El Gobierno prevé un alza salarial del 0,2% este año y del 0,6% en 2015

El Ejecutivo espera que el coste laboral unitario crezca por debajo del 1%
Sindicatos y patronal deben renovar el acuerdo de salarios que caduca en diciembre

La moderación salarial parece que va para largo. Así lo prevén al menos los cálculos que ha hecho el Ejecutivo en su actualización del Plan de Estabilidad 2014-2017. En este documento aprobado el miércoles por el Consejo de Ministros y remitido a Bruselas, el Gobierno estima que la remuneración por asalariado equivalente a un empleo a tiempo completo –que fija en 34.500 euros brutos al año en 2013– aumentará un 0,2% en 2014 y un 0,6% en 2015. Tras estos dos años, calculan que los salarios se recuperarán con mayor intensidad y aumentarán casi el doble, un 1,1% en 2016 y un 1,7% en 2017, según los datos del citado documento.

 

Este comportamiento de los salarios previsto para 2014 supone un estancamiento retributivo aún mayor que el registrado en el pasado año, cuando este indicador reflejó un alza de la remuneración por asalariado del 0,7%, por un fuerte repunte experimentado sobre todo en el último trimestre del año, cuando los salarios medidos en la Contabilidad Nacional subieron un 2,7%, coincidiendo con los primeros atisbos de recuperación del empleo. El avance de las retribuciones en 2014 se situará, por tanto, en los niveles de 2012, cuando el ajuste salarial se hizo más intenso, dejando un avance de la retribución por asalariado del 0,2%, el más bajo de la crisis.

 

En cualquier caso, el alza salarial de 2013 (0,7%) coincide prácticamente con la reflejada por la estadística de convenios colectivos que reconoció un incremento salarial pactado del 0,57%.

 

Estas magnitudes se corresponden con lo pactado por la patronal y los sindicatos en el II Acuerdo de Negociación Colectiva para 2012-2014, donde acordaron recomendar a los negociadores de los convenios que fijaran subidas del 0,6% como máximo. Si bien este acuerdo caduca el próximo 31 de diciembre y los empresarios y los sindicatos ya se han puesto a negociar una posible renovación. En este punto, la patronal ha manifestado que el nuevo pacto debería extender la actual moderación hasta 2016 como mínimo.

 

Y de hecho, este parece ser el escenario que ha manejado el Ejecutivo para hacer sus previsiones, prolongando e incluso intensificando la actual moderación de los salarios, como mínimo en todo este año y 2015. Sin embargo, los sindicatos por su parte, en sus declaraciones públicas, defienden que ha llegado el momento de iniciar la recuperación salarial.

 

No obstante, unos y otros empiezan a apuntar a un consenso en estas negociaciones que podría pasar por mantener la moderación salarial con carácter general un par de años más y reconocer la necesidad de incrementar más los salarios en los sectores y empresas donde se recupere la actividad con más intensidad.

 

A esta renovación del acuerdo de salarios, de producirse finalmente, el Gobierno añade que “la ausencia de tensiones inflacionistas favorecerá la continuidad de la moderación salarial (...) e incidirá positivamente sobre el poder adquisitivo de las rentas, pensiones y salarios, impulsando el consumo privado”, según lo previsto en este Plan.

 

Continuando con estas previsiones del Gobierno, esta evolución de las retribuciones se producirá en un escenario de “elevado ritmo de creación de empleo –prevén unos 900.000 puestos a tiempo completo entre 2014 y 2017–que hará que el crecimiento de la productividad aparente retroceda a un mínimo del 0,6% este año y el próximo”.

 

Costes laborales contenidos

El Ejecutivo valora este ritmo de crecimiento de la productividad “en la medida en que se produce en un contexto de creación de empleo y crecimiento equilibrado de la actividad”. Y, dicho esto, añade que “dicha evolución de la productividad, junto a la contención salarial impulsada por la moderada inflación, seguirá propiciando un comportamiento contenido de los costes laborales unitarios y ganancias de competitividad”.

 

De hecho, las previsiones del Gobierno es que lo que cuesta elaborar una unidad de producto –que es uno de los principales indicadores de competitividad– anote avances contenidos, desde las tasas negativas de 2013 y 2014 (-1,6% y -04%, respectivamente) a un estancamiento en 2015 y unos incrementos del 0,6% en 2016 y del 1% en 2017.

 

Por otra parte, esta evolución del mercado de trabajo redundará en una caída del número de desempleados –800.000 menos este año y el que viene– que, a su vez, se traducirá en un menor coste en el pago de prestaciones por desempleo, cuyo volumen ascendió en 2013 a casi 30.000 millones de euros. En concreto, el Plan de Estabilidad prevé que este gasto descienda en 6.000 millones entre 2013 y 2017. Solo el pasado año este gasto ya disminuyó en 1.800 millones.

 

Nueva liquidación de cuotas ya en 2015

Desde finales de 2013 el Gobierno ha puesto en marcha o anunciado una serie de medidas para aumentar los ingresos y reducir los gastos de la Seguridad Social. Y, según lo previsto en la última actualización del Plan de Estabilidad 2014-2017, estas iniciativas supondrán un ahorro anual de 3.000 millones de euros cuando estén todas en vigor, con un mínimo de 2.000 millones en 2014 y otros 1.000 millones en 2015.

 

En concreto, este ahorro obedecerá fundamentalmente a los mayores ingresos que propiciarán, por un lado, la nueva obligación de cotizar del salario en especie vigente desde el 22 de diciembre pasado y, por otro, al nuevo sistema de liquidación de las cotizaciones sociales que prepara el Ministerio de Empleo. Así, se pasará de un sistema en el que las empresas autoliquidaban sus cuotas a otro en el que será la Tesorería de la Seguridad Social la que las calcule. Desde noviembre de 2013 se está probando este sistema liquidatorio en grandes empresas “para depurar errores”. Y, según avanza el nuevo Plan de Estabilidad, “este cambio se tramitará como proyecto de Ley y en enero de 2015 será obligatorio para todas las empresas”.

 

A este ahorro también contribuyen, en menor medida, el cambio para que el Fogasa costee menos despidos y el menor gasto de las Mutuas de Accidentes.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación