La receta del FMI para atajar el paro: abaratar el despido, mochila austriaca y más control a los parados

El Fondo Monetario Internacional (FMI) no quiere, bajo ningún concepto, que el Gobierno de Mariano Rajoy derogue la reforma laboral. De hecho, lo que le pide es justamente lo contrario: que la endurezca, que abarate el despido y verifique que los desempleados que reciben una prestación están, realmente, buscando un empleo. Así, defiende el organismo, se reducirá la todavía alarmante tasa de paro. "Eliminar la dualidad laboral requiere que los contratos indefinidos sean más atractivos para el empresario", afirma el FMI en su revisión anual a la economía española, documento en el que también apunta que es necesario reducir las diferencias que en términos de protección laboral tienen trabajadores temporales e indefinidos, y "simplificar" el número de tipos de contrato entre los que los empleadores pueden elegir.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación