Perfil del nuevo ocupado: español, mayor de 50 años y con contrato fijo en servicios

En 2014 se crearon 433.900 empleos. Pero ¿dónde? ¿de qué tipo? ¿quién los ocupó? Según la estadística de la Encuesta de Población Activa (EPA) el perfil medio de trabajador que encontró empleo el pasado año es un hombre, mayor de 50 años y español al que le hicieron un contrato fijo y a tiempo completo en el sector servicios. Estos son diez datos clave que explican qué paso en el mercado laboral el pasado año.

 

Perfil del nuevo ocupado. De todos los empleos nuevos, más de la mitad lo ocuparon hombres y el 64% tenía más de 50 años. Aunque centrándonse solo en ese colectivo de edad, hubo más mujeres que encontraron empleo (148.800 trabajadoras) que hombres (131.500). El 99% de los nuevos ocupados era español y a la mitad le hicieron un contrato indefinido. Ocho de cada diez se ocuparon a tiempo completo y el 99% en alguna actividad de servicios del sector privado.

 

Industria, bares y restaurantes. De las cien profesiones que evalúa la EPA, 63 terminaron el año con más trabajadores, habiendo creado empleo. Entre estas, lideraron la industria manufacturera (88.300 nuevos ocupados) y los bares y restaurantes (86.000). En tercera posición se situó la Administración Pública (Administración central, autonómica y local), que generó 56.300 empleos, entre los cuáles más de 7.000 fueron en las Fuerzas Armadas. Junto con el dato de la industria, es especialmente positiva la generación de 54.700 empleos el pasado año en el sector de las actividades profesionales, científicas y técnicas, donde se ubican fundamentalmente los investigadores y trabajadores de I+D. Otras actividades que se situaron en el entorno de ganancias de 50.000 trabajadores fueron los sectores artístico y de ocio; el comercio minorista o la construcción, que volvió a superar la barrera del millón de trabajadores que había perdido.

 

Por el contrario, la agricultura lideró la destrucción de empleo, con 47.600 ocupados menos que al finalizar 2013. Le siguió el comercio al por mayor, que perdió 30.000 trabajadores; las actividades financieras y de seguros que destruyeron otros 14.300 puestos de trabajo, debido a que el pasado año continuó el ajuste del sector bancario; y la ingeniería civil, que al contrario del resto de la construcción perdió 10.300 trabajadores.

 

Las cifras depuradas. El dato conocido hoy refleja que 2014 cerró con un crecimiento del empleo del 2,53%. Pero conviene referirse a las cifras desestacionalizadas, aquellas a las que se les eliminan los efectos del calendario, depurando las diferencias de días hábiles entre los periodos comparados. Estas cifras corregidas son para los expertos las que reflejan mejor y de forma más real el comportamiento y tendencia de lo que ocurre. Pues bien, en términos desestacionalizados, la ocupación creció en el último trimestre de 2014 respecto al anterior trimestre un 0,99% y el mercado español no registraba este ritmo de avance del empleo en un trimestre desde el tercero de 2005, año en el que la ocupación creció un 5,5% anual.

 

El mapa Norte-Sur. Un rápido vistazo al mapa de españa según sus tasas de paro, indica como a media que se desciende desde la cordillera cantábrica hacia el sur el panorama del empleo empeora. Solo el País Vasco y Navarra tienen tasas de paro inferiores al 18%. El resto de comunidades de la mitad norte, incluido Madrid y Baleares, tienen entre el 18 y el 21% de paro. El centro peninsular (Extremadura, Castilla La Mancha; Valencia y Murcia) cuentan con tasas de desempleo de entre el 21% y 30%. Y finalmente, Andalucía y Canarias superan el 30% de paro.

 

En cuanto a la creación de empleo, Baleares y Madrid encabezaron la lista de las que generan ocupación, con crecimientos del entorno del 5% el pasado año, duplicando la media nacional. Solo Castilla La Mancha, Galicia y Asturias destruyeron ocupación el pasado año.

 

Tiempo parcial involuntario. A pesar de que la mayoría de los empleos que se crearon en España en 2014 fueron a jornada completa, el pasado año aumentaron los trabajadores que tienen un empleo a tiempo parcial porque no encontraron uno de mayor jornada. En concreto, este colectivo asciende en la actualidad a 1,79 millones de personas, tras incrementarse en 32.400 personas. En cualquier caso, estos datos reflejan que el 63% de los que tienen una jornada parcial es porque no encontraron otro empleo de más horas. Además, la EPA ha contabilizado 2,29 millones de ocupados están subempleados, esto significa que desearían trabajar más horas de las que lo hacen, independientemente de cuál sea su jornada.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación