Resumen de Prensa Semanal

Semana 7

09/02/2015 al 15/02/2015

Ver otras semanas

La reforma laboral cumple tres años: menos paro, aunque también menos empleo

eleconomista.es, 08/02/2015

Tres años después de la puesta en marcha de la reforma laboral, el Gobierno, la patronal y los sindicatos discrepan acerca de los efectos que ha tenido sobre un mercado que cuenta ahora con menos parados, pero también con menos ocupados que a comienzos de 2012.

Según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), en el primer trimestre de 2012, el momento en el que empezó su andadura la reforma laboral, el número de ocupados ascendía a 17.765.100 personas, cifra que se había reducido en 196.000 trabajadores en el último trimestre de 2014.

En cuanto al desempleo, se pasó de los 5.667.900 de parados a principios de 2012 hasta los 5.457.700 de los tres últimos meses de 2014, es decir, 210.000 parados menos, lo que se tradujo en un descenso de medio punto de la tasa de paro, hasta el 23,7 %.

 

Menos población activa

La clave de este comportamiento está en la evolución de la población activa, que se redujo en dicho periodo en 406.200 personas, hasta un total de 23.026.800 personas, lo que situó la tasa de actividad en el 59,77 % de la población.

Este descenso de la población activa responde a la salida de ciudadanos del país, al envejecimiento de la población y al efecto desánimo que lleva a muchas personas a abandonar la idea de incorporarse al mercado laboral.

 

A vueltas con la negociación colectiva

El tercer cumpleaños de esta reforma laboral (se aprobó el 10 de febrero de 2012) coincide con una sentencia del Tribunal Constitucional que la avala, desestimando los recursos planteados por PSOE e IU.

El alto Tribunal considera que la limitación del derecho a la negociación colectiva persigue la finalidad de "procurar el mantenimiento del puesto de trabajo en lugar de su destrucción".

No obstante, otra sentencia, en este caso del Tribunal Supremo, establece que la vigencia de los convenios colectivos (la ultraactividad), que la reforma laboral limitaba a un año, debe ser alargada prácticamente de manera indefinida.

Báñez, satisfecha

Recientemente, en el Congreso de los Diputados, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, defendió la reforma laboral porque ha revolucionado los "cimientos" del mercado de trabajo.

Asimismo, en relación a los últimos datos de la EPA, la ministra ha manifestado que durante el pasado ejercicio se han creado "casi 1.700 empleos cada día laborable", lo que a su juicio "significa que el esfuerzo de toda la sociedad española está dando sus frutos", porque se crea "más empleo" y además "de calidad".

 

Empleo de peor calidad

Para los sindicatos, la lectura es diferente y consideran que la reforma laboral ha dejado un país con más precariedad y desigualdad laboral y social, en el que los salarios han perdido mucho poder adquisitivo y en el que tener un empleo no significa salir de la pobreza.

En declaraciones a Efe, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha explicado que la reforma laboral ha sido "un absoluto fracaso", ya que no ha conseguido cumplir ninguno de los objetivos que se proponía.

"Ni ha puesto las bases para el crecimiento económico (...), ni ha frenado a corto plazo la sangría del desempleo, ni ha apostado por el empleo de calidad, al contrario, lo ha degradado apostando por la temporalidad, la parcialidad involuntaria y las horas extra que no se pagan", ha denunciado Méndez.

En el mismo sentido, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha asegurado a Efe que la reforma ha situado la libertad de empresa por encima del derecho al trabajo y el de libertad sindical, bajo "la falsa idea de salvaguardar la competitividad y viabilidad empresarial" como instrumento para favorecer el empleo.

Toxo ha considerado que la crisis económica ha devuelto a los trabajadores en activo a una realidad de pobreza generada por la precarización del mercado laboral que sólo ofrece contratos de muy corta duración y a tiempo parcial, en permanente rotación y con salarios muy bajos.

 

La patronal, a favor

Desde la patronal, su secretario general, José María Lacasa, ha indicado en declaraciones a Efe que la reforma laboral introdujo cambios en la contratación, flexibilidad interna, despido y negociación colectiva, que han sido determinantes a la hora de permitir la recuperación de la competitividad de las empresas y la creación de empleo.

En estos años ha sido necesario dar soluciones inmediatas a las necesidades de una economía globalizada y en cambio permanente, ha explicado Lacasa, quien ha calificado esta reforma como la más importante desde la de 1994.

Asimismo, ha creído necesario más reformas para atenuar la dualidad entre contratos temporales e indefinidos, evitar la excesiva judicialización, sobre todo, en los despidos colectivos, modernizar la negociación colectiva y avanzar en la mejora de la intermediación en el empleo.

Más convenios que garantizan creación o estabilidad de empleo

cincodias.com, 09/02/2015

Cuando se habla de convenios colectivos suele ser para comentar las subidas salariales que incluyen, pero estos convenios recogen muchas más cuestiones que marcan las condiciones laborales de los trabajadores que están bajo el paraguas de estos acuerdos.

Dichas condiciones se suelen recoger en las denominadas cláusulas especiales que regulan aspectos como el nivel de empleo y su calidad, la formación de los empleados, la igualdad, la estructura salarial, la movilidad funcional o geográfica o los incentivos a la jubilación, entre otros. Un análisis detallado de estas cláusulas según la estadística oficial de los convenios que se firmaron e iniciaron sus efectos en 2014, informa sobre cuales son las tendencias del mercado laboral y da pistas de qué puede ocurrir con el empleo, en los próximos tres años, que es el plazo medio de duración de estos convenios.

Por ejemplo, del detalle de estas cláusulas se observa que aumenta la confianza empresarial en la creación de puestos de trabajo, ya que se multiplicaron por cuatro los trabajadores que tenían un convenio que recoge el compromiso de su empresa o sector. En concreto, de los dos millones de trabajadores que firmaron un convenio nuevo (sectorial o de empresa) el pasado año, el 5,3% consiguió que sus convenios incluyeran el compromiso de crear empleo neto en la empresa o sector, frente al 1% de los trabajadores que firmaron su convenio en 2013. En 2007, antes de la crisis, este porcentaje de asalariados con compromisos de creación de ocupación era el doble. Además el pasado año, el porcentaje de trabajadores cuyos convenios recogían compromisos para mantener la plantilla y pasó del 16% al 17%.

En cuanto a la calidad de las nuevas contrataciones, el pasado año también aumentó el porcentaje de trabajadores con nuevos convenios que recogían cláusulas para convertir contratos temporales en fijos, esto supuso más que el 22% de 2013 e incluso más que el 25% de trabajadores con estas cláusulas en los convenios firmados en 2007, último año sin crisis económica.

Igualmente se incrementaron las empresas y sectores que apostará este año por el relevo generacional. Así, la creación de empleo por jubilación anticipada (contratos de relevo) está presente en los convenios del 27% de los trabajadores que firmaron estos acuerdos el pasado año, lo que supuso casi multiplicar por dos los afectados por este tipo de cláusula en 2013 (14%).

 

Más reducciones de jornada

En materia de tiempo de trabajo también hubo un cambio de tendencia el pasado año, aumentando del 0,9% al 8% el porcentaje de asalariados con nuevos convenios que redujeron su jornada pactada. Esto puede apuntar a una mejora de condiciones sin más o, por el contrario, indicar un recorte de jornada, acompañado generalmente de una disminución salarial, como alternativa a posibles despidos. En 2014 también se produjo un notable descenso de las jornadas ordinarias superiores a las nueve horas, ya que pasaron de estar presentes en los acuerdos colectivos del 26% de los trabajadores al 5% el pasado año.

Por lo que se refiere a las tendencias salariales de los nuevos convenios el pasado año, estos apuntan a un incremento de los complementos retributivos relacionados con la carga o la cantidad del trabajo realizado, o lo que es lo mismo incentivos a la productividad. Estos se recogieron en los nuevos convenios del 18% de los trabajadores, cinco puntos más que el año anterior. Mientras que se mantuvo estable, en el 5%, la cantidad de empleados que pactó complementos retributivos vinculados a la situación y resultados de la empresa. Por el contrario, los complementos salariares por antigüedad siguieron perdiendo presencia en los nuevos convenios, aunque lo siguen teniendo el 67% de los trabajadores que firmaron su acuerdo en 2014, frente al 69% de un año antes.

Disminuyen los planes de pensiones

Las referencias a los distintos aspectos de la jubilación de los trabajadores perdieron peso en los convenios firmados el pasado año. Así el porcentaje de trabajadores que tenía algún tipo de cláusula sobre su retiro pasó del 55% al 49%. Lo más llamativo es el descenso de la presencia de planes de pensiones para los empleados como una parte de la retribución en el convenio. Este colectivo pasó del 12% en 2013 al 9,9% en 2014. Por el contrario, pese a que la ley ha endurecido la jubilación parcial, el 41% de los asalariados la recoge en sus nuevos convenios, cinco puntos más que en 2013.

 

Caen los permisos para formación

A pesar de que la formación continua del trabajador se ha demostrado esencial para conservar su puesto y mejorar su empleabilidad, las cláusulas que recogen la formación en los convenios disminuyeron el pasado año, pasando del 52% al 56%. Un tercio de los trabajadores que pactaron sus condiciones en 2014 tiene permisos de formación retribuidos, frente al 40% de los que firmaron los convenios en 2013. También hubo menos cláusulas que completan las prestaciones sociales. En concreto el 63% ve completada su baja por enfermedad común frente al 68% de un año antes.

 

La patronal defiende un copago para desempleados

elperiodico.com, 10/02/2015

Cecot y las Cámaras de Comercio ven factible cobrar a desempleados mientras los sindicatos cargan contra la propuesta

 

Las patronales catalanas consideran un paso importante que las agencias privadas de colocación puedan ofrecer servicios del antiguo Inem a los parados. Sin embargo, algunas organizaciones piden una reforma más en profundidad del Servei d'Ocupació de Catalunya (SOC) con el fin de superar «la desconfianza» en las agencias privadas y van más allá al defender que se abra la puerta a una fórmula similar al copago para desempleados por ciertos servicios.

El secretario general de la patronal de Cecot, David Garrofé, y Narcís Bosch, director gerente del Consell de Cambres de Catalunya, defendieron, en una comparacencia en el Parlament sobre la reforma del SOC, la conveniencia de cobrar a los parados por la prestación de determinados servicios que hasta ahora se han mantenido bajo el principio de la gratuidad universal con el fin de aprovechar mejor los recursos y aumentar la eficiencia de las políticas activas de empleo.

Garrofé puso como ejemplo de su propuesta, a petición de algunos diputados, una posible fianza o paga y señal para los parados que participen en algunos cursos de formación, a los que se devolvería al finalizar las clases, con el fin de reducir un índice de abandono que llega al 20%. «Ante ese problema de abandono de las políticas activivas podemos optar por no abordarlo o intentar hacerlo con una fórmula que ya sé que no es muy popular», destacó el dirigente empresarial.

 

Más servicios privados

Para Narcís Bosch, el establecimiento de un copago «no sería una barbaridad, sino que se podría llevar a cabo perfectamente». La representante de Foment del Treball, Yesika Aguilar, indicó que en la reforma se percibe «un recelo» hacia el papel privado y defendió una participación «más activa y sin reservas» de las agencias privadas de colocación.

Los portavoces de algunos partidos de la oposición recordaron a los representantes de la patronal el principio de la gratuidad universal de los servicios públicos de empleo, recogido en los convenios con la Organización Internacinal del Trabajo (OIT) firmados por el Estado español. «Lo que plantean ustedes supondría romper ese principio de gratuidad», advirtió Montse Capdevila, diputada del PSC.

La propuesta empresarial también levantó ampollas entre los sindicatos, aunque se obvió durante el debate posterior en el Parlament. Para Joan Carles Gallego, secretario general de CCOO de Catalunya, el sindicato «está radicalmente en contra de abrir la puerta al copago para parados, que supondría una distorsión peligrosa y una marginación de los desempleados más necesitados».

La secretaria de Trabajo de UGT de Catalunya, Laura Pelay, también rechazó frontalmente el copago en el ámbito laboral al considerar que «la OIT lo prohíbe explícitamente y empobrecería la clase popular».

 

Patronal y sindicatos se acercan al pacto salarial con alzas de hasta el 1%

cincodias.com, 11/02/2015

Los máximos líderes patronales y sindicales tomaron ayer las riendas de la negociación del acuerdo de convenios, que debería incluir sus recomendaciones de incrementos salariales para este año y el próximo, como mínimo.

La reunión mantenida ayer entre los presidentes de las patronales CEOE, Juan Rosell, y Cepyme, Antonio Garamendi, con los secretarios generales de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, fue un encuentro contra reloj. Ambas partes acudieron a la reunión conscientes de lo importante que era un acercamiento de posiciones para conseguir un nuevo acuerdo salarial y de empleo que podría ser crucial para consolidar la recuperación económica.

Las partes no fueron capaces de cerrar un dígito para las recomendaciones salariales de este año, por lo que acordaron darse más tiempo para negociar. Si bien, fuentes conocedoras del encuentro aseguraron “que ha habido muchos avances, también en materia de salarios”. Así, todo apunta a que las posiciones iniciales de los sindicatos –que partían de subidas del 1,5% para este año– y las de la patronal –que ofrecían un 0,6% este año y un 0,8% en 2016– convergerán en subidas en el entorno del 1%.

Más complicado será llegar a un acuerdo para las pautas a seguir en 2016, según añadieron estas fuentes. Desde CEOE insisten en vincular la evolución de los salarios a la marcha de la economía española y a la del empleo. De hecho, para los empresarios, el problema no es poner cifra a las recomendaciones salariales sino hablar de los compromisos de empleo. “No se dan cuenta [los sindicatos] de que el problema es el empleo, aún no hay margen para subir los sueldos como quieren y a la vez mantener los empleos y crear otros nuevos”, se quejaba un alto directivo patronal horas antes del encuentro

Los representantes sindicales, por su parte, se muestran firmes en la necesidad de lanzar un mensaje de recuperación salarial para que las ganancias de poder adquisitivo sean las que confirmen la recuperación.

En cualquier caso, la intensidad de la recuperación de los salarios es lo que ha separado a las partes. Hace una semana, los técnicos de estas organizaciones estuvieron a punto de cerrar un acuerdo. Pero la posibilidad de que este pacto permitiera subidas de salarios más cercanas a las demandas sindicales que a las patronales hizo que Rosell decidiera pilotar la negociación.

Dicho todo esto, el cierre de este acuerdo debe ser cuestión de días, semanas como mucho, pero no más porque un retraso mayor desvirtuaría la naturaleza de este acuerdo.

Los representantes empresariales y los sindicales saben que están fuera de plazo, ya que el acuerdo debería haberse cerrado a finales de 2014 para que sus recomendaciones sirvieran como guía para los convenios colectivos que se negocien este año. Así, la negociación de muchos convenios ha empezado ya –incluso alguno se ha firmado– sin conocerse las pautas a seguir. Y millones de trabajadores que negociarán este año sus condiciones laborales siguen a la espera de esta guía.

 

Subidas inferiores al 1% para ocho de cada diez

El punto de encuentro entre patronal y sindicatos en materia salarial podría situarse en incrementos del entorno del 1% al menos en 2015. Esto supondría una mejora para la inmensa mayoría de trabajadores con convenio, ya que a finales del pasado año el 83% tuvo alzas inferiores a esa cifra. De hecho, 2014 se cerró con un incremento salarial medio pactado en convenio del 0,57% para todos los trabajadores que están bajo el paraguas de la negociación colectiva.

Si bien, el pasado año hubo cerca de un millón de trabajadores de los protegidos con convenio con efectos económicos en 2014 que registraron subidas superiores al 1%. Y algo más de 250.000 empleados vieron incrementarse sus sueldos por encima del 1,5%, que es el alza de partida que defienden los sindicatos para 2015.

Además, según los datos oficiales del Ministerio de Empleo –que tienen un retraso en el registro de los convenios–, en 2014 hubo más de 7.300 asalariados que vieron recortados sus salarios en sus convenios y el recorte medio de este grupo fue del 3%. En el lado opuesto hubo casi 20.000 trabajadores (5.000 con convenio de empresa y el resto de ámbitos superiores) que registraron alzas retributivas superiores al 3%. Para este colectivo, el incremento salarial medio pactado en 2014 fue del 4,5% para los empleados con convenio de empresa y del 3,9% para el resto.

Además, un total de 66.203 trabajadores no recibieron la subida salarial que estaba pactada en su convenio, porque la empresa no aplicó estas condiciones acordadas, por argumentar situación de crisis, como facilitó la ley tras la reforma laboral. La gran mayoría de este grupo trabajaba para empresas de más de 50 empleados.

 

El salario medio bruto en las grandes empresa encadena 8 meses de caídas

abc.es, 12/02/2015

La retribución media bruta de las empresas que facturan más de 6 millones cae un 0,4% en 2014 y se sitúa en 26.124 euros

 

Laretribución media brutaen las grandes empresas que operan en España --las que facturan más de seis millones de euros-- se situó en 26.124 euros en 2014, tras caer un 0,4% en el conjunto del año, la mayor caída de la serie histórica, que arranca en 1996. Sólo en el mes de diciembre, la retribución media bruta cayó un 0,8% y sumó ocho meses consecutivos de retrocesos, según la estadística Ventas, Empleo y Salarios en las Grandes Empresas elaborada por la Agencia Tributaria.

Por el contrario, el empleo creció un 1,2% interanual tras seis años en negativo (desde 2007) y sumó 4.379.248 trabajadores en las plantillas totales de las grandes empresas. Sólo en diciembre, el empleo creció un 1,8% y sumó 11 meses consecutivos al alza.

 

Descensos en construcción y servicios

Por sectores, el salario medio descendió en tasa interanual en la construcción (-1,4%) y en los servicios (-0,5%), si bien aumentó en la industria sin energía y agua (+0,7%) y la energía y el agua (+0,4%). En términos brutos, los trabajadores de la industria con energía y agua son los que mayores retribuciones medias obtuvieron en 2014, con 49.862 euros, seguidos de la industria sin energía y agua (32.039 euros), la construcción (28.424 euros) y los servicios (23.915 euros).

Por otro lado, la ocupación en las grandes empresas aumentó en los sectores de servicios (+1,8%) y la industria sin energía y agua (+0,1%), mientras que descendió en la energía y agua (-2,2%) y en la construcción (-2%).

El mayor número de empleados en grandes empresas se siguió registrando en el sector servicios (3.268.032 trabajadores), por delante de la industria sin energía y agua (818.477), la construcción (200.595) y la industria con energía y agua (82.810).

Aumento ventas

Las ventas de las grandes empresas aumentaron un 2,4% en 2014, una vez corregido el efecto calendario, tras unos años en negativo. El incremento de las ventas de las grandes empresas se vio motivado por el repunte de las importaciones, que crecieron un 10,1%; las exportaciones, que aumentaron un 5% y las ventas interiores, que subieron un 1,7%.

El repunte anual de las exportaciones fue resultado, principalmente, del aumento de las ventas a la UE, que subieron un 7,9%, ya que las realizadas a países terceros aumentaron un 1,7%.

 

 

Las deudas a la Seguridad Social se heredarán siempre

expansion.com, 13/02/2015

El Gobierno pone coto al desafío de los jueces, que están dictando que esta deuda no se hereda a partir de un resquicio de la norma que ahora se corta de raíz.

 

Las deudas con la Seguridad Social se heredarán siempre. Así lo establecen las enmiendas del Grupo Popular en el Congreso al proyecto de ley de medidas urgentes en materia concursal, a las que ha tenido acceso EXPANSIÓN, que quieren poner coto al desafío de los jueces que estaban dictando que estas deudas no se heredan. El Gobierno tramita como proyecto de ley el Decreto concursal que aprobó en septiembre –y que está en vigor desde entonces–, que dicta que quien compre una empresa en quiebra asume la deuda con la Seguridad Social que ésta acumule. Abogados, empresas y jueces han mostrado su preocupación con esta medida, que su juicio dificulta e, incluso, imposibilita, la venta de la unidad empresarial, y destruye empleo.

Sin embargo, los jueces se estaban ateniendo a un resquicio que abre la redacción del Decreto para no aplicar la medida, ya que dice que es una norma supletoria, por lo que el juez puede no aplicarla si las partes no se pronuncian. Y es lo que estaba sucediendo y lo que el Gobierno corta ahora de raíz.

La venta de la unidad productiva constituye una alternativa beneficiosa y preferible a la liquidación individualizada de todos los activos, al cese de la actividad empresarial y despido de los trabajadores. Esta fórmula permite la continuidad del negocio en manos de un nuevo propietario y el mantenimiento de la totalidad o parte de los puestos de trabajo, tanto directos como indirectos y, en definitiva, de la actividad económica y, con ella, del devengo de impuestos y cotizaciones. Estaba siendo muy utilizada en casos como Cacaolat, Indo, Cubigel, Texsa, Clínica del Pilar o clubes de fútbol, por ejemplo.

El pasado 5 de septiembre, el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto-ley que, según reza en su exposición de motivos y subrayó el Gobierno, tiene entre sus objetivos flexibilizar la transmisión del negocio del concursado para facilitar la continuación de la actividad empresarial. Sin embargo, establece, por primera vez en la legislación española, que se considerará al adquirente de la unidad productiva sucesor de la empresa concursada en lo relativo a su deuda ante la Seguridad Social. El déficit de las arcas públicas y la lucha contra el fraude son las razones de la Administración para introducir esta medida.

Las enmiendas refuerzan ahora esta medida para que no haya dudas, a pesar de que el Tribunal de Justicia de la UE dictó el pasado 28 de enero un auto en respuesta a un juez español en el que subraya que la legislación comunitaria ampara que estas deudas no se hereden.

Por otra parte, las enmiendas del Grupo Popular establecen por primera vez la posibilidad de acordar quitas y esperas en los acuerdos extrajudiciales de pagos, previsiblemente para armonizarse con las cambios que va a establecer a este respecto el Real Decreto-ley de segunda oportunidad que ultima el Gobierno. Así, prevén que haya quitas de más de 25% y esperas de hasta 10 años en estos procedimientos para pymes y autónomos que no cuentan con la supervisión de un juez.

Otra de las enmiendas eleva de dos a cuatro años la suspensión de desahucios de personas vulnerables.

 

Ver otras semanas