Extremadura elimina la Seguridad Social de los autónomos durante dos años

"Histórico y referente para el resto del país". Así calificó el presidente extremeño, José Antonio Monago, la puesta en marcha de un nuevo plan de autónomos en esta comunidad autónoma, que ofrece ayudas directas de hasta 7.500 euros para el inicio de una actividad empresarial, préstamos de hasta 30.000 euros para los que atraviesen dificultades económicas y subvenciones de la totalidad de las cuotas a la Seguridad Social durante 30 meses para los jóvenes autónomos y de dos años para el resto de casos.

 

Tampoco abonarán las tasas municipales de inicio de actividad –hasta 1.000 euros como máximo-, aunque se estarán obligados por su parte a mantener la actividad durante dos años como mínimo y a mantener los empleos. "De lo único que tienen que preocuparse es de trabajar por ese proyecto que tienen por delante y por facturar sus servicios", destacó Monago, quien además calificó el plan como "el más ambicioso del país en materia de autoempleo, un referente para los colectivos de autónomos, y muy por delante de las medidas anunciadas para el mismo ámbito por el Gobierno central", apostilló.

 

El plan, que comenzará a ser efectivo ya desde este mismo mes de febrero, nace con una vigencia de tres años y cuenta con 25 millones de euros para cada ejercicio y está respaldado por todas las organizaciones de autónomos de Extremadura (ATA, OPA, UPTA y CEAT), cuyos representantes firmaron el acuerdo con satisfacción.

 

"No hay ninguna otra comunidad que se haya atrevido con unos objetivos tan ambiciosos", destacó el presidente de CEAT, Daniel Nieto.

 

Otra de las ayudas principales es la creación de una cartera de negocios para poner en contacto a aquellos que abandonan su negocio por jubilación con los que estén interesados en tomar el relevo. De forma paralela, se concederán ayudas para la asistencia técnica inicial al emprendedor, que serán de hasta el 75% del coste de los servicios necesarios, con un límite de 500 euros. En este sentido, se les subvencionará el 100% de los gastos en concepto de asistencia jurídica, fiscal y contable durante el primer año de vida del proyecto, con un límite de 300 euros.

 

Las subvenciones directas tienen como objetivos prioritarios las mujeres, discapacitados, jóvenes menores de 30 años en situación de desempleo o parados que hayan agotado sus prestaciones, que recibirán 7.500 euros, mientras que para el resto de desempleados la ayuda será de 5.000 euros. En Extremadura, el 99% de las empresas son pymes y microempresas, subrayó Monago, por lo que también se establece otra línea de ayudas para las operaciones de fusión entre las pequeñas empresas, unión de autónomos o adquisición de otra pyme.

 

El resto de medidas pasan por la adaptación de las empresas a las nuevas tecnologías, por lo que se han programado una serie de cursos de este sector, formación para los trabajadores de cada sector o estrategias para fomentar la cooperación entre autónomos o intercambio de servicios.

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación