El Banco de España dice que ya hay empresas que pueden subir salarios

El Banco de España constató ayer que las empresas reflejan una evolución más favorable de la actividad con un repunte de las ganancias del 62,4% en los nueve primeros años del ejercicio. Según el informe de la Central de Balances de la entidad, que recoge la información aportada hasta septiembre mediante una encuesta a 800 empresas que suman un peso del 12% del valor añadido de todo el tejido no financiero, este alza se ha debido: al mantenimiento de una positiva aportación del sector exterior; la progresiva recuperación de la demanda interna; la mejoría de las condiciones financieras; así como por la mejora relativa del empleo. y la consolidación de crecimientos moderados de los costes laborales.

 

En este alza de las ganancias han contribuido en gran medida efectos extraordinarios, como por ejemplo, la venta de activos para reducir el endeudamiento y obtener liquidez, así como la mejora de la actividad de todas las ramas, salvo en la información y la comunicación.

 

En ese sentido, el director general del supervisor, José Luis Malo de Molina, señaló que el sector empresarial ha dejado atrás los ajustes típicos de la crisis y «ya se da el escenario» en el que las empresas más dinámicas y competitivas han mejorado su productividad y, por tanto, se encuentran en condiciones de subir los salarios.

 

Malo de Molina calificó además de «muy útil» la moderación salarial como instrumento para favorecer el empleo, y estimó que «la tasa elevada» de mejora en los resultados coincide con que la actividad empresarial ha entrado «en creación de empleo».

 

De cualquier forma, según los datos de la Central de Balances, ha seguido la reducción de plantillas en 2014 en un 0,5% frente al 2,3% en 2013. En todo caso, según el director general de la entidad, este porcentaje negativo hasta septiembre en el empleo, «que contrasta con la recuperación que evidencia el conjunto de la economía», es fruto del peso de «las grandes empresas» sobre la encuesta y no refleja la tendencia a la creación de empleo.

 

También apuntó que en términos empresariales es obvio que la economía española ha dejado ya atrás hace varios meses la recesión ya que «está creciendo y ya no hay una situación de crisis». «Vemos que todas las variables se comportan en una situación de dinamismo». Y, aunque el panorama es «optimista», no está exento de «riesgos e incertidumbres» que vienen del exterior, matizó.

 

Sin embargo, reconoció que esta mejora de la economía y de las empresas no ha llegado aún a los ciudadanos. La crisis no ha acabado «si se habla de absorción del empleo o si se compara la actividad actual con la de 2008». Por ello, recordó que el PIB está un 6% por debajo del registrado en aquel año y que España tiene peores indicadores de empleo, renta per capital y bienestar que entonces.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación