Rajoy busca hoy el apoyo sindical para su nueva renta a parados

O, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, da hoy un golpe de timón de última hora en la reunión que mantendrá con los sindicatos y la patronal o, de lo contrario, se podría encontrar con una negativa sindical a respaldar la nueva renta para parados de larga duración sin ingresos que ha diseñado el Gobierno.

 

Moncloa ha convocado antes de lo previsto inicialmente la reunión de hoy con los líderes sindicales Ignacio Fernández Toxo (CC OO) y Cándido Méndez (UGT) y los patronales, Juan Rosell (CEOE) y Antonio Garamendi (Cepyme) y las negociaciones aún no estaban cerradas a última hora de ayer.

 

De hecho, según fuentes conocedoras de como han transcurrido estas conversaciones, los líderes sindicales acuden muy reticentes al encuentro con el líder del Ejecutivo y la ministra de Empleo, Fátima Báñez. Cconsideran que la última propuesta de las condiciones del nuevo programa de rentas para pardos y reactivación del empleo hecha por el Gobierno “es muy insuficiente”.

 

Es más, estas fuentes aseguran que si Rajoy no incluye en esta reunión sustanciosas modificaciones en esta propuesta, los líderes sindicales no darán hoy su apoyo público el presidente del Ejecutivo. Por su parte, fuentes patronales estaban esta semana más esperanzados en que hoy se pudiera firmar un acuerdo con el Gobierno.

 

Las principales discrepancias entre los sindicatos y el Ejecutivo radican, sobre todo, en las condiciones de acceso a la ayuda, la duración del programa, y el tipo de cobertura del proyecto.

 

El Gobierno quiere ser muy exigente a la hora de conceder la ayuda, para lo que pretende requerir que sus beneficiarios sean parados de larga duración (más de un año desempleados), hayan agotado las prestaciones y subsidios a los que tienen derecho, tengan cargas familiares y, sobre todo, lleven al menos un año sin cobrar ayudas públicas. Pero los sindicatos ven las dos últimas propuestas demasiado exigentes y creen que si tuvieran que cumplirse dejarían fuera a la inmensa mayoría de los 1,8 millones de parados de larga duración que existen en la actualidad.

 

Así, los líderes de CC OOy UGTdefenderán hoy que el Gobierno suavice alguno de los requisitos para que la nueva renta pueda llegar al menos a medio millón de personas;mientras que la intención del Gobierno es cubrir a entre 200.000 y 300.000 parados, aseguran fuentes de la negociación.

 

Tampoco hay consenso para que la ayuda se cobre exclusivamente seis meses cada persona y para que el programa dure un año, tal y como propone el Gobierno. “O entra más gente al principio o se cobra durante más tiempo”, sugieren desde los sindicatos.

 

Además, los responsables sindicales aseguran que esta nueva ayuda debería estar vigente mientras que la tasa de parados de larga duración no baje, por ejemplo, del 20%. Sin embargo, el Ejecutivo prefiere acotar el programa a un año de duración, “y en todo caso evaluar en unos meses si debería prorrogarse”, indican fuentes de la negociación.

 

No obstante, las centrales consideran que esa fórmula propuesta desde el Gobierno solo persigue cubrir como mínimo el periodo que queda hasta las próximas elecciones generales y dilatar o dejar al siguiente Gobierno la decisión de prorrogarlo o no.

 

Menos problemática es la cuantía de la prestación, que desde el Gobierno se calcula que podría ser de entre 400 y 450 euros;mientras que CC OOy UGT reclaman que se sitúe entre 426 y 480 euros mensuales dependiendo de si el beneficiario tiene o no cargas familiares.

 

Ante este panorama, fuentes sindicales aseguraban ayer no explicarse por qué Moncloa no ha preferido agotar la negociación y convocar la reunión pública al más alto nivel cuando el acuerdo estuviera ya cerrado. De hecho, desde el Gobierno han ignorado las pegas de los sindicatos a su propuesta. Un ejemplo de ello es que la propia secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, aseguraba ayer que “ya se han alcanzado acuerdos importantes con los agentes sociales que se manifestarán” en la reunión de hoy. Daba así por hecho el respaldo de patronal y sindicatos al plan de reactivación de empleo del Gobierno, algo que CCOO y UGT no solo aún no han decidido sino que condicionan a cambios en la propuesta del Ejecutivo.

 

Primer cara a cara de la CEOE

Por otra parte, se da la circunstancia de que en esta reunión de hoy se producirá el primer cara a cara en público de los dos candidatos a presidir la CEOE en las elecciones del 17 de diciembre. Así, a la reunión con el Gobierno están convocados el actual presidente de CEOE y candidato a la reelección, Juan Rosell, y el recién nombrado presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, que optará al cargo.

 

Este primer encuentro se produce en medio de un enrarecimiento del clima entre ambos candidatos después de que ayer se conociera el contenido de una carta que ha enviado Garamendi a los más de 760 vocales que votarán en las elecciones, sugiriendo presiones de Rosell para conseguir votos.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación