España puede tardar hasta 17 años en volver al nivel de empleo previo a la crisis

Un estudio asegura que el ratio entre las personas que trabajan y las inactivas apunta a una resistencia por parte de los hogares más elevada que en crisis anteriores

 

Las estadísticas siguen engordando el drama del desempleo y las previsiones no invitan al optimismo, por lo menos a corto plazo. Con un paro registrado que está a punto de alcanzar los cinco millones de personas, nuestro país no empezará a crear ocupación hasta los meses centrales de 2013, y se prevé que alcance un saldo positivo durante 2014 si no se vuelve a cuestionar la estabilidad del euro, aunque puede tardar hasta 17 años en volver a los niveles de ocupación de antes de la crisis, según el catedrático de Economía Aplicada de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), Josep Oliver.

 

Así lo aseguraba ayer el experto durante la presentación en Barcelona de su estudio para ManpowerGroup «El mercado de trabajo abril-septiembre 2012 y la vulnerabilidad de los hogares españoles», en el que ha señalado que «firmaría» para que la ocupación regresase en 2022 a los niveles de 2007.

 

En la crisis española de 1974 a 1985 se tardó 11 años en destruir el 15% de la ocupación, frente a los cinco que se ha tardado en la crisis actual, y si entonces la recuperación de los niveles de ocupación se prolongó hasta 1991, Oliver ha estimado que en esta ocasión se necesitarán por lo menos 15 años.

 

Las cifras del drama

El estudio asegura que España tiene 1,7 millones de hogares en los que todos sus miembros activos están desempleados, además de otros 4,4 millones de hogares cuyos miembros son inactivos. La crisis ha provocado también un aumento en el porcentaje de hogares en los que únicamente hay un activo con empleo, que ha pasado de ser 5,3 millones al inicio de la crisis en 2007 a 6,1 millones en septiembre de 2012, aunque ha disminuido en un 21,4% el número de hogares que tienen dos o más empleos.

 

Sin embargo, el estudio reconoce que el número total de empleados españoles y el relativo (ratio entre las personas que trabajan y las inactivas) que presentaba España en septiembre de 2012 apuntan una resistencia por parte de los hogares más elevada que en crisis anteriores, en especial en la recesión de 1974 a 1985, porque ha crecido considerablemente la población activa.

 

Así, en septiembre de este año ese ratio era de 2,65 frente al 3,43 de 1985, además a finales de septiembre de este año casi el 40% de los hogares tiene a dos personas con empleo, por encima de la recesión de 1974 a 1985 y que se situó en el 26%. Estos datos, según Oliver, apuntan también que hay una creciente polarización entre los hogares con mayor capacidad de aguante y el resto.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación