La Seguridad Social arrastra un déficit de 7.900 millones de euros

Los cotizantes a la Seguridad Social siguen cayendo mientras las pensiones continúan creciendo en número y cuantía. Una situación que ha lastrado las cuentas y le ha llevado a instalarse en los números rojos. El sistema arrastra un déficit estructural de 7.900 millones de euros, según el informe al que ha tenido acceso ABC.

 

En este mismo documento se detalla que la Seguridad Social ha acumulado un gasto superior a los 40.000 millones de euros por partidas impropias en el periodo que va desde 2002 a 2011.

 

Entre ellas figuran los complementos a mínimos, que solo a partir de 2013 asumirá el Estado al cien por cien. Estos complementos son unas cantidades que reciben los pensionistas que no han cotizado lo suficiente para llegar a pensión mínima fijada para cada ejercicio y cuyo abono ha estado a cargo de la Seguridad Social y no a cargo de los impuestos, como desde 1995 ha venido reclamando sin éxito unas de las recomendaciones del Pacto de Toledo. 2013 fue la fecha límite que estos acuerdos dieron a los gobiernos para traspasar totalmente esas ayudas al Estado y desligarla de las cotizaciones sociales. Por ejemplo, solo en 2011 estas ayudas que han estado muy ligadas a decisiones políticas, supusieron 7.500 millones.

 

Además de llevar años asumiendo este gasto que no le correspondía, la Seguridad Social también tiene sus deudores. Por ejemplo, está pendiente de recibir recursos pendientes de pago a cuenta de los cuidadores informales de la Ley de Dependencia. Un desembolso al que tiene que hacer frente el Ministerio de Sanidad por importe de 1.000 millones.

 

A ello se suma que la Seguridad Social actúa como caja de cobro para todo tipo de prestaciones. Esto significa que adelanta el pago por las prestaciones de paro, que luego paga el servicio público de empleo estatal o del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa).

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación