Cuánto avanzó el empleo en 2014, dónde se creó y qué calidad tiene

2014 ha sido el primer año de creación neta de empleo desde que comenzó la crisis. Siete años ha costado. Se han creado 417.000 puestos de trabajo, un 2,55% más, y el paro ha descendido en 253.627.

Con el crecimiento de la economía, volvió el empleo. Tras seis ejercicios de fuerte ajuste de la producción y de la ocupación volvieron juntos al séptimo año. El registro de afiliados de la Seguridad Social contabilizaba al cerrar 2014 unos 417.000 cotizantes más que un año antes, lo que supone un avance del 2,55% en términos relativos, en el que es el mecanismo más fiable de medir el comportamiento del empleo en España, puesto que la afiliación al sistema de pensiones es obligatorio (el registro de parados es voluntario, y la Encuesta de Población Activa, que tiene alta calidad, es una estimación basada en una encuesta). Por tanto, el empleo avanza por vez primera en un año natural desde que arrancó la crisis, y lo hace a un ritmo superior al de la producción, una circunstancia no habitual, pero que se veía venir desde que arrancó la recuperación cíclica.

Este comportamiento acelerado de la ocupación respecto al crecimiento económico se produce siempre en las fases iniciales de las recuperaciones, pero de una forma más discreta que el PIB. Ahora el número de ocupados ha avanzado en 417.000 personas, que supone un 2,55%, que es prácticamente el doble que el PIB, que lo habrá hecho en un 1,3% o 1,4% como mucho, según los últimos cálculos estimados por el Banco de España. Si el empleo crece más rápido que el PIB, desciende la productividad aparente del factor trabajo. Pero hay circunstancias añadidas: hay un fuerte componente de reparto del empleo, pues se ha generado mucho a tiempo parcial en los últimos trimestres, aunque se haya frenado hacia final de año.

En todo caso, la Contabilidad Nacional hace un cálculo del empleo equivalente a tiempo completo creado en España, y la proporción es también superior al PIB, aunque no tan elevada como la que proporciona la Seguridad Social. La Contabilidad Nacional del INE revela que el crecimiento del empleo a tiempo completo equivalente está en el 1,4% de avance en los últimos doce meses (de septiembre de 2013 a septiembre de 2014), y que podría acelerarse algo al computar el año 2014 completo.

Es tradicional que en las fases iniciáticas del ciclo alcista de la economía las empresas comiencen a contratar de manera tímida, con jornadas parciales, para consolidar el empleo en trimestres sucesivos si lo hace la economía. Pero en este periódico ya advertimos hace un año que en 2014 habría una pequeña explosión del empleo, porque se daban circunstancias adicionales a las tradicionales: se ha operado en el mercado un abaratamiento muy importante del factor trabajo, tanto en los salarios como en el coste del despido, que convierte al empleo en un factor productivo más asequible para las empresas. Si a ello añadido la dureza de la crisis, con seis años largos de paralización de la actividad y unos volúmenes de desempleo de larga duración formidables, y con una presión para encontrar (o aceptar) empleos menos remunerados, tenemos las condiciones para esta pequeña explosión en cuando la actividad comienza a moverse.En cuanto al punto en el que estamos hay que recordar algunos datos. El número de cotizantes actuales de la Seguridad Social, de 16,775 millones, hay que compararlo con los 19,24 que alcanzó en enero de 2008, cuando comenzaba la crisis. Por tanto, el abismo sigue siendo muy grande respecto a los máximos cíclicos; nada menos que de 2,47 millones de personas o empleos. Pero es cierto que desde el mínimo cíclico alcanzado en la crisis se han recuperado ya 624.000 afiliados, de los que 417.000 se han recuperado en el año natural 2014, con una media diaria de 1.140 cotizantes nuevos. El giro se produjo en septiembre de 2013, y desde entonces de manera prácticamente ininterrumpida se ha producido avance mes a mes de los cotizantes, tomados de forma desestacionalizada. Gráficamente, hemos desandado una pequeña parte del trecho generado por la crisis, y estamos como estábamos en octubre de 2012.

En 2013 comenzó a moverse seriamente la demanda externa. Pero en 2014 lo hizo la interna, con lo que se ha generalizado la contratación de nuevos trabajadores en todos los sectores. Un repaso a la estratificación por actividades que elabora la Seguridad Social revela que en todas ellas se ha creado empleo en el año, con dos únicas excepciones, que son el suministro de energía, gas y aire acondicionados, con descenso del 2,49% de los cotizantes, y las actividades bancarias y de seguros, donde persiste el ajuste, y donde el número de afiliados ha descendido en un 2,62%. Sube en las 19 restantes sectores de actividad no agrarias, y lo hace con fuerza en algunas de ellas.

Sube más de un 1% (1,24%) en la industria, lo que consolida la recuperación de este sector, muy animado por la demanda externa. Sube igualmente la construcción por vez primera en siete años, y lo hace en más de un 3%, cambiando la tendencia de seis años de descensos. En el mismo sentido se registra un avance en las actividades inmobiliarias, con subida del 8,27%, aunque se trata de una actividad con menos de 80.000 cotizantes. Los incrementos son de más del 5% en hostelería (con 960.000 cotizantes), y en actividades administrativas (con algo más de un millón de empleos). El avance es superior al 4% en actividades artísticas y en educación. El sector del comercio también recupera el tono, con un avance del empleo de año más del 2%. La sanidad, con 1,3 millones de ocupados, avanza un 2,54%.

En términos de desempleo, ahora hay inscritos (voluntariamente) en las oficinas públicas 4.447.711 personas, unas 253.000 menos que hace un año, con el mayor descenso en un solo año natural desde 1998. El número de parados alcanzó su máximo en febrero de 2013, con 5.040.000, y ya está en los mismos niveles cuantitativos que lo encontró el Gobierno de Rajoy en diciembre de 2011: 4.422.359.

Del total de desempleados registrados, tienen cobertura económica 2,46 millones, frente a los 2,8 millones de hace un año o los tres millones de hace dos. El descenso de los parados con prestación es de un 12% en el último año, y de un 18% en el coste de las prestaciones.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación