Resumen de Prensa Semanal

Semana 51

19/12/2011 al 25/12/2011

Ver otras semanas

Los salarios de la industria y los despidos tiran al alza del coste laboral

Cinco Días, 17/12/2011

 

La recaída de la economía española y la vuelta a la destrucción de empleo han tenido un claro efecto de aceleración de los costes laborales, que crecieron un 1,5% en el tercer trimestre, impulsados por las indemnizaciones por despido. La industria también tiró al alza de estos costes, con unos incrementos salariales del 2,8%, más del doble que la media.

 

El coste total que los empresarios pagan por cada trabajador -y que incluye salarios, cotizaciones, y otros costes, como las indemnizaciones por despido- ascendió a 2.456,91 euros mensuales de media en el tercer trimestre, tras experimentar un incremento del 1,5%, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) conocidos el viernes.

 

Este dato evidencia una clara aceleración de estos costes que en el trimestre anterior avanzaban la mitad (0,8%). Esta situación puede atribuirse en parte a que el recrudecimiento del mercado laboral, con nuevas e importantes destrucciones de empleo que han impulsado las indemnizaciones por despido; esto ha hecho que la parte de "otros costes" que no son los salarios crezcan un 2,2%. Dentro de esta rúbrica las "percepciones no salariales" donde se incluyen las citadas indemnizaciones se incrementaron un 9,2%.

 

No obstante, el apartado de salarios de este indicador también ha aumentado notablemente su ritmo de aumento, creciendo un 1,2%, el doble que en el segundo trimestre, cuando el avance fue de 0,6%, según esta estadística.

 

Este mayor aumento de los salarios viene impulsado, sobre todo, por las retribuciones de la industria, donde los sueldos crecieron un 2,8%, frente al resto de incrementos más moderados de la construcción (1,9%) y, fundamentalmente, de los servicios (0,8%), con subidas por debajo de la media.

 

Precisamente, en las actividades industriales es donde más crecen los salarios y menos las indemnizaciones por despido, que avanzan en este sector un 0,6%. Esto opera igual en el resto de los sectores, ya que en los servicios, donde menos suben los sueldos, es donde más se incrementa el coste de los despidos (3,1%). Estas indemnizaciones aumentaron un 1,6% en la construcción.

 

La fuerte heterogeneidad del mercado laboral se traslada también a los costes. Así, entre lo que se paga por un trabajador en el País Vasco (2.979 euros de media) y en Extremadura (2.075) hay 903 euros de diferencia.

 

En cuanto al coste laboral por hora efectiva de trabajo, aumenta un 4,8% como consecuencia de una disminución de la jornada, que se reduce un 3,2%.

 

Con este escenario de costes deberán trabajar los negociadores de patronal y sindicatos para consensuar cualquier reforma laboral o la renovación del acuerdo de moderación salarial más allá de 2012. En este sentido, el vicepresidente de CEOE y presidente de la patronal madrileña, Arturo Fernández, precisó el viernes que la supuesta propuesta patronal de congelar totalmente los salarios para los próximos cuatro años "no es en firme".

 

Por su parte, el ex secretario de Estado de Economía, Luis de Guindos, -incluido en varias quinielas de ministrables- aseguró también el viernes que el PIB español está ya en negativo. Aunque se mostró seguro en que las reformas que pondrá en marcha el Gobierno, entre las que destacó la de la negociación colectiva, pararán la "hemorragia" de la economía española: el paro.

 

La cifra

 

14,81 euros es el coste salarial medio por hora. Si a este se le suman el resto de los costes, la hora efectiva cuesta en España 20,20 euros por trabajador.

 

Cuestiones económicas para culminar el traspaso de poderes

 

El traspaso de poderes ya está casi hecho. El futuro presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el saliente, José Luis Rodríguez Zapatero, lo ultimaron el viernes en un encuentro mantenido en Moncloa el viernes por la mañana.

 

La reunión -probablemente la última de Zapatero en la residencia presidencial- comenzó a las 12.30 y duró algo menos de dos horas. Sobre su contenido, no ha trascendido prácticamente nada, salvo que ambos dirigentes repasaron algunas cuestiones económicas que quería repasar Rajoy, según fuentes gubernamentales citadas por Europa Press.

 

Entre estas cuestiones, durante los últimos días el futuro presidente mostró interés por el grado de ejecución de las cuentas de los distintos ministerios. De hecho, la ministra de Economía, Elena Salgado, ya ha enviado estas cuentas a Rajoy, por lo que quizás pidió alguna aclaración al respecto.

 

A pesar de que el del viernes fue la última entrevista de ambos con Zapatero como inquilino de la Moncloa, Rajoy manifestó su interés en seguir hablando con el dirigente socialista a partir del lunes, tras ser nombrado presidente, "porque habrá cosas que, sin duda" tendrá que preguntarle, ha dicho.

El primer contrato a menores de 30 años no pagará cuotas durante un año

Cinco Días, 20/12/2011

Habrá una reforma laboral "integral" en el primer trimestre de 2012, según anunció ayer el futuro presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Esta reforma se plasmará en una ley que incluirá los acuerdos de patronal y sindicatos -si los hubiera antes del 15 de enero- y otras medidas como la bonificación del 100% de las cuotas del primer contrato a menores de 30 años, el fomento del empleo estable y la flexibilidad interna de la empresa o un mayor control del dinero para formación.

 

El número de parados en España "ronda ya los 5,4 millones y la tasa de desempleo roza el 23%. Estos son los datos demoledores que sacó de la chistera ayer el próximo presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, tras haber tenido acceso a los datos reales que maneja el Gobierno y que -a falta de alguna explicación por su parte- no coinciden con los datos oficiales de empleo de la encuesta de población activa (EPA) que recoge 4,78 millones de parados y una tasa de desempleo del 21,5%.

 

Con este escenario de paro, peor del que se manejaba hasta la fecha, Rajoy anunció ayer que el Gobierno enviará en el primer trimestre del año una propuesta de ley de reforma laboral "integral" que "garantice un marco laboral justo, seguro y flexible".

 

Según sus planes, el Ejecutivo espera recibir en la primera quincena de enero los acuerdos, si es que se producen, entre patronal y sindicatos para incorporarlos a esta ley; pero al margen de dichos pactos, Rajoy anunció que adoptará medidas para crear puestos de trabajo "estables" y "fomentar la flexibilidad interna en las empresas", si bien no ha concretado cuáles.

 

La citada ley también incluirá cambios en materia de negociación colectiva, para que cada materia se negocie en el ámbito "sectorial o territorial" que resulte más óptimo para "asegurar la competitividad económica y la sostenibilidad del empleo". De no producirse acuerdos entre patronal y sindicatos en estas materias, las medidas del Gobierno en estos terrenos podrían convertirse en las más impopulares de su reforma Rajoy hizo también hincapié en futuros cambios relacionados con la formación de los trabajadores, con el objetivo de hacer de esta "un derecho efectivo del trabajador" a lo largo de toda su vida laboral. Llegados a este punto, precisó que esto último implicará una "apertura" de la oferta formativa, lo que puede interpretarse como la intención del Gobierno de abrir en mayor medida a la iniciativa privada esta partida presupuestaria que ahora gestionan en su mayoría las organizaciones patronales y sindicales y que supera los 4.000 millones de euros anuales.

 

Además, Rajoy lanzó otro claro mensaje a los agentes sociales en esta materia, anunciando "una evaluación mucho más rigurosa" -e insistió en este punto- de la efectividad de estas políticas.

 

Asimismo, anunció la apertura de una mesa de diálogo social para elaborar un Plan de Empleo Juvenil. De momento, avanzó una medida: la rebaja del 100% de las cotizaciones empresariales en los contratos a jóvenes de menores de 30 años que accedan a su primer empleo, durante el primer año de duración de ese puesto.

 

Absentismo en las empresas

 

En su discurso, el líder del Ejecutivo ya dio respuesta a alguna de las demandas de la patronal, al anunciar un reforzamiento de las medidas de control de "los comportamientos abusivos" que generan absentismo laboral injustificado.

 

Finalmente avanzó que el Gobierno fomentará la resolución extrajudicial de conflictos -asunto sobre el que patronal y sindicatos ultiman un acuerdo que en teoría el Ejecutivo trasladará a la ley. Y anunció el desarrollo de medidas para mejorar la conciliación familiar y laboral, entre las que citó un desarrollo del teletrabajo y un plan específico de reinserción laboral "reforzada" para aquellos trabajadores que se incorporen al mercado tras excedencias por cuidado de familia; así como un "plan especial" de igualdad entre hombres centrada en "eliminar la discriminación salarial entre sexos".

 

Calendario laboral sin puentes

 

"Racionalizaremos el calendario laboral para hacer compatibles los derechos de los trabajadores con la competitividad de las empresas". Con este anuncio, Mariano Rajoy confirmó ayer que su Gobierno tomará cartas en el polémico asunto de terminar con los puentes festivos, como demandan la mayoría de los empresarios (excepto los del sector de la hostelería y el turismo).

 

En concreto, precisó que los responsables económicos abordarán los costes que suponen los citados puentes para la economía española, de manera que "se trasladarán las fiestas al lunes más cercano, con la excepción de aquellas fechas de mayor arraigo social". Aunque no especificó qué festivos se salvarían de su traslado al primer día de la semana, la propuesta de la patronal cita al 25 de diciembre y 6 de enero (día de Reyes) el viernes santo y el 12 de octubre.

 

500.000 parados más

 

Parece que los datos oficiales no muestran fielmente la realidad. Ayer, Mariano Rajoy sorprendió asegurando que en España hay 5,4 millones de parados y una tasa de paro del 23%, frente a los datos de la EPA, que arrojan 4,78 millones de parados y una tasa del 21,5%.

Las pymes se ahorrarán al año hasta 10.000 euros por Sociedades

Cinco Días, 20/12/2011

El futuro Gobierno elevará de 300.000 euros hasta 500.000 euros el tramo del impuesto sobre sociedades que tributa al tipo reducido del 25%. Esta medida, que solo beneficiará a pymes, supondrá un ahorro fiscal de hasta 10.000 euros anuales por compañía. Además, tendrán la consideración de pyme aquellas empresas con ingresos hasta 12 millones de euros frente a los 10 millones actuales.

 

La pequeña y mediana empresa se convirtió en la protagonista de las medidas fiscales que aprobará en breve el Gobierno de Mariano Rajoy. La legislación vigente establece que los primeros 300.000 euros de beneficio para las pymes tributan al 25% y, el resto, al 30% en el impuesto sobre sociedades. Rajoy anunció que elevará este umbral hasta los 500.000 euros, lo que supone un ahorro de hasta 10.000 euros por empresa. Sin embargo, esta medida solo favorece a compañías que tengan beneficios y que, estos, superen los 300.000 euros. Los datos de Hacienda indican que solo el 32,5% de las 1,2 millones de pymes que tributan por el impuesto sobre sociedades no están en pérdidas.

 

A día de hoy, tienen la consideración de pymes aquellas empresas con una cifra de negocio inferior a diez millones de euros. El futuro Ejecutivo de Mariano Rajoy aumentará este umbral hasta los doce millones. Ello implica que más compañías podrán tributar a tipos reducidos en el impuesto sobre sociedades. Así, el 99% de las empresas que pagan el impuesto sobre sociedades tendrán la consideración de pyme.

 

Por otro lado, Rajoy profundizará en beneficios fiscales aprobados por el anterior Ejecutivo. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero fijo temporalmente un gravamen del 20% para las compañías con una cifra de negocio inferior a cinco millones de euros y que mantuvieran el empleo. Rajoy convertirá en permanente esta medida que, además, no estará condicionada al mantenimiento del número de empleados. Todo indica que las empresas con unos ingresos inferiores a cinco millones de euros tributarán al 20% por los primeros 500.000 euros de beneficio. A partir de ese nivel, pagarán el 25%.

 

Además, el Ejecutivo de Rajoy también establecerá una exención por las plusvalías obtenidas por la venta de activos fijos cuando se reinviertan en la propia empresa. Ello incentiva la venta de inmuebles, un mercado que actualmente está parado. Además, Rajoy también establecerá una rebaja de diez puntos en el impuesto sobre sociedades para los beneficios que, en lugar de distribuirse entre los accionistas, se inviertan en "la adquisición de nuevos activos". Para el director general de Arrabe Asesores, Miguel Ángel Ferrer, estos incentivos pueden servir a las empresas que tengan beneficios, que son una minoría. Y señala que las medidas tributarias anunciadas por Rajoy no solucionan los problemas de liquidez.

 

Incentivos en el IRPF y el IVA

 

El futuro presidente también prometió rebajas en el IRPF y el IVA. Así, aseguró que la compra de vivienda habitual tributaría al 4% en el IVA en lugar del 8%. Zapatero ya adoptó de forma temporal esta medida entre agosto y diciembre de este año, aunque sin diferenciar entre vivienda habitual y segundas y terceras residencias. Ello le valió una advertencia de Bruselas, que consideraba que la rebaja fiscal era contraria a la legislación europea. Con todo, Eduardo Verdún, socio de Ernst & Young Abogados, sostiene que la decisión de Rajoy sí que está amparada por las leyes comunitarias ya que limita el beneficio fiscal a la vivienda habitual. Además, el futuro Gobierno también recuperará la deducción por vivienda para todas las rentas.

 

El criterio de caja en el IVA no es para la gran empresa

 

La gran empresa seguirá aplicando el criterio de devengo en el IVA. Es decir, pagará el impuesto en el momento en que emite la factura, con independencia del momento en que se cobre. Eduardo Verdún, socio de Ernst & Young Abogados y ex subdirector general de Impuestos sobre el Consumo, explica que la legislación europea impide establecer de forma generalizada el llamado criterio de caja, que Rajoy anunció ayer que podrán aplicar las pequeñas y medianas empresas.

 

Ello supone que las pymes ingresarán el IVA en Hacienda cuando cobren la factura. El Reino Unido y Suecia son los países de la UE que ya aplican este modelo, mientras que Francia limita el criterio de caja a operaciones muy concretas.

 

De hecho, una directiva comunitaria de julio de 2010 ya recomendaba adoptar esta medida. En cualquier caso, los funcionarios del Ministerio de Hacienda siempre habían rechazado aplicar el criterio de caja en el IVA por los problemas de control tributario. En este sentido, Verdún apunta que, previsiblemente, las pymes deberán remitir datos a Hacienda sobre los tiempos de cobro.

 

Es decir, establecer el criterio de caja en el IVA, que probablemente será opcional, elevará las obligaciones de información de las pymes.

 

Planes de pensiones

 

"Mejoraremos la tributación de las prestaciones de los planes de pensiones", declaró ayer Rajoy, que no quiso concretar más. Con todo, el Partido Popular reclamó a lo largo de la anterior legislatura la recuperación de la exención del 40% en el IRPF para los contribuyentes que rescaten de una sola vez su plan de pensiones. Este beneficio fiscal se eliminó en 2007 por el Ejecutivo socialista. La legislación actual incentiva el cobro de una renta periódica, ya que el rescate de una sola vez del plan de pensiones implica tributar a tipos más altos en el IRPF. Todo indica que Rajoy eliminará esta situación y establecerá beneficios para los pensionistas que quieran recuperar su pensión de golpe.

Más ayuda a los emprendedores para la creación de empleo

Cinco Días, 20/12/2011

El tan prometido "marco fiscal de apoyo a los emprendedores" será una realidad en los próximos tres meses. Al menos eso es lo que anunció ayer el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien confirmó que en este primer trimestre del año presentará una ley específica para este colectivo. La norma incluirá "de manera inmediata", tal y como prometieron los dirigentes populares durante su campaña electoral, la histórica demanda de los trabajadores autónomos para poder pagar el IVA de las facturas tras haberlo cobrado y no en el momento de su emisión, como se les exige en la actualidad.

 

Igualmente ratificó otro compromiso electoral, de más difícil aplicación, según los expertos, y que consiste en la creación de un sistema de compensación de deudas mediante un procedimiento de compensación automática similar al de la cuenta corriente tributaria, para cualquier deuda reconocida por una Administración Pública.

 

Asimismo, anunció una "ayuda fiscal" de 3.000 euros por la contratación del primer trabajador.

 

Las principales asociaciones del colectivo de trabajadores autónomos y microempresas (UPTA y ATA) se mostraron ayer muy satisfechas con estos anuncios, si bien, otras fuentes echaron de menos otras promesas del PP como la rebaja del sistema de tributación por módulos, adecuándolo a la situación de crisis; o el establecimiento de bonificaciones a las cotizaciones de la Seguridad Social por la contratación del primer asalariado.

 

No obstante, los representantes de los trabajadores autónomos albergan la posibilidad de que estas medidas también estén finalmente en la Ley de Apoyo a los Emprendedores, aunque no las citara ayer expresamente el próximo presidente del Gobierno.

 

UPTA, ligado al sindicato UGT, valoró especialmente el anuncio de la creación de una mesa de diálogo social para fomentar el empleo juvenil; mientras que ATA -más cercana al ideario popular- calificó la hoja de ruta avanzada ayer por Rajoy de "clara y realista".

 

Las dos federaciones también destacaron el anuncio la culminación de la reforma del sector financiero en el primer semestre de 2012 para que vuelva a fluir el crédito a estos emprendedores.

El 70% de las pymes no podrá aplicar las rebajas anunciadas en Sociedades

Cinco Días, 21/12/2011

Las rebajas fiscales para pymes en el impuesto sobre sociedades que aprobará el Gobierno de Mariano Rajoy no supondrán en el corto plazo un ahorro importante para la mayoría de empresas. Ello es así porque siete de cada diez pequeñas y medianas empresas tiene pérdidas. Los últimos datos de Hacienda indican que, en 2010, tributaron por el impuesto sobre sociedades 1,2 millones de pymes. De estas, presentaron una base imponible positiva 391.000 sociedades. Es decir, solo el 32% obtuvo beneficios. Dos años atrás, más de la mitad de las pymes declaraba ganancias.

 

Esta situación resta efectividad a las medidas que anunció el lunes Mariano Rajoy. El nuevo Gobierno elevará de 300.000 a 500.000 euros el tramo de la base imponible que tributa al 25% en lugar del 30%. El gravamen reducido solo rige para las pymes. En cualquier caso, si una pequeña o mediana empresa no tiene beneficios o si las ganancias no superan los 300.000 euros no podrán aplicar esta rebaja fiscal. Y, en esta situación, se encuentran la inmensa mayoría de pymes.

 

Por otra parte, el universo de las pequeñas y medianas empresas se ampliará en unos miles de empresas cuando Rajoy eleve la cifra de negocio a partir de la cual una empresa tiene la consideración de pyme. Actualmente, el umbral está fijado en los diez millones de euros, cifra que aumentará el próximo año hasta los doce millones. Así, más empresas -en torno a 2.000- podrán acogerse a los beneficios del régimen especial de las empresas de reducida dimensión.

 

Un nuevo tramo

 

Por otra parte, se establecerá de forma permanente y sin exigencias de mantenimiento de empleo un tipo del 20% para empresas con una cifra de negocio inferior a cinco millones de euros. Sin embargo, estas compañía presentan, de media, pérdidas anuales de entre 10.000 y 20.000 euros. Así, todas estas medidas serán útiles cuando la economía se recupere y regresen los beneficios empresariales.

 

Solo una minoría distribuye dividendos

 

Más allá de las rebajas fiscales para pymes, el Ejecutivo de Rajoy también establecerá exenciones para el conjunto de las empresas. Así, las compañías que en lugar de distribuir beneficios entre los accionistas, inviertan las ganancias en la adquisición de nuevos activos gozarán de una rebaja de diez puntos en el impuesto sobre sociedades. Según los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), solo el 0,58% de las empresas reparte beneficios. Sin embargo, el problema es que la mayoría de empresas está en pérdidas. Algo similar sucede con la exención prometida por Rajoy para las empresas que reinviertan en la propia compañía las plusvalías obtenidas por la venta de activos fijos.

Ver otras semanas