Los parados sin ayudas por desempleo se acercan al 50%

La tasa de cobertura oficial llegó en 2010 algunos meses a superar el 80%

 

La economía española ya crea más de 1.000 empleos al día en un año

El gasto en protección contra el desempleo mengua cada mes. En octubre, último con datos disponibles, ascendió a 1.914 millones de euros, 314 menos que en el mismo mes del año anterior. En total, en lo que va de año, el Ministerio de Empleo ha usado 20.734 millones, casi un 18% menos de lo gastado en los 10 primeros meses de 2013.

 

Esta caída del gasto llega de la mano de la tasa de cobertura oficial, que se sitúa en el 57,3%, porcentaje muy alejado de las cifras máximas que se lograron en 2010, cuando se llegó a superar el 80% en algunos meses. No obstante, no todos los beneficiarios de prestaciones y subsidios son desempleados o pueden ser considerados así según los parámetros oficiales de la encuesta de población activa (el mejor termómetro para conocer la evolución del mercado laboral).

 

De acuerdo con los números del Ministerio de Empleo, hay 2,4 millones de beneficiarios. Pero en este colectivo hay prejubilados y trabajadores a tiempo parcial que, al mismo tiempo, pueden compatibilizar su empleo con el cobro de la prestación en la proporción correspondiente hasta completar la jornada. Además, hay que tener en cuenta que la cifra de parados sobre la que se calcula la tasa de protección oficial es la de inscritos en las oficinas públicas.

 

La cifra de beneficiarios baja a 1,6 millones en el estudio que trimestralmente elabora el investigador Enrique Negueruela para la Fundación Primero de Mayo, de CC OO, y la tasa de cobertura cae al 30%. Según estos cálculos, la cifra de desprotegidos crece hasta los casi 3,8 millones.

Negociación con los sindicatos

Para afrontar esta situación, los sindicatos mayoritarios, UGT y CC OO, y el Ejecutivo llevan desde septiembre negociando una nueva prestación para desempleados de larga duración. Todo parece indicar que las conversaciones están a punto de tocar a su fin, puesto que el presidente del Gobierno ha convocado a los líderes de los agentes sociales para una reunión en La Moncloa el próximo jueves.

 

No obstante, ayer los líderes de ambas centrales afirmaron que todavía hay distancia como para dar por seguro un pacto. “Hay diferencias de cierta entidad”, apuntó Ignacio Fernández Toxo, de CC OO. “Ha habido aproximaciones, pero no es total”, concretó Cándido Méndez, de UGT.

 

Las diferencias entre ambas partes se centran en los criterios de acceso a la nueva prestación. El Ejecutivo pretende que solo puedan beneficiarse de ella los parados que no tienen ingresos y llevan más de un año sin ayudas. Los sindicatos quieren reducir este último plazo. También hay discrepancias sobre la duración del programa que, desde el Ministerio de Empleo, se pretende que tenga un año de vigencia, es decir, hasta las próximas elecciones generales. Esto tampoco gusta en el lado sindical. Otro punto en el que no hay acuerdo es en la cantidad a percibir por el desempleado.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación