La Agencia Tributaria detecta casi seis millones de desempleados en 2010

Casi seis millones de personas cobraron alguna remuneración pública por desempleo, el indicador que utiliza la Agencia Tributaria para medir la bolsa de paro, a lo largo de 2010.

Según las últimas estadísticas de Hacienda, publicadas en la web del Ministerio sólo dos días después de las elecciones generales, 5.909.530 personas se encontraron en paro en algún momento del año pasado, una cifra que pone de manifiesto que el drama del mercado laboral afecta a más familias que las que suelen mostrar las estadísticas oficiales del INE y del Ministerio de Trabajo.

 

Es decir, con la medición que utiliza el Fisco para evaluar la situación del trabajo en España, la bolsa de paro real es un 27% superior a la que suelen mostrar las estadísticas oficiales. De media, el Ministerio de Economía contempla que en 2010 había 4,6 millones de parados, 1,3 millones menos que lo que contabiliza la Agencia Tributaria, que depende de este departamento, en sus estadísticas internas.

 

La diferencia entre indicadores no quiere decir que los datos del paro estén manipulados. Eso sí, las cifras de Hacienda son los que se utilizan, por ejemplo, para evaluar las percepciones de prestaciones y de subsidios públicos, un tema capital en un momento en el que la Seguridad Social se encuentra al borde de los números rojos a pesar de la última reforma de las pensiones.

 

Los datos internos del departamento que dirige Juan Manuel López Carbajo parten de un criterio muy coherente en plena crisis de las arcas públicas. Hacienda considera desempleados al "número de personas distintas que a lo largo de un ejercicio han recibido alguna prestación por desempleo". Es decir, parados que al carecer de un trabajo recibieron una paga del Inem. Posteriormente pudieron ser contratados y de ahí la divergencia en los datos oficiales. Los cálculos del Fisco son especialmente relevantes en un momento en el que la reducción del déficit público debe ser la máxima prioridad del Gobierno.

 

Hace un año, Hacienda también detectó 1,2 millones de parados extra en el año 2009. Y hace dos, el Fisco afinó los datos oficiales y elevó casi un 30% la bolsa oficial de parados hasta los 4,5 millones de personas en 2008, en un momento en el que ni a finales de 2009 se había alcanzado, con las estadísticas del INEM, esa temida cifra. Al cierre de 2008, según las fuentes habituales, sólo había 3,2 millones de personas sufriendo el lastre del desempleo mientras que las autoridades negaban que se fuera a superar la temida frontera de los cuatro millones.

 

En 2010 había 564.646 personas menores de 25 años cobrando algún subsidio o prestación. Además, para Hacienda había 1.838.175 de parados con edades comprendidas entre los 26 y los 35 años; 1.612.736, entre los 36 y los 45 años; 1.183.344 entre los 46 y los 55 años, y 710.629 de mayores de 55 años. La prestación media anual que recibieron los casi 6 millones de personas que sufrieron el desempleo en 2010 sólo ascendió a 3.952 euros.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación