El Tribunal Supremo avala el cobro del paro cuando la empresa no pague los salarios de tramitación

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha fallado a favor de un trabajador al que se reclamaba que devolviera la prestación por paro cobrada durante los meses en los que tenía derecho a percibir salarios de tramitación, a pesar de que nunca llegó a cobrar dichas remuneraciones.

 

Los salarios de tramitación son aquellos que deben abonarse al empleado sin trabajo por despido improcedente o nulo entre el momento de la extinción del contrato y el momento en el que se reconoce que ha sido injustificado.

 

La reforma laboral limitó el cobro de los salarios de tramitación a exclusivamente los casos de readmisión del empleado, medida que ha sido avalada por el Tribunal Constitucional. Así, cuando el despido sea declarado improcedente o nulo, el empresario, en cinco días hábiles desde la sentencia, deberá readmitir al trabajador o abonarle la indemnización de 33 días de salario por año trabajado. En caso de que el empresario opte por la readmisión, será entonces cuando deberá abonar los salarios de tramitación.

 

En su sentencia, fechada el 4 de diciembre, el Supremo entiende que no procede el reintegro de las prestaciones puesto que no ha existido el doble abono del paro y de los salarios de tramitación.

 

Con su fallo, el Supremo anula la sentencia previa sobre este caso del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, desestima el recurso planteado por el Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE) y confirma la sentencia del juzgado de lo Social de Algeciras que dio la razón al trabajador en primera instancia.

 

Asimismo, se unifica doctrina al respecto, puesto que había una sentencia previa del Tribunal Superior de Andalucía en sentido opuesto a la dictada para este caso.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación