Resumen de Prensa Semanal

Semana 49

03/12/2012 al 09/12/2012

Ver otras semanas

La Seguridad Social pierde 205.678 afiliados en noviembre, hasta los 16.531.048

eleconomista.es, 04/12/2012

La Seguridad Social registró en noviembre un descenso medio de 205.678 afiliados respecto a octubre, un 1,2% menos, con lo que el total de ocupados se situó en 16.531.048 cotizantes al finalizar el mes, según informó este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 

Este dato de afiliación de noviembre se ha visto alterado por la salida del sistema de los cuidadores no profesionales de personas dependientes.

 

En concreto, el Ministerio ha explicado que de las 205.678 bajas registradas en el undécimo mes del año, 85.233 son de cuidadores no profesionales, que desde el día 1 de noviembre no figuran ya como afiliados al sistema.

 

Empleo ha señalado que el descenso mensual de afiliación alcanzaría las 120.446 bajas de no producirse la salida de los citados cuidadores, lo que habría situado el número medio de afiliados en 16.616.281 ocupados.

 

Cuatro meses de caídas

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha destacado que la afiliación de estos cuidadores no profesionales no sólo no incorporaba recursos al sistema, sino que ha significado un coste de 1.034 millones de euros desde 2008.

 

Con el descenso de noviembre, superior al del año pasado, cuando la afiliación bajó en 111.782 personas, el sistema encadena cuatro meses consecutivos de pérdida de ocupados.

 

En términos interanuales, la Seguridad Social redujo en noviembre su número de cotizantes en 717.482 personas, un 4,1% menos.

 

El paro sube en 74.296 personas en noviembre: hay 4,9 millones de desempleados

eleconomista.es, 04/12/2012

El paro registrado subió en noviembre en 74.296 personas con respecto a octubre, con lo que el total de desempleados se sitúa ya en la cifra récord de 4.907.817 personas, según publica hoy el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Se trata del cuarto ascenso consecutivo, aunque finalmente se ha quedado por debajo de las previsiones.

 

En concreto, los analistas esperaban de media que el número de personas registradas en las oficinas del antiguo Inem ascendiese a 90.000 parados, según los datos compilados por Bloomberg. En noviembre del año pasado, el desempleo aumentó en 59.536 personas.

 

En el último año, el desempleo se ha incrementado en 487.355 personas, el 11,02%.

 

Afloran 38.000 parados

El departamento de Empleo explica que las cifras de noviembre recogen el efecto puntual de la extinción de convenios especiales obligatorios de Seguridad Social para cuidadores no profesionales de personas dependientes. Esto supone que se contabilizan como parados los 37.983 trabajadores en estas condiciones que figuraban como demandantes de empleo (dentro del grupo de los llamados denos).

 

Los demandantes de empleo no ocupados (denos) engloban a aquellos con condiciones especiales, como cursar estudios de enseñanza oficial, ser demandantes de primer empleo o trabajadores beneficiarios del subsidio agrario. Tampoco computan como desempleados los que solicitan otras condiciones laborales especiales, como un trabajo a domicilio o en el extranjero.

 

El Ministerio destaca que si no se hubiera producido la extinción de dichos convenios, el paro registrado en noviembre hubiera aumentado en 36.313 personas.

 

En este sentido, se puede relacionar con esta modificación en los cálculos el significativo aumento del paro femenino en este mes. Hasta 50.764 mujeres se incorporaron a las listas del paro, más del doble de los nuevos desempleados masculinos, 23.532 personas. Así, en noviembre re se registraron 2.491.589 mujeres sin empleo, frente a los 2.416.228 hombres parados.

 

El 85%, en servicios

Por sectores, el 85% de los nuevos parados proceden de los servicios, donde 63.166 personas pasaron a engrosar las listas del SPEE. Le siguió agricultura, con 5.777 nuevos desempleados, e industria, con un aumento de 4.670 personas. El colectivo de personas sin empleo anterior aumenta en 2.954.

 

En cuanto a la construcción, el número de parados descendió en 2.271 personas.

 

Entre los jóvenes menores de 25 años el desempleo se cayó en 1.014 personas respecto al mes anterior. La disminución del paro entre los jóvenes menores de 25 años contrasta con la evolución registrada en noviembre de 2011, cuando el desempleo en este colectivo creció en 9.455.

 

Por comunidades, el paro registrado bajó en Valencia en 3.101 personas, pero se incrementó en el resto de comunidades. A la cabeza se situó Andalucía, con 23.553 nuevos desempleados, y Baleares, con 9.226.

 

Contratación

El número de contratos registrados durante el mes de noviembre ha sido de 1.151.771, lo que supone una bajada del 5,42% interanual (66.059 contratos menos). Entre enero y noviembre, la contratación se redujo en 557.275 contratos.

 

Como particularidad, Empleo destaca que de los contratos firmados en noviembre, 100.179 fueron indefinidos, un 19,3% más que hace un año. Aún así, los indefinidos solo representan el 8,70% del total.

 

Por otra parte, se sigue constatando un descenso en el número de cotizantes a la Seguridad Social. En noviembre se registró una caída en 205.678 afiliados, con lo que el total de ocupados se situó en 16.531.048 personas. En términos interanuales, el número de cotizantes se redujo en 717.482 personas, un 4,1% menos.

 

Con el descenso de noviembre, superior al del año pasado, cuando la afiliación bajó en 111.782 personas, el sistema encadena cuatro meses consecutivos de pérdida de ocupados.

 

Un "mal dato"

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha admitido hoy que el paro de noviembre "es sin duda un mal dato", pero ha recordado que "trabajamos cada día para cambiar la situación" y se ha mostrado "convencida" de que persistiendo en el actual rumbo de reformas se conseguirá este fin.

 

Báñez ha recalcado que "el rostro humano de la crisis es el desempleo" y es precisamente el que hace que el Gobierno "no baje la guardia", "tire la toalla" o cambie el rumbo. Así, en materia de empleo la ministra no tiene grandes expectativas para lo que queda de año, como avanzó el sábado. Según Báñez, 2012 es "el peor año de la crisis" y el próximo será mejor, aun que hay que esperar a 2014, que es "el año del empleo", para que la situación labolar mejore.

 

El pasado mes de octubre, la titular de Empleo aseguró que veía "noticias esperanzadoras" en las cifras de la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre, que situaba el total de parados en 5,77 millones, como la menor destrucción de empleo.

 

La Seguridad Social arrastra un déficit de 7.900 millones de euros

abc.es, 05/12/2012

Los cotizantes a la Seguridad Social siguen cayendo mientras las pensiones continúan creciendo en número y cuantía. Una situación que ha lastrado las cuentas y le ha llevado a instalarse en los números rojos. El sistema arrastra un déficit estructural de 7.900 millones de euros, según el informe al que ha tenido acceso ABC.

 

En este mismo documento se detalla que la Seguridad Social ha acumulado un gasto superior a los 40.000 millones de euros por partidas impropias en el periodo que va desde 2002 a 2011.

 

Entre ellas figuran los complementos a mínimos, que solo a partir de 2013 asumirá el Estado al cien por cien. Estos complementos son unas cantidades que reciben los pensionistas que no han cotizado lo suficiente para llegar a pensión mínima fijada para cada ejercicio y cuyo abono ha estado a cargo de la Seguridad Social y no a cargo de los impuestos, como desde 1995 ha venido reclamando sin éxito unas de las recomendaciones del Pacto de Toledo. 2013 fue la fecha límite que estos acuerdos dieron a los gobiernos para traspasar totalmente esas ayudas al Estado y desligarla de las cotizaciones sociales. Por ejemplo, solo en 2011 estas ayudas que han estado muy ligadas a decisiones políticas, supusieron 7.500 millones.

 

Además de llevar años asumiendo este gasto que no le correspondía, la Seguridad Social también tiene sus deudores. Por ejemplo, está pendiente de recibir recursos pendientes de pago a cuenta de los cuidadores informales de la Ley de Dependencia. Un desembolso al que tiene que hacer frente el Ministerio de Sanidad por importe de 1.000 millones.

 

A ello se suma que la Seguridad Social actúa como caja de cobro para todo tipo de prestaciones. Esto significa que adelanta el pago por las prestaciones de paro, que luego paga el servicio público de empleo estatal o del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa).

 

 

España puede tardar hasta 17 años en volver al nivel de empleo previo a la crisis

abc.es, 05/12/2012

Un estudio asegura que el ratio entre las personas que trabajan y las inactivas apunta a una resistencia por parte de los hogares más elevada que en crisis anteriores

 

Las estadísticas siguen engordando el drama del desempleo y las previsiones no invitan al optimismo, por lo menos a corto plazo. Con un paro registrado que está a punto de alcanzar los cinco millones de personas, nuestro país no empezará a crear ocupación hasta los meses centrales de 2013, y se prevé que alcance un saldo positivo durante 2014 si no se vuelve a cuestionar la estabilidad del euro, aunque puede tardar hasta 17 años en volver a los niveles de ocupación de antes de la crisis, según el catedrático de Economía Aplicada de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), Josep Oliver.

 

Así lo aseguraba ayer el experto durante la presentación en Barcelona de su estudio para ManpowerGroup «El mercado de trabajo abril-septiembre 2012 y la vulnerabilidad de los hogares españoles», en el que ha señalado que «firmaría» para que la ocupación regresase en 2022 a los niveles de 2007.

 

En la crisis española de 1974 a 1985 se tardó 11 años en destruir el 15% de la ocupación, frente a los cinco que se ha tardado en la crisis actual, y si entonces la recuperación de los niveles de ocupación se prolongó hasta 1991, Oliver ha estimado que en esta ocasión se necesitarán por lo menos 15 años.

 

Las cifras del drama

El estudio asegura que España tiene 1,7 millones de hogares en los que todos sus miembros activos están desempleados, además de otros 4,4 millones de hogares cuyos miembros son inactivos. La crisis ha provocado también un aumento en el porcentaje de hogares en los que únicamente hay un activo con empleo, que ha pasado de ser 5,3 millones al inicio de la crisis en 2007 a 6,1 millones en septiembre de 2012, aunque ha disminuido en un 21,4% el número de hogares que tienen dos o más empleos.

 

Sin embargo, el estudio reconoce que el número total de empleados españoles y el relativo (ratio entre las personas que trabajan y las inactivas) que presentaba España en septiembre de 2012 apuntan una resistencia por parte de los hogares más elevada que en crisis anteriores, en especial en la recesión de 1974 a 1985, porque ha crecido considerablemente la población activa.

 

Así, en septiembre de este año ese ratio era de 2,65 frente al 3,43 de 1985, además a finales de septiembre de este año casi el 40% de los hogares tiene a dos personas con empleo, por encima de la recesión de 1974 a 1985 y que se situó en el 26%. Estos datos, según Oliver, apuntan también que hay una creciente polarización entre los hogares con mayor capacidad de aguante y el resto.

 

España registró el mayor aumento de los costes laborales de la eurozona entre 2005 y 2011

abc.es, 05/12/2012

Se elevaron un 3,5% anual en ese periodo, por debajo del 4,6%. registrado entre 2000 y 2005

 

El mercado laboral español ha hecho notables avances en los últimos meses para mejorar su competitividad, pero lo cierto es que la herencia recibida evidencia, del mismo modo que los datos de desempleo, que aún queda mucho trabajo por delante. Y es que España elevó un 3,5% anual sus costes laborales entre 2005 y 2011, registrando así el mayor aumento entre todos los países de la eurozona(UE-15). No obstante, este repunte fue inferior al experimentado en el periodo 2000-2005, cuando los costes laborales en España crecieron a un ritmo anual del 4,6%.

 

Entre 2005 y 2011, los países europeos han incrementado de manera considerable sus costes laborales, aunque, generalmente, a un ritmo menor al periodo 2000-2005, según datos sobre los costes laborales por hora trabajada en la industria manufacturera difundidos por el Instituto de Estudios Económicos (IEE).

 

Rumanía encabeza la clasificación, con un aumento de sus costes laborales del 14,4% anual entre 2005 y 2011, seguida de Letonia (+12,5%), Bulgaria (+11%), Lituania (+9,2%), Estonia (+9%), Polonia (+6,3%), República Checa (+5,6%), Hungría (+5,5%), Eslovaquia (+5,3%) y Eslovenia (+5%). A continuación de estos países, hace su aparición España, a la que siguen Italia, Finlandia, Francia, Suecia, Bélgica, Dinamarca, Chipre y Reino Unido, todos ellos con crecimientos anuales de sus costes laborales de entre el 3% y el 3,4% en el periodo de 2005-2011. En la banda del 2% al 3% se sitúan Irlanda, Austria, Malta, Países Bajos, Luxemburgo, Portugal y Alemania, mientras que Grecia, con un repunte del 1,6% anual, es el país donde menos crecieron.

 

Ver otras semanas