El Estado pagará a las empresas parte del salario si contratan a parados de larga duración

La ministra de Empleo, Fátima Bánez, ha presentado el Plan Extraordinario de activación de empleo, que pretende ayudar a reinsertar en el mercado laboral a los parados de larga duración, que actualmente suponen el 60% del total. Entre las nuevas medidas que se pretenden aplicar, el Gobierno ha anunciado que los empresarios que contraten a desempleados que estén dentro del programa, podrán restar del salario la ayuda que el nuevo asalariado percibe del Estado.

“La ayuda va a ser por primera vez compatible con el salario por parte de la empresa”, ha informado la ministra, que ha adelantado que la ayuda que percibirán los beneficiarios del programa será de 426 euros. La ministra ha explicado que la nueva ayuda "extraordinaria" sólo va dirigida a un colectivo de parados específico que no tengan "ninguna prestación" ni por parte ni CCAA ni de los ayuntamientos y tengan a cargo responsabilidades familiares.

Báñez ha asegurado que "estos beneficiarios tienen que haber estado inscritos como demandantes de empleo para entrar en este programa antes del 1 diciembre de 2014 y haber estado inscritos en el desempleo en los doce últimos meses de los 18 previstos desde la solicitud".

Además, ha recordado que su nivel de renta no debe superar al 75 % del Indicador Público de Rentas Múltiples y ha incidido en que tienen la "obligación" de aceptar cualquier oferta o formación que reciban mientras estén dentro de ayuda. "Es un programa de corresponsabilidad y los beneficiarios deben comprometerse a buscar activamente empleo y a al vez tienen derecho de una atención personalizada", ha asegurado.
Asimismo, Báñez ha afirmado que la ayuda será compatible con un salario proveniente del sector privado y "en ningún caso con de la Administración Pública".

Ha recordado que los beneficiarios potenciales estarán en el entorno de entre 400.000 y 450.000 personas y que el coste estimado de esta medida rondará los 1.000 o 1.200 millones de euros. La medida supondrá subir la tasa de cobertura por desempleo a mediados de 2015 entre siete y ocho puntos, lo que supondría pasar del 57 % actual al 64 %, tal como ha explicado.

La ministra ha recalcado que no se trata de una subvención sino de un Plan Extraordinario de Activación para el Empleo, que es "novedoso" porque el objetivo por primera vez hay un tratamiento individualizado y un itinerario personal de inserción del trabajador, con un orientador y "tutor" que "acompañará" al desempleado hasta que encuentre un empleo.

Báñez ha agradecido la responsabilidad de los agentes sociales y de las CCAA para "ponerlo en marcha" y hacer que la inserción sea cuanto antes.Según el acuerdo el demandante debe estar inscrito en los Servicios Públicos de Empleo al menos doce meses pero si se ha tenido empleos cortos por un plazo máximo de tres meses estos trabajos no se tendrían en cuenta.

La ministra ha incidido en que la gran prioridad del Gobierno en los próximos meses será reducir el "elevado" paro todavía se registra pese a que el desempleo se ha reducido "mes a mes".

En este sentido ha dicho que con datos hasta el mes de noviembre se ha producido un crecimiento "sostenido del empleo" por lo que en 2014 se confirma que habrá creación neta de empleo. "El contexto de la recuperación económica se consolida mes a mes", ha dicho Báñez.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación