Los empresarios piden una reforma inmediata del mercado de trabajo

Los empresarios están impacientes y ayer, desde distintas organizaciones y patronales, urgieron al futuro Ejecutivo del PP a que tome medidas, sobre todo en el terreno laboral, en los primeros días de Gobierno. Es más, en CEOE esperan que aproveche la mayoría absoluta para actuar "con convicción".

 

La incógnita se ha despejado y los empresarios tienen ya un destinatario para sus peticiones, que no se han hecho esperar. Distintas patronales urgieron ayer al futuro Gobierno a que adopte medidas para reactivar la economía y, sobre todo, el mercado de trabajo. Entre grandes y pequeños empresarios ha cierto consenso en dos asuntos: que los cambios deben llegar "en pocos días" y que estos deben iniciarse con "una reforma laboral "de verdad", que facilite la vuelta a la creación de empleo, según las palabras del presidente de la patronal eléctrica (Unesa), Eduardo Montes, a Efe. Entre las demandas empresariales para el mercado laboral destacan el abaratamiento de costes, con una rebaja de cotizaciones, que no dañe en exceso las arcas públicas, y la eliminación de rigideces en la contratación indefinida (entre ellas el coste del despido); así como la simplificación de contratos temporales (actualmente existen más de cuarenta).

 

Para el Círculo de Empresarios es urgente que el nuevo Gobierno apruebe "un plan de choque integral" que incluya de forma inmediata una reforma laboral, medidas de consolidación fiscal y de normalización del crédito. También opinan que estas "deben quedar aprobadas en los primeros días". Es más, añaden que durante esta semanas iniciales, el Ejecutivo debería también anunciar el resto de reformas de la legislatura, "para despejar incertidumbres".

 

En cuanto a la fórmula que deberían adoptar los nuevos gobernantes para hacer estas reformas urgentes, distintas fuentes empresariales aseguran que patronos y sindicatos se pondrán a disposición del nuevo Gobierno de forma inmediata; igualmente, consideran deseable que se pudiera adoptar un pacto de Estado por el empleo entre todas las fuerzas políticas. Aunque, dicho esto, en público y privado, los empresarios empiezan a esgrimir la mayoría absoluta del Ejecutivo de Mariano Rajoy, como la mejor herramienta para gobernar "sin tener que llegar a compromisos continuos", añadió el presidente de Unesa.

 

Idéntica tesis es la defendida desde la gran patronal española CEOE, donde sus responsables confían en que "la mayoría absoluta debe permitirles hacer frente con convicción a la difícil situación económica". En otras palabras, la organización que dirige Juan Rosell considera que la gravedad de la crisis no deja tiempo para largas negociaciones y espera que los responsables económicos actúen rápidamente por decreto. Así lo avanzó ya la semana pasada el presidente del la patronal madrileña (CEIM), Arturo Fernández, anticipando la mayoría absoluta conseguida ayer por el PP.

 

Esta forma urgente de actuar es compartida por los populares. Así lo manifestó ayer el secretario de Economía y Empleo de este partido, Álvaro Nadal: "el Gobierno tiene el mandato popular de hacer lo que tenga que hacer si hay otro tipo de agentes sociales o políticos que no son razonables".

 

Por su parte, las principales asociaciones de autónomos y pymes exigieron al futuro Ejecutivo que cumpla los compromisos lanzados en la campaña electoral por este sector. Fundamentalmente el fijar un incentivo fiscal de 3.000 euros y bonificaciones de cuotas a la contratación del primer trabajador no socio; así como dejar que el IVA se abone en cuando se cobre la factura y no cuando se emita.

 

Otras patronales como la de la construcción (CNC) pidieron al Gobierno que busque "nuevos yacimientos de ingresos" y un plan de pagos de las administraciones que tranquilice a los mercados y las empresas.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación