El salario mínimo subirá el 0,5% en 2015, hasta los 648,6 euros mensuales

Gobierno y agentes sociales han negociado a contrareloj la subida que se aplicará al salario mínimo en 2015, una referencia que se utiliza, sobre todo, para subir los sueldos menos cualificados, que afecta a muy pocos convenios, pero que año a año se convierte en el termómetro económico, al igual que las pensiones.

 

El Consejo de Ministros del próximo viernes 26 de diciembre aprobará un incremento del 0,5% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), con lo que se elevará a 648,6 euros mensuales y en cómputo anual alcanzará los 9.079,37 euros, según el real decreto remitido por el Gobierno a los agentes sociales. De esta forma, el Ejecutivo elevará ligeramente el SMI el próximo año, del que se benefician unos 200.000 trabajadores, tras elevarlo un 0,6% en 2013, pero después de permanecer congelado en 2012 y 2014. En concreto, el SMI se incrementará en unos tres euros mensuales, aumento que desde CC.OO. consideran «insuficiente y claramente alejado» de lo que sería necesario para que el SMI recupera el nivel de poder adquisitivo perdido durante la crisis. Y es que la propuesta de subida es bien vista por CEOE, aunque es algo tímida aún para UGT y CC.OO. El recién confirmado presidente de la patronal, Juan Rosell, es partidario de hacer un «esfuerzo» para mejorar el próximo año el salario mínimo, para el que ha reclamado una alza superior a la que se aplicará a las pensiones (0,25%).

 

Peticiones sindicales

 

Los sindicatos que dirigen Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo reclaman que «se acerque al 60% del salario medio neto, tal y como recomienda la Carta Social Europea suscrita en España». Así, proponen un primer incremento del 12,5% en enero de 2015 hasta llegar a los 725 euros, y un aumento del 10,25% en enero de 2016 hasta alcanzar los 800 euros. En la actualidad, el SMI se sitúa en 645,30 euros. Una cantidad muy alejada de la que se cobra en otros países como Luxemburgo (1.921, 03 euros), Bélgica (1.501,82), Países Bajos (1.495,20), Irlanda (1.461,85), Francia (1.445, 38) y Reino Unido (1.301,3), según el informe del INE sobre «Los salarios en España y en la UE». El salario mínimo se fija cada año, mediante Real Decreto, después de una consulta con las organizaciones sindicales y las asociaciones empresariales más representativas, teniendo en cuenta el índice de precios al consumo, la productividad media nacional alcanzada, el incremento de la participación del trabajo en la renta nacional y la coyuntura económica general. También está previsto que se revise en caso de que no se cumplan las previsiones sobre el índice de precios. 

 

Desde el año 2000 hasta 2012, el SMI experimentó una «continua mejora pero en los últimos años ha perdido 5,4 puntos de su capacidad adquisitiva», según denunció ayer CC.OO. Por eso, este sindicato junto a UGT reclaman «una subida para preservar la protección de las personas que se encuentran en situación de desempleo, así como para mejorar el poder adquisitivo de la población que recibe un salario menor y cuyas condiciones de vida se han ido deteriorando a medida que avanzaba la crisis». 

 

Solo un año congelado

 

En el año 2013, el Gobierno del PP subió el salario mínimo interprofesional un 0,6%. Esta modificación supuso un aumento de 3,90 euros al mes y situó al SMI en los 645,3 euros actuales. Un año antes, el primero con Rajoy en la Moncloa, el SMI quedó congelado en los 641,4 euros, la primera vez que ocurría desde 1980, fecha en la que se puso en marcha este salario. De hecho el Gobierno de Rodríguez Zapatero hizo una bandera del incremento del salario mínimo, y pese a la oposición del entonces vicepresidente económico, Pedro Solbes, éste pasó de los 490 euros en 2004 a los 641 en 2011, lo que supone un incremento de más del 30%. 

 

La subida para 2015, que se aprobará en el Consejo de Ministros del próximo viernes, estará entre el 0,5% y el 1%. Fuentes del Ejecutivo argumentan que en un entorno de caída de precios como el actual, con la inflación en el -0,4% y con tendencia a la baja, una subida del salario mínimo por encima del medio punto ya supone ganancia de poder adquisitivo y además no lanza un mensaje alarmante a los mercados, como sí harían incrementos superiores a ese 1%. 

 

De hecho, hay que recordar que las pensiones públicas subirán en 2015 un 0,25%, mientras los salarios de los funcionarios se congelan, aunque recibirán una pagar con un 25% de la extra que se les suprimió en el año 2012. 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación