Patronal y sindicatos se acercan al pacto salarial con alzas de hasta el 1%

Los máximos líderes patronales y sindicales tomaron ayer las riendas de la negociación del acuerdo de convenios, que debería incluir sus recomendaciones de incrementos salariales para este año y el próximo, como mínimo.

La reunión mantenida ayer entre los presidentes de las patronales CEOE, Juan Rosell, y Cepyme, Antonio Garamendi, con los secretarios generales de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, fue un encuentro contra reloj. Ambas partes acudieron a la reunión conscientes de lo importante que era un acercamiento de posiciones para conseguir un nuevo acuerdo salarial y de empleo que podría ser crucial para consolidar la recuperación económica.

Las partes no fueron capaces de cerrar un dígito para las recomendaciones salariales de este año, por lo que acordaron darse más tiempo para negociar. Si bien, fuentes conocedoras del encuentro aseguraron “que ha habido muchos avances, también en materia de salarios”. Así, todo apunta a que las posiciones iniciales de los sindicatos –que partían de subidas del 1,5% para este año– y las de la patronal –que ofrecían un 0,6% este año y un 0,8% en 2016– convergerán en subidas en el entorno del 1%.

Más complicado será llegar a un acuerdo para las pautas a seguir en 2016, según añadieron estas fuentes. Desde CEOE insisten en vincular la evolución de los salarios a la marcha de la economía española y a la del empleo. De hecho, para los empresarios, el problema no es poner cifra a las recomendaciones salariales sino hablar de los compromisos de empleo. “No se dan cuenta [los sindicatos] de que el problema es el empleo, aún no hay margen para subir los sueldos como quieren y a la vez mantener los empleos y crear otros nuevos”, se quejaba un alto directivo patronal horas antes del encuentro

Los representantes sindicales, por su parte, se muestran firmes en la necesidad de lanzar un mensaje de recuperación salarial para que las ganancias de poder adquisitivo sean las que confirmen la recuperación.

En cualquier caso, la intensidad de la recuperación de los salarios es lo que ha separado a las partes. Hace una semana, los técnicos de estas organizaciones estuvieron a punto de cerrar un acuerdo. Pero la posibilidad de que este pacto permitiera subidas de salarios más cercanas a las demandas sindicales que a las patronales hizo que Rosell decidiera pilotar la negociación.

Dicho todo esto, el cierre de este acuerdo debe ser cuestión de días, semanas como mucho, pero no más porque un retraso mayor desvirtuaría la naturaleza de este acuerdo.

Los representantes empresariales y los sindicales saben que están fuera de plazo, ya que el acuerdo debería haberse cerrado a finales de 2014 para que sus recomendaciones sirvieran como guía para los convenios colectivos que se negocien este año. Así, la negociación de muchos convenios ha empezado ya –incluso alguno se ha firmado– sin conocerse las pautas a seguir. Y millones de trabajadores que negociarán este año sus condiciones laborales siguen a la espera de esta guía.

 

Subidas inferiores al 1% para ocho de cada diez

El punto de encuentro entre patronal y sindicatos en materia salarial podría situarse en incrementos del entorno del 1% al menos en 2015. Esto supondría una mejora para la inmensa mayoría de trabajadores con convenio, ya que a finales del pasado año el 83% tuvo alzas inferiores a esa cifra. De hecho, 2014 se cerró con un incremento salarial medio pactado en convenio del 0,57% para todos los trabajadores que están bajo el paraguas de la negociación colectiva.

Si bien, el pasado año hubo cerca de un millón de trabajadores de los protegidos con convenio con efectos económicos en 2014 que registraron subidas superiores al 1%. Y algo más de 250.000 empleados vieron incrementarse sus sueldos por encima del 1,5%, que es el alza de partida que defienden los sindicatos para 2015.

Además, según los datos oficiales del Ministerio de Empleo –que tienen un retraso en el registro de los convenios–, en 2014 hubo más de 7.300 asalariados que vieron recortados sus salarios en sus convenios y el recorte medio de este grupo fue del 3%. En el lado opuesto hubo casi 20.000 trabajadores (5.000 con convenio de empresa y el resto de ámbitos superiores) que registraron alzas retributivas superiores al 3%. Para este colectivo, el incremento salarial medio pactado en 2014 fue del 4,5% para los empleados con convenio de empresa y del 3,9% para el resto.

Además, un total de 66.203 trabajadores no recibieron la subida salarial que estaba pactada en su convenio, porque la empresa no aplicó estas condiciones acordadas, por argumentar situación de crisis, como facilitó la ley tras la reforma laboral. La gran mayoría de este grupo trabajaba para empresas de más de 50 empleados.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación