Rajoy presenta el jueves a sindicatos y patronal la nueva renta para parados

Los presidentes de las patronales CEOE, Juan Rosell y de Cepyme, Antonio Garamendi, y los secretarios generales de CC OO, Ignacio Fernández Toxo y de UGT, Cándido Méndez tienen previsto acudir el jueves al Palacio de la Moncloa, donde los ha convocado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. En este encuentro, al que también está previsto que asista la ministra de Empleo, Fátima Báñez, los responsables gubernamentales presentarán a los agentes sociales su propuesta para crear una nueva renta para parados de larga duración, con cargas familiares y que no reciban ingresos asistenciales de su comunidad autónoma.

 

La idea que barajan en Empleo sería crear una nueva ayuda de 400 euros, con una duración de seis meses, para parados de larga duración con cargas familiares. El punto que más separa a Empleo y a los agentes sociales es el conjunto de requisitos para acceder a esos beneficios: el mínimo inicial sería un año desde que el beneficiario agotó todas sus prestaciones, un plazo que los sindicatos ven inaceptable.

 

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, mantuvo ayer una reunión con el presidente francés, François Hollande, en la que acordaron pedir financiación del plan de inversión público-privado de 315.000 millones promovido por el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, para las interconexiones energéticas entre Francia y España. Los dos mandatarios reclamaron ampliar y acelerar la puesta en marcha de este plan con el fin de reactivar el crecimiento en la UE. “Queremos alcanzar el objetivo europeo del 10% de interconexión eléctrica y vamos a desarrollar capacidades a ambos lados de la frontera”, coincidió Hollande. “Estos proyectos de interconexión podrán ser elegibles para el plan Juncker y ser financiados de forma rápida y excepcional”, subrayó.

 

Rajoy y Hollande exhibieron una sintonía total en materia de política europea. El presidente del Gobierno apoyó a Francia en su reclamación de reducir el déficit “con plazos y ritmos razonables”, poniendo el caso de España en 2012 como ejemplo, y defendió las medidas del Banco Central Europeo para aumentar la inflación e impulsar el crecimiento. “En Europa todos estamos a favor del crecimiento económico, de la generación de empleo, de niveles de bienestar y de riqueza, de consolidación fiscal, pero con unos plazos y unos ritmos razonables. También estamos a favor de reformas estructurales y de que se defiendan los objetivos de inflación y crecimiento que debe tener la UE”, subrayó en clara alusión a su apoyo a Hollande.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación