Las pymes se ahorrarán al año hasta 10.000 euros por Sociedades

El futuro Gobierno elevará de 300.000 euros hasta 500.000 euros el tramo del impuesto sobre sociedades que tributa al tipo reducido del 25%. Esta medida, que solo beneficiará a pymes, supondrá un ahorro fiscal de hasta 10.000 euros anuales por compañía. Además, tendrán la consideración de pyme aquellas empresas con ingresos hasta 12 millones de euros frente a los 10 millones actuales.

 

La pequeña y mediana empresa se convirtió en la protagonista de las medidas fiscales que aprobará en breve el Gobierno de Mariano Rajoy. La legislación vigente establece que los primeros 300.000 euros de beneficio para las pymes tributan al 25% y, el resto, al 30% en el impuesto sobre sociedades. Rajoy anunció que elevará este umbral hasta los 500.000 euros, lo que supone un ahorro de hasta 10.000 euros por empresa. Sin embargo, esta medida solo favorece a compañías que tengan beneficios y que, estos, superen los 300.000 euros. Los datos de Hacienda indican que solo el 32,5% de las 1,2 millones de pymes que tributan por el impuesto sobre sociedades no están en pérdidas.

 

A día de hoy, tienen la consideración de pymes aquellas empresas con una cifra de negocio inferior a diez millones de euros. El futuro Ejecutivo de Mariano Rajoy aumentará este umbral hasta los doce millones. Ello implica que más compañías podrán tributar a tipos reducidos en el impuesto sobre sociedades. Así, el 99% de las empresas que pagan el impuesto sobre sociedades tendrán la consideración de pyme.

 

Por otro lado, Rajoy profundizará en beneficios fiscales aprobados por el anterior Ejecutivo. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero fijo temporalmente un gravamen del 20% para las compañías con una cifra de negocio inferior a cinco millones de euros y que mantuvieran el empleo. Rajoy convertirá en permanente esta medida que, además, no estará condicionada al mantenimiento del número de empleados. Todo indica que las empresas con unos ingresos inferiores a cinco millones de euros tributarán al 20% por los primeros 500.000 euros de beneficio. A partir de ese nivel, pagarán el 25%.

 

Además, el Ejecutivo de Rajoy también establecerá una exención por las plusvalías obtenidas por la venta de activos fijos cuando se reinviertan en la propia empresa. Ello incentiva la venta de inmuebles, un mercado que actualmente está parado. Además, Rajoy también establecerá una rebaja de diez puntos en el impuesto sobre sociedades para los beneficios que, en lugar de distribuirse entre los accionistas, se inviertan en "la adquisición de nuevos activos". Para el director general de Arrabe Asesores, Miguel Ángel Ferrer, estos incentivos pueden servir a las empresas que tengan beneficios, que son una minoría. Y señala que las medidas tributarias anunciadas por Rajoy no solucionan los problemas de liquidez.

 

Incentivos en el IRPF y el IVA

 

El futuro presidente también prometió rebajas en el IRPF y el IVA. Así, aseguró que la compra de vivienda habitual tributaría al 4% en el IVA en lugar del 8%. Zapatero ya adoptó de forma temporal esta medida entre agosto y diciembre de este año, aunque sin diferenciar entre vivienda habitual y segundas y terceras residencias. Ello le valió una advertencia de Bruselas, que consideraba que la rebaja fiscal era contraria a la legislación europea. Con todo, Eduardo Verdún, socio de Ernst & Young Abogados, sostiene que la decisión de Rajoy sí que está amparada por las leyes comunitarias ya que limita el beneficio fiscal a la vivienda habitual. Además, el futuro Gobierno también recuperará la deducción por vivienda para todas las rentas.

 

El criterio de caja en el IVA no es para la gran empresa

 

La gran empresa seguirá aplicando el criterio de devengo en el IVA. Es decir, pagará el impuesto en el momento en que emite la factura, con independencia del momento en que se cobre. Eduardo Verdún, socio de Ernst & Young Abogados y ex subdirector general de Impuestos sobre el Consumo, explica que la legislación europea impide establecer de forma generalizada el llamado criterio de caja, que Rajoy anunció ayer que podrán aplicar las pequeñas y medianas empresas.

 

Ello supone que las pymes ingresarán el IVA en Hacienda cuando cobren la factura. El Reino Unido y Suecia son los países de la UE que ya aplican este modelo, mientras que Francia limita el criterio de caja a operaciones muy concretas.

 

De hecho, una directiva comunitaria de julio de 2010 ya recomendaba adoptar esta medida. En cualquier caso, los funcionarios del Ministerio de Hacienda siempre habían rechazado aplicar el criterio de caja en el IVA por los problemas de control tributario. En este sentido, Verdún apunta que, previsiblemente, las pymes deberán remitir datos a Hacienda sobre los tiempos de cobro.

 

Es decir, establecer el criterio de caja en el IVA, que probablemente será opcional, elevará las obligaciones de información de las pymes.

 

Planes de pensiones

 

"Mejoraremos la tributación de las prestaciones de los planes de pensiones", declaró ayer Rajoy, que no quiso concretar más. Con todo, el Partido Popular reclamó a lo largo de la anterior legislatura la recuperación de la exención del 40% en el IRPF para los contribuyentes que rescaten de una sola vez su plan de pensiones. Este beneficio fiscal se eliminó en 2007 por el Ejecutivo socialista. La legislación actual incentiva el cobro de una renta periódica, ya que el rescate de una sola vez del plan de pensiones implica tributar a tipos más altos en el IRPF. Todo indica que Rajoy eliminará esta situación y establecerá beneficios para los pensionistas que quieran recuperar su pensión de golpe.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación