El absentismo hace perder el trabajo equivalente de 900.000 empleados al año

 

La recuperación que la economía comenzó en 2013 ha supuesto una reactivación del absentismo laboral. Sobre todo, por las bajas por enfermedad común, que incluye a todas aquellas patologías que no se producen como consecuencia del trabajo desempeñado. Según un estudio de AMAT, su coste en 2016 ascendió a 75.874 millones de euros, lo que supone un incremento del 23,6% respecto a 2015 y la cifra más alta de los últimos cinco años. La cifra de 75.874 millones de euros es el resultado de la suma de las siguientes cantidades: 64.603 millones de euros responden al valor de los bienes "que se han dejado de producir y prestar" el año pasado por los 913.019 trabajadores que, en ese periodo, faltaron todo el año a su puesto de trabajo. 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación