en 510,12 euros al mes, con un repunte del 1,2%.

 

El número de pensiones contributivas de la Seguridad Social alcanzó la cifra de 9.257.263 en el presente mes de noviembre, la más alta hasta la fecha, con un crecimiento del 1,4% sobre igual mes de 2013.

 

De esta cantidad, más de la mitad, 5.601.559, fueron pensiones de jubilación, con un repunte del 1,8% respecto a noviembre de 2013, mientras que 2.354.781 eran pensiones de viudedad (+0,5%), 928.322 de incapacidad permanente (-0,5%), 334.004 de orfandad (+6,6%), y 38.597 a favor de familiares (+1,8%).

 

País Vasco, Madrid y Asturias, a la cabeza

Por comunidades autónomas, siete de ellas más Ceuta superaron en noviembre la pensión media nacional, establecida en 875,52 euros al mes. País Vasco (1.083,20 euros), Madrid (1.036,20 euros) y Asturias (1.034,36 euros) registraron las pensiones más elevadas.

 

Les siguen Navarra (998,29 euros), Aragón (915,36 euros), Cantabria (914,43 euros), Cataluña (906,05 euros), Ceuta (901,55 euros), Castilla y León (857,03 euros), La Rioja (845,43 euros), Melilla (826,49 euros), Canarias (814,09 euros), Castilla-La Mancha (812,78 euros), Comunidad Valenciana (806,53 euros), Baleares (803,90 euros) y Andalucía (792,19 euros).

 

Cierran la tabla, con las pensiones menos cuantiosas, Murcia, con una pensión media de 771,53 euros mensuales; Galicia, con 737,98 euros, y Extremadura, con 735,10 euros al mes.

 

El Banco de España dice que ya hay empresas que pueden subir salarios

elmundo.es, 25/11/2014

El Banco de España constató ayer que las empresas reflejan una evolución más favorable de la actividad con un repunte de las ganancias del 62,4% en los nueve primeros años del ejercicio. Según el informe de la Central de Balances de la entidad, que recoge la información aportada hasta septiembre mediante una encuesta a 800 empresas que suman un peso del 12% del valor añadido de todo el tejido no financiero, este alza se ha debido: al mantenimiento de una positiva aportación del sector exterior; la progresiva recuperación de la demanda interna; la mejoría de las condiciones financieras; así como por la mejora relativa del empleo. y la consolidación de crecimientos moderados de los costes laborales.

 

En este alza de las ganancias han contribuido en gran medida efectos extraordinarios, como por ejemplo, la venta de activos para reducir el endeudamiento y obtener liquidez, así como la mejora de la actividad de todas las ramas, salvo en la información y la comunicación.

 

En ese sentido, el director general del supervisor, José Luis Malo de Molina, señaló que el sector empresarial ha dejado atrás los ajustes típicos de la crisis y «ya se da el escenario» en el que las empresas más dinámicas y competitivas han mejorado su productividad y, por tanto, se encuentran en condiciones de subir los salarios.

 

Malo de Molina calificó además de «muy útil» la moderación salarial como instrumento para favorecer el empleo, y estimó que «la tasa elevada» de mejora en los resultados coincide con que la actividad empresarial ha entrado «en creación de empleo».

 

De cualquier forma, según los datos de la Central de Balances, ha seguido la reducción de plantillas en 2014 en un 0,5% frente al 2,3% en 2013. En todo caso, según el director general de la entidad, este porcentaje negativo hasta septiembre en el empleo, «que contrasta con la recuperación que evidencia el conjunto de la economía», es fruto del peso de «las grandes empresas» sobre la encuesta y no refleja la tendencia a la creación de empleo.

 

También apuntó que en términos empresariales es obvio que la economía española ha dejado ya atrás hace varios meses la recesión ya que «está creciendo y ya no hay una situación de crisis». «Vemos que todas las variables se comportan en una situación de dinamismo». Y, aunque el panorama es «optimista», no está exento de «riesgos e incertidumbres» que vienen del exterior, matizó.

 

Sin embargo, reconoció que esta mejora de la economía y de las empresas no ha llegado aún a los ciudadanos. La crisis no ha acabado «si se habla de absorción del empleo o si se compara la actividad actual con la de 2008». Por ello, recordó que el PIB está un 6% por debajo del registrado en aquel año y que España tiene peores indicadores de empleo, renta per capital y bienestar que entonces.

 

Juncker aspira a crear 1,3 millones de empleos con su plan de inversión

cincodias.com, 26/11/2014

La Comisión Europea aprobó el plan de inversión con el que espera movilizar 300.000 millones de euros entre 2015 y 2017 a partir de 16.000 millones de euros de los fondos estructurales y 5.000 millones del BEI. Bruselas confía en que los proyectos financiados generen 1,3 millones de puestos de trabajo.

 

Por quinta vez desde que empezó la crisis, Bruselas intenta mejorar el apalancamiento de sus escasos recursos para dar un impulso a la inversión privada, uno de los parámetros que sigue sin recuperarse en la Unión Europea. Bruselas confía en que a partir de una inversión pública de 21.000 millones se movilicen durante el próximo trienio unos 240.00 millones de euros para infraestructuras (energía, transporte y redes digitales) y otros 75.000 millones para créditos a pequeñas y medianas empresas, las más castigadas por la falta de financiación.

 

La Comisión Europea calcula que el impacto económico del plan podría alcanzar los 410.000 millones de euros, cifra equivalente al 3% del PIB de la UE. Y facilitar la creación de más de 400.000 puestos de trabajo anuales entre 2015 y 2017, un período en el que Bruselas todavía prevé tasas de paro superiores al 9%, es decir, más de 23 millones de desempleados.

 

La propuesta se presentará oficialmente el miércoles ante el pleno del Parlamento Europeo, en Estrasburgo. Y será debatida y previsiblemente aprobada en la cumbre europea del 18 y 19 de diciembre en Bruselas, aunque varios socios, entre ellos Alemania, se muestran reticentes sobre su utilidad y podrían rebajarla o intentar diluirla.

 

El plan se asemeja de manera inquietante a los propuestos por la Comisión de José Manuel Barroso entre 2009 y 2013, cuando se ensayaron diferentes fórmulas para que los fondos europeos sirvieran como catalizador para atraer capital internacional hacia la inversión a largo plazo. La nueva Comisión, presidida desde el 1 de noviembre por Jean-Claude Juncker, asegura que en esta ocasión se trata de “un cambio de paradigma en cómo se usa el dinero público”.

 

Más riesgo

“El nuevo Fondo podrá participar en los proyectos más arriesgados e involucrarse en estructuras [financieras] más complejas, más allá de lo que se realiza actualmente con los programas de financiación de la UE”, subraya el documento aprobado por la Comisión.

 

Bruselas añade que no existe un problema de liquidez en Europa, sino de falta de financiación para la economía real, en particular, en las áreas señaladas como prioritarias: eficiencia energética, educación e innovación, asistencia social, energía, transporte, medio ambiente y banda ancha.

 

Para atraer capital hacia esos sectores, la Comisión creara a lo largo de los tres años un fondo de garantía de 16.000 millones de euros, con el que se podría comprometer a asumir parte del riesgo de los proyectos. La mitad de esa garantía estaría disponible de manera casi inmediata a partir de mediados de 2015, porque Bruselas detraerá 3.330 millones de euros de las partidas ya previstas para interconexiones y 2.700 millones de las de I+D.

 

El BEI, por su parte, reservará 5.000 millones de su capital actual para avalar proyectos de pequeñas y medianas empresas. Y la Comisión invita a cada Gobierno a añadir su parte, ofreciéndoles no contársela como déficit a efectos del Pacto de Estabilidad, aunque sin garantizarles la reinversión en su país.

 

Bruselas confía en que a la quinta vaya la vencida

No hay quinto malo, dicen los taurinos, y esa parece ser la esperanza de Jean-Claude Juncker. El nuevo presidente de la Comisión Europea presentará hoy ante el Parlamento Europeo su plan de inversión, cuyo mayor riesgo es que fracase tan estrepitosamente como los cuatro anteriores.

 

A favor del éxito de Juncker juega la urgencia de reactivar la inversión en un continente donde ha caído en casi 500.000 millones de euros desde su pico en 2007 y donde la prolongada crisis económica amenaza la continuidad de los partidos políticos que han gobernado Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

 

Hasta ahora, sin embargo, Bruselas no ha logrado dar con la fórmula para reactivar la inversión, no por falta de ideas, sino por carencia de recursos y de apoyo en los grandes países. El fiasco más estrepitoso fue en 2012, cuando se anunció la movilización de 200.000 millones de euros en lo que fue clasificado, por los más euroingenuos, como “un plan Marshall para el sur de Europa”. Dos años después, ni la inversión ni el empleo remontan y la zona euro se expone a una tercera recesión.

 

En 2013, llegaba otro plan para reactivar el crédito a las pymes a través del Banco Europeo de Inversiones, cuyos frutos también han sido exiguos. Antes, en 2012, el fondo de rescate de la zona euro anunciaba el lanzamiento de instrumentos para captar el ahorro de los países emergentes. Nunca llegó ese capital. Solo el plan de 2009 logró parte de sus objetivos. Pero entonces todos los países se sumaron con una inyección de capital nuevo. Ahora no hay intención de poner un euro más. Solo la apuesta de que cada euro existente se multiplicará por 15 y generará 300.000 millones de euros en inversión.

 

La OCDE culpa a París y Roma del riesgo de estancamiento en la zona euro

La OCDE lanzó una seria advertencia a Francia y a Alemania, a las que reprocha que con su inmovilismo están arriesgando que la zona euro, amenazada por la deflación, se instale en un periodo prolongado de estancamiento económico.

 

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que presentó su informe semestral de Perspectivas, revisó a la baja las proyecciones de crecimiento para la mayor parte de sus países miembros y mostró especial preocupación por la zona euro, presentada como el “enfermo” por su secretario general, Ángel Gurría. “Hay riesgo de un largo estancamiento en la zona euro”, subrayó a la prensa Gurría, que avisó de que las expectativas de una muy baja inflación podrían llegar a recortar 0,5 puntos del PIB de la zona euro en 2015 y un punto en 2016.

 

El secretario general de la OCDE apuntó que las previsiones de este estudio son más débiles que las de mayo y que “el crecimiento de la economía mundial se va a fortalecer muy gradualmente en 2015 y 2016, pero va a quedarse en un nivel “modesto”, con tasas del 3,7% y del 3,9%, respectivamente, después del 3,3 % que calcula para 2014. Para la zona euro, la OCDE estima que este año la actividad sólo progresará un 0,4%, en lugar del 1,2% que había anticipado en mayo. En 2015 será del 1,1% y un 1,7 % en 2016.

 

Esa corrección a la baja del conjunto de la eurozona contrasta con las mejores cifras de algunos de sus países periféricos, y en particular de España, que debería crecer un 1,3% este año, un 1,7% el próximo y un 1,9% el siguiente.

 

La pensión máxima en 2015 será de 2.560,88 euros mensuales

expansion.com, 26/11/2014

Todas las pensiones subirán el año que viene un 0,25%, esto situará la pensión máxima en 2.560,88 euros mensuales, apenas seis euros más que este año. La subida será mucho menor en las mínimas. Será en ellas donde más se notará la semicongelación de pensiones ya iniciada el año pasado. Al ser un incremento porcentual igual para todas las prestaciones y ser menor la base de cálculo, el aumento es más pequeño.

 

El caso extremo donde el incremento será más reducido se da en las prestaciones de orfandad más pequeñas. En estas, el aumento apenas será de apenas 48 céntimos. Por lo que respecta a las pensiones mínimas de jubilación, el aumento será de 1,9 euros en aquel jubilado que tenga una persona a su cargo, hasta los 782,85 euros, y de 1,5 para quienes no lo tengan (601,80).

 

Entre las pensiones mínimas, el mayor aumento se dará en la prestación que recibirá, por ejemplo, un pensionista con invalidez total y una persona a su cargo. En estos casos, el incremento será de casi tres euros y se situará en 1.174,32 euros al mes.

 

Todo este incremento, que afectará a casi 10 millones de pensiones, según el borrador del decreto que el Gobierno ha remitido a los agentes sociales, supondrá un gasto adicional para la Seguridad Social en 2015 de 271,83 millones.

 

Las pensiones ya subieron en 2014 el 0,25%. Y, de nuevo, volverán a hacerlo en 2015. Esta vez el incremento llega por la aplicación de la última reforma que supeditó la evolución de las pensiones a una fórmula que básicamente tiene en cuenta la evolución de los gastos e ingresos de la Seguridad Social durante un ciclo de 11 años, con dos límites: en las épocas malas, el aumento nunca podrá ser menor del 0,25% aunque el resultado de la fórmula sea negativo o menor a ese porcentaje; en las buenas, la mejora no podrá superar la suma del IPC más medio punto porcentual.

 

Sobre esta base, y a la luz de que casi todas las previsiones económicas de ingresos y gastos de la Seguridad Social apuntan a más años de déficit, la última la ha publicado la autoridad fiscal esta semana, lo más probable es que el aumento de las pensiones sea del 0,25% durante varios años más.

 

Las empresas pagarán 6.200 millones más por la ampliación de cotizaciones

expansion.com, 26/11/2014

Empleo estima que ingresará 3.700 millones de euros por el nuevo sistema de liquidación de cuotas, y 2.500 millones, por los ‘vales comida’.

 

El Gobierno espera recaudar el próximo año 6.200 millones de euros más por las dos últimas medidas de calado que ha tomado para mejorar los ingresos de la Seguridad Social. Así, la citada cuantía es el resultado de sumar 3.700 millones de euros, por la aplicación del nuevo sistema de liquidación e ingresos de cotizaciones sociales para las empresas, y 2.500 millones de euros, por la ampliación de conceptos salariales que deben aportar a la Seguridad Social. Así lo recoge la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) en el informe que difundió ayer sobre el nuevo sistema de revalorización de las pensiones, que entró en vigor este año.

 

El nuevo modelo de liquidación e ingresos de la Seguridad Social, cuyo proyecto de ley está en el Senado, consiste en un modelo parecido a la autoliquidación con Hacienda, cuando la Agencia Tributaria envía la declaración al contribuyente para que éste verifique si es verdad, y si lo es, pague o cobre la devolución.

 

En este caso, a partir del 1 de enero de 2015, la Seguridad Social pedirá toda la información a las empresas sobre sus trabajadores, con salarios, categorías y contratos, entre otras cosas, y les dirá las cotizaciones que tienen que pagar. Es un sistema que facilita las cosas a las empresas, pero el verdadero objetivo de la nueva ley es mejorar la lucha contra el fraude recabando toda la información, y obligando a darla. Por eso, el Ministerio de Empleo y de Seguridad Social reconoce que espera obtener 3.700 millones de euros más por esta reforma.

 

Conceptos salariales

En segundo lugar, ya está en vigor la obligación de las empresas de pagar a la Seguridad Social por la inmensa mayoría de los conceptos salariales. Se trata de que las compañías contribuyan por complementos como los vales comida; las ayudas para el transporte, los planes de pensiones y la mejora de la cobertura sanitaria o la guardería de los hijos, entre otros conceptos. Por esta reforma, el Ejecutivo espera recaudar 2.500 millones de euros adicionales. Es decir, un 300% más que los 900 millones de euros previstos, y anunciados, inicialmente por el Gobierno por esta medida.

 

De hecho, el Ministerio de Empleo y de la Seguridad Social piensa que este aumento adicional de 6.200 millones en la recaudación global por cotizaciones sociales en 2015 le ayudará a conseguir que el déficit de la Seguridad Social baje al 0,6% del PIB el próximo año desde el 1% previsto para 2014.

 

Bien es verdad que el balance para la Seguridad Social el próximo año podría ser mejor si las pensiones subieran menos del 0,25%. El informe de la Airef dice que así se desprende de la fórmula matemática que el Gobierno ha introducido en el nuevo modelo de revalorización de las pensiones. Sin embargo, la norma sobre la revalorización de las pensiones dice que el incremento nunca podrá ser inferior al 0,25%, ni superior al IPC real más 0,50%. En síntesis, la fórmula se compone de la evolución de los ingresos y gastos de la Seguridad Social de los últimos cinco años y de los previstos en los cinco años siguientes al de la subida de las pensiones –en este caso, hasta 2020–. Además, también tiene en cuenta la subida anual de todas las pensiones en vigor, además de la evolución de la cuantía media.

 

El Gobierno valora que la revalorización del 0,25% en 2015 costará 225 millones de euros, pero también es verdad que el gasto mensual de las pensiones contributivas es de 8.104 millones de euros, como informó ayer el Departamento de Fátima Báñez respecto a octubre. Esta cifra representa un crecimiento interanual del 3,1% o casí el doble del PIB en ese mismo periodo.

 

Ver otras semanas