Resumen de prensa semanal

Semana 5

26/01/2015 al 01/02/2015

Ver otras semanas

El Constitucional da su aval definitivo a la reforma laboral

abc.es, 23/01/2015

El pleno del tribunal rechaza por nueve votos a tres los recursos de PSOE e IU contra la norma del PP

El Tribunal Constitucional (TC) ha dado su visto bueno definitivo a la reforma laboral aprobada hace casi tres años por el Gobierno del PP. Aunque habrá que esperar a la próxima semana para conocer la sentencia, fuentes jurídicas informaron a ABC de que el pleno del tribunal rechazó por mayoría, -nueve votos a favor y tres votos particulares- los recursos presentados por PSOE e Izquierda Unida a la reforma aprobada por el Gobierno en febrero de 2012.

 

La sentencia se pronuncia sobre el contenido global de la ley tras dos fallos anteriores que ya dieron el visto bueno a las partes más conflictivas de la norma, como la reducción de los salarios de tramitación, la rebaja de la indemnización por despido improcedente y el contrato de emprendedores, que permite el despido sin indemnización.

 

Votos particulares

Los tres magistrados que han rechazado dar el aval a una norma muy aplaudida por los organismos internacionales, pero muy criticada por los sindicatos y la oposición en España, están redactando sus votos particulares en los que explicarán su oposición a la reforma aprobada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

 

Los defensores de la reforma apuntan que gracias a ella España está logrando crear empleo con un mínimo crecimiento. Argumentan que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) conocida ayer, que reflejan la creación de más de 430.000 puestos de trabajo en 2014, con un crecimiento económico del 1,4%, serían impensables con un mercado laboral tan rígido como el que España tenía antes de la reforma. Señalan en este sentido que ha sido la flexibilidad introducida la que ha acelerado la creación de empleo. Por el contrario, sus detractores insisten en que la reforma supone una merma para los derechos de los trabajadores.

 

Más combativo con la reforma laboral ha sido el Tribunal Supremo, que ha anulado prácticamente la mitad de los ERE aprobados al calor de la nueva legislación laboral. En total, la sala de lo social del Tribunal Supremo ha anulado 27 Expedientes de Regulación de Empleo basados en la reforma laboral y recurridos ante él, lo que supone casi el 50% de las resoluciones que dictó sobre estos despidos colectivos, que afectaron a un total de 11.900 trabajadores. La sala de lo social del Supremo resolvió sobre 58 ERE basados en la nueva normativa y recurridos ante ella. De ellos, 31 fueron declarados ajustados a derecho, mientras que 9 fueron tachados de lo contrario y 18 más directamente anulados.

 

Además, el Supremo ha dado un varapalo a una de las medidas estrella de la reforma, el fin de la ultractividad de los convenios. El Tribunal fijó que las condiciones pactadas en el contrato de trabajo desde el momento mismo de su constitución, sea directamente o por remisión a lo establecido en el convenio colectivo de aplicación, tienen naturaleza jurídica contractual y por ello siguen siendo exigibles entre empresa y trabajador, aunque haya expirado la vigencia del convenio.

 

 

Los extranjeros que se hacen autónomos alcanzan cifra récord

eleconomista.es, 25/01/2015

El número de extranjeros que se dio de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) aumentó en 17.398 cotizantes en 2014, un 7,8% más que en 2013, hasta un total de 241.377 personas, cifra inédita hasta la fecha, según un informe de la organización de autónomos ATA.

 

Este crecimiento de los inmigrantes que optan por el autoempleo es el más elevado desde el inicio de la crisis y triplica el registrado por el conjunto del RETA en 2014, que fue del 2,5%. De hecho, una de cada cuatro nuevas altas de autónomos producida el año pasado fue de un trabajador de nacionalidad extranjera.

 

Para el responsable del área de autónomos inmigrantes de ATA, Guillermo Guerrero, estos datos demuestran que los extranjeros son un colectivo "muy emprendedor" y que, a pesar de la situación económica y de paro que padecen, ven el autoempleo como una fórmula eficaz para incorporarse al mercado laboral.

 

Según ATA, todas las comunidades elevaron su número de autónomos inmigrantes en 2014. Los mayores incrementos se los anotaron Aragón (+10,1%), Cataluña (+9,5%), Andalucía y Comunidad Valenciana (ambas con un avance del 8,5%).

 

La Rioja también superó el crecimiento medio nacional, al registrar un aumento en su cifra de autónomos extranjeros del 8,2%, mientras que País Vasco igualó el promedio (7,8%). Por debajo se quedaron Canarias (+7,7%), Murcia (+7,3%), Baleares (+7,2%), Cantabria (+7%), Madrid (+6,3%), Navarra (+6,2%), Asturias (+5,8%), Castilla-La Mancha (+4,7%) y Castilla y León (+3,4%).

 

Finalmente, los menores aumentos de autónomos extranjeros en 2014 se dieron en Galicia (+2,4%) y Extremadura (+2%).

 

Marroquíes e italianos, los que más crecieron

Mientras que hace unos años los chinos y los rumanos explicaba casi todo el crecimiento del autoempleo extranjero, ATA destaca que son muchas las nacionalidades que se animaron lo largo de 2014 a poner en marcha su propio negocio.

 

Los mayores incrementos de autónomos extranjeros los registraron los emprendedores procedentes de Marruecos, con un avance del 14,7% en 2014 (casi 2.000 cotizantes más) y de Italia, con un crecimiento del 14,6% (2.125 autónomos italianos más). Estas dos nacionalidades concentraron prácticamente una de cada cuatro de las nuevas altas de autónomos extranjeros de 2014.

 

Los autónomos chinos siguieron aumentando el año pasado, pero a un menor ritmo, con un crecimiento del 6,4%, que se tradujo en 2.705 afiliados más. Pese a todo, siguen siendo la nacionalidad más numerosa, con 45.264 autónomos de procedencia china, seguidos muy de lejos de los autónomos rumanos (26.704 autónomos) y británicos (19.101 autónomos).

 

Si se añade Rumanía, que procuró 1.540 afiliados al RETA en 2014, se obtiene que casi la mitad de las altas de autónomos extranjeros registradas el año pasado correspondieron a trabajadores nacidos en China, Italia, Marruecos y Rumanía.

 

Según este informe, los autónomos argentinos fueron los únicos que descendieron a lo largo del año pasado, con 44 autónomos menos (-0,8%) que en 2013.

 

Rajoy promete crear 600.000 empleos en 2015

cincodias.com, 26/01/2015

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha prometido que a lo largo de 2015 se crearán en España “entre 550.000 y 600.000 empleos”, que sumados a los más de 417.574 nuevos afiliados a la Seguridad Social de 2014 permitirá que en dos años de legislatura se supere el millón de nuevos puestos de trabajo.

 

En una entrevista concedida a Telecinco, el jefe del Ejecutivo sostuvo que las más de 400.000 personas que encontraron un empleo durante el año pasado son las primeras que han empezado a sentir los frutos de las reformas económicas emprendidas por el Gobierno. Aseguró que el día que conoció esas cifras fue “uno de los más felices” de su vida porque su prioridad y primer empeño desde que llegó a La Moncloa fue dar la vuelta a la situación económica para reducir el paro. Rajoy se mostró “absolutamente convencido” de que el paro seguirá bajando en 2015 y que, en concreto, se crearán más de medio millón de empleos.

 

Respecto a los bajos salarios, Mariano Rajoy se ha limitado a señalar que es un tema que se acuerda entre empresas y trabajadores y aprovechado la ocasión para ensalzar el acuerdo de moderación salarial alcanzado entre los sindicatos y la patronal en 2012. 

 

A lo largo de la entrevista, el presidente del Gobierno ha repetido en varias ocasiones que todavía queda mucho por hacer como por ejemplo acabar con desahucios, aunque su número se haya reducido. “Esa no es la norma habitual en España, lo que no es noticia es que no haya un desahucio. Las entidades financieras están siendo mucho más flexibles”, ha dicho.

 

El jefe del Ejecutivo ha defendido el mantenimiento de su política económica, porque a su juicio está sentando “bases sólidas para el futuro”, y ha recalcado su convencimiento de que “en poco tiempo” España recuperará “niveles de bienestar”. Asimimo ha defendido que evitar el rescate ha sido “la mejor decisión de política social” tomada, porque en países que sí han sido rescatados, como Grecia, se han visto las consecuencias. Y ha añadido que “los españoles supieron aguantar” y lo han entendido “muy bien”.

 

Defensa del bipartismo

En referencia a la aparición de nuevas formaciones políticas en el panorama político español, el presidente el Gobierno ha hecho una defensa del bipartismo ya que asegura que gracias a él se “ha hecho grande a Europa” frente a la alternativa que se abre paso “en otros lugares” y que ha resumido en el respaldo a “caudillos” o a “partidos radicales”.

 

“Donde hay mayor nivel de bienestar y riqueza gobiernan dos partidos”, ha afirmado Rajoy en alusión a los partidos tradicionales que, como en España, se han alternado en el poder en países como Alemania, Francia o Reino Unido.

 

El dirigente político ha contestado de esta forma al ser preguntado por la referencia del líder de Podemos, Pablo Iglesias, a la cuenta atrás que ya se habría iniciado antes de la salida del Gobierno del Partido Popular. “Denunciar, criticar y meterse con los demás es fácil”, ha señalado el jefe del Ejecutivo, que ha subrayado varias veces que “lo difícil” es gobernar.

 

En la entrevista concedida a Telecinco, el presidente del Gobierno ha sido preguntado por Bárcenas y la contabilidad B del Partido Popular. Rajoy ha garantizado que ni él ni el resto de dirigentes del PP tuvieran “la más remota idea” sobre la existencia de una caja B en el partido, y ha rechazado tener que estar contestando cada día a las declaraciones del extesorero popular Luis Bárcenas. Aunque ha señalado que entiende entender las exigencias ciudadanas en materia de corrupción.

 

“Me niego a estar todo el día debatiendo con el señor Bárcenas cuando tenga a bien hacer una declaración. Llegará el momento -ha añadido- en que los tribunales de justicia digan lo que tienen que decir”.

 

El gasto en bajas laborales cae un 35% en la crisis

cincodias.com, 27/01/2015

La reciente aprobación definitiva de la Ley de Mutuas prevé poner el colofón al intento del Gobierno por reducir el gasto en incapacidad temporal (IT), más popularmente conocido como bajas temporales. Las cifras publicadas por la Seguridad Social (que incluyen a trabajadores del sector público y privado) avalan que el pago de prestaciones por IT a los trabajadores es una de las partidas más abultadas de su presupuesto. Con los últimos datos publicados, Empleo estima que en 2014 el sistema desembolsó por este concepto un total de 4.878,37 millones de euros, un 2,72% menos que un año antes.

 

El descenso es mucho más significativo si se compara con 2008, el año en el que se alcanzó el máximo de la serie histórica, que arranca en 1990, con un total de 7.533,87 millones. Si se comparan ambas cifras, el desplome alcanza el 35,2%. No en vano, en los últimos seis años el gasto en IT se ha ido reduciendo ejercicio tras ejercicio a un ritmo del 6,9% anual, aunque en 2012, coincidiendo con los cambios normativos aprobados por el Ejecutivo para el sector público, el retroceso fue del 14,11% anual.

 

¿Qué factores explican este descenso en el gasto? Por un lado, la crisis y la fortísima destrucción de empleo que ha provocado. Al haber menos trabajadores con empleo, se registran menos procesos de incapacidad temporal. Pero no conviene olvidar que la recesión también ha provocado que muchos empleados que en otra coyuntura económica causarían baja en su empresa, se han resistido a hacerlo por miedo a perder su puesto de trabajo. A esta circunstancia, desde 2012 se le añade la cuestión económica.

 

El Gobierno aprobó en esa fecha cambios en el régimen retributivo de la IT que son de aplicación para todo el personal de la Administración. El objetivo era frenar el volumen de ausencias de corta duración (inferiores a 15 días) que se contabilizan cada año. Fuentes del Ejecutivo reconocían en privado que aunque solo con las cifras era difícil de demostrar, había fundadas sospechas de que algunas de esas bajas cortas eran fraudulentas.

 

Menor duración

De ese modo, a partir de esa fecha, los funcionarios y empleados públicos que causaran baja por contingencias comunes ven reducido su salario los tres primeros días de incapacidad un 50%, si la baja se prolonga de cuatro a 20 días, pasan a percibir el 75% de sus retribuciones y si se trata de una dolencia más grave, lo que provoca una baja de más de 21 días, solo en ese supuesto es cuando cobran el 100% de su sueldo; tal y como ocurría antes de la reforma en todos los casos y desde el primer día de la baja.

 

Por ello, los sindicatos de la función pública vienen denunciando desde que entró en vigor este recorte de la prestación que son muchos los empleados de la Administración que para evitar un descenso de su salario acuden a su puesto de trabajo enfermos, lo que repercute en un peor servicio al ciudadano y hace que procesos que en condiciones normales serían breves, se alarguen en el tiempo.

 

En este sentido, responsables de Administraciones Públicas están ultimando un estudio para evaluar cómo ha disminuido el absentismo laboral y cuánto ha ahorrado la Administración con estas medidas. Hacienda atribuye a la dificultad que supone recabar datos de todas las Administraciones el retraso de estos cálculos, el mismo argumento que esgrimen fuentes sindicales. Entretanto, la Seguridad Social mide la incidencia de las bajas utilizando otros parámetros.

 

Así, en la duración media de los procesos se puede comprobar cómo ha pasado de 47,7 días antes de la crisis (años 2006) a 37,7 días al cierre de 2014. El número medio mensual de procesos iniciados también se está recortando, desde los 483.011 registrados en 2007 hasta los 271.402 del año pasado (sin duda cifras influidas por el descenso en el número de ocupados). Otro de los indicadores que precisamente filtra ese factor es el que mide la incidencia de las bajas por cada 1.000 trabajadores. Antes de la recesión era de 30,9 y en 2014 disminuyó hasta 18,8.

 

La patronal quiere que los sueldos suban menos del 1%

cincodias.com, 28/01/2015

La patronal CEOE-Cepyme y los sindicatos CC OOy UGTmantuvieron ayer una reunión para ultimar las condiciones del pacto salarial para 2015, que se incorporará en el próximo Acuerdo de Negociación Colectiva 2015-2016.

 

Las posturas de ambas partes siguen encontradas ya que las empresas insisten en que se garanticen subidas salariales de entre el 0,6% y 0,8% este año, siempre y cuando la economía crezca entre un 2% y un 2,5%. Y, en cualquier caso, nunca incrementar las retribuciones por encima del 1%, ya que esto sería subirlas el doble de lo que crecieron los sueldos en 2014, y esto no sería aceptable, según los argumentos patronales, porque en 2015 no se prevé que la economía crezca el doble que el pasado ejercicio.

 

Sin embargo, los sindicatos manejan otros cálculos. Los responsables de CC OO y UGT estiman que los trabajadores, en cualquier caso deben ganar poder adquisitivo. Y para ello creen que la recomendación salarial debe partir de las previsiones de inflación de los Presupuestos Generales del Estado (0,6%) y sumar las del aumento previsto de la productividad (0,7%). De esta forma, “habría que partir como mínimo de alzas salariales del 1,3%”, siempre y cuando la economía crezca en los parámetros previstos por el Gobierno, indican fuentes sindicales.

 

No obstante, los sindicatos son conscientes de que la productividad puede variar mucho dependiendo de los sectores y las empresas. Por eso, explican que no son partidarios de topar los próximos incrementos salariales en el pacto de convenios, en contra de lo que reclama la patronal.

 

Los empresarios si quieren poner topes a estas subidas para que se garantice la moderación salarial, como ha ocurrido hasta ahora. Además, creen necesario vincular de algún modo el avance de los salarios al incremento del PIB y no a las variaciones de productividad como piden las centrales sindicales.

 

Otra cuestión a cerrar será el tiempo que durará este acuerdo. Mientras los sindicatos son partidarios de que tenga una vigencia de tres años, los representantes empresariales persiguen un pacto por solo dos años, 2015 y 2016. Si bien este no será en principio un escollo insalvable, lo más seguro es que finalmente sea solo para dos ejercicios.

 

El número de autonomos se incrementó un 1,43% en 2014

cincodias.com, 28/01/2015

El número de autónomos, tanto empleadores como sin asalariados, aumentó un 1,43% en 2014, hasta los 3.078.000, según el análisis realizado por la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA).

 

El secretario general de UPTA, Sebastián Reyna, apuntó que este ha sido un buen dato a pesar de que la evolución ha estado por debajo del sistema en general, que ha crecido en el año en un 2,53%.

 

El mayor incremento, al igual que en años anteriores, corresponde a los autonomos sin asalariados, que han subido un 2,10%. Estos suponen 2.062.800, más de dos tercios del total de trabajadores autónomos. Por otro lado, los autónomos con trabajadores a su cargo también crecieron, más moderadamente, en un 1,56%, lo que hace que su cifra final sea de 892.900, por debajo del 30%.

 

Sin embargo, otros dos colectivos disminuyeron el año pasado, los que se encuentran en régimen de ayuda familiar o son autónomos colaboradores, con un descenso del 11,12%, hasta los 9.700, cifra que por primera vez baja de los 100.000. El número de socios cooperativistas desciendió en un 0,64%, dejando la cifra en 24.700.

 

La bajada de los colaboradores familiares ha sido la más significativa según UPTA. Esta reducción se debe a que en los últimos años había crecido este colectivo por la reducción del 50% en la base de cotización de la Seguridad Social.

 

El secretario general de UPTA explicó que esta reducción de base ha perdido interés en 2014 por la aplicación con carácter general de la denominada tarifa plana, que ha supuesto una bonificación de cuota del 80% durante los primeros seis meses y un 50% durante los siguientes seis meses.

 

Lo más importante para UPTA es la recuperación del número de autónomos con asalariados, puesto que supondrá una recuperación del empleo en general.

 

La hucha de las pensiones pierde otros 12.000 millones en 2014 pese a ganar 3.000 con sus inversiones

eleconomista.es, 28/01/2015

El Gobierno ha sacado más de 25.000 millones de euros en los últimos tres años
 Ganó 2.911 millones con sus inversiones en el segundo mejor año de su historia

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social terminó el año 2014 con sólo 41.634 millones de euros, su cifra más baja desde el año 2007. A lo largo del ejercicio, la llamada hucha de las pensiones vio cómo menguaba en 12.110 millones de euros para pagar las dos pagas extraordinarias de los pensionistas. Hasta ahora, nunca había mermado tanto en su sólo año.

 

La hucha de las pensiones ha sido utilizada por tercer año consecutivo por el Gobierno para pagar la extra a los pensionistas y así evitar la emisión de más deuda pública. Desde que en 2011 se empezó a echar mano del fondo, éste ha visto reducido su importe en 25.181 millones de euros.

 

A pesar de la mejoría de la situación económica, este año se seguirá utilizando el Fondo de Reserva. El Gobierno espera disponer de otros 8.500 millones de euros en este 2015 para evitar cubrir con deuda parte de los pagos a pensionistas.

 

El segundo año con más ganancias

Pero no todo han sido malas noticias para la hucha de las pensiones, ya que, según el informe presentado por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, al Consejo de Ministros, sus rendimientos ascendieron a 2.911 millones de euros. De esta forma, el pasado ejercicio fue el segundo mejor en cuanto a inversiones en la vida del fondo.

 

Sólo en 2011 le fue mejor con sus inversiones, ya que entonces obtuvo 2.970 millones de euros. No obstante, ese ejercicio fue muy beneficioso para quienes apostaban por la renta fija (únicos títulos en los que puede invertir el fondo), no como este 2014, en el que la deuda de los principales países europeos, incluida la española, ha sido mucho menos rentable.

 

Según Empleo, desde su creación en el año 2000, ha acumulado ganancias por importe de 22.101 millones de euros. El resto del importe se debe a las aportaciones que hizo el Gobierno durante los años de bonanza.

 

Las bajas laborales caen un 18% en el sector público y un 28% en el privado

cincodias.com, 29/01/2015

El Ministerio de Hacienda decretó en 2012 un nuevo régimen retributivo para los empleados del sector público cuando causaran baja por incapacidad temporal (IT). Hasta entonces, estos trabajadores cobraban el 100% de su salario desde el primer día de la incapacidad, algo que no suele ser habitual en el ámbito privado (la legislación establece según la duración de la baja un rango del 60% al 75%), excepto que el convenio colectivo correspondiente establezca que se complemente ese porcentaje hasta el 100%.

 

En opinión del Ejecutivo de Mariano Rajoy, se trataba de poner coto a las bajas fraudulentas, sobre todo aquellas de muy corta duración, que no debían justificarse siquiera con parte médico (hasta tres días). Hacienda pretendía acabar con el absentismo injustificado y sistemático, así como aumentar la productividad de las plantillas de la Administración.

 

Y es que desde hace ya más de dos años, los funcionarios y empleados públicos que causen baja por contingencias comunes ven reducido su salario los tres primeros días de incapacidad un 50%, si la baja se prolonga de cuatro a 20 días, pasan a percibir el 75% y solo si se trata de una dolencia más grave, que provoca una baja de más de 21 días, es cuando cobran el 100% de su sueldo.

 

Después de más de dos años desde que entró en vigor este recorte de prestaciones, el Ejecutivo sigue sin evaluar qué ahorros ha supuesto este cambio normativo, “ante la dificultad de recabar datos de tantos departamentos y organismos diferentes”, explican desde el departamento que dirige Cristóbal Montoro. En muchos de esos centros de trabajo no existían antes de 2012 controles de acceso de los trabajadores, por lo que se desconocía cuál era el grado de absentismo, pese a haber denunciado que era “muy elevado”.

 

A la espera del estudio anunciado por la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas, la única fuente estadística que ofrece datos sobre pérdida de horas por incapacidad temporal es la encuesta trimestral de costes laborales que realiza el Instituto Nacional de Estadística (INE). Según sus últimas cifras disponibles, que datan del tercer trimestre de 2014, los trabajadores de la Administración Pública y defensa, adscritos a la Seguridad Social (quedan excluidos, por tanto, los pertenecientes a clases pasivas) perdieron en ese periodo un promedio de 5,16 horas al mes por IT, cuando en idéntico periodo de 2008, que es el año en el que arranca la serie, perdían un promedio de 6,29 horas. Se puede afirmar que las bajas laborales se han reducido un 17,9% en estos seis años, un porcentaje nada desdeñable.

 

Si se comparan estas cifras con lo que ocurre con los trabajadores de los sectores más representativos de la actividad privada, se observa cómo en las empresas el absentismo se ha reducido mucho más durante la crisis, en un promedio del 28,3%. Los expertos lo explican por el hecho de que el miedo a perder el empleo ha pesado más incluso que cobrar menos salario, como consecuencia de los recortes en el sector público, donde el puesto está garantizado.

 

 

Industria y hostelería, donde más caen las bajas

Un análisis en profundidad de la estadística del INE revela hasta qué punto la crisis ha reducido el volumen de bajas laborales en el sector privado. Excluyendo las actividades de Sanidad y Educación, donde la encuesta trimestral de costes laborales no discierne entre sector público y privado, en las cinco actividades más representativas de la economía española: industria manufacturera, industria extractiva, construcción, comercio y hostelería se han producido significativos recortes del absentismo.

 

En la industria extractiva es donde la disminución es más elevada, ya que los trabajadores de esta actividad pasaron de perder un promedio de 8,24 horas al mes por incapacidad temporal en el tercer trimestre de 2008, a ausentarse una media de 5,14 horas al mes en el mismo periodo del año pasado (se comparan siempre los mismos trimestres porque en esta estadística es muy relevante el componente estacional). Así, en este sector el descenso fue del 37,6% en esos seis años. Le sigue la hostelería con un recorte de las bajas por incapacidad temporal del 29%, al haber pasado de 4,58 horas perdidas por IT y trabajador al mes en septiembre de 2008 a un promedio de 3,25 horas en el tercer trimestre de 2014.

 

Le sigue el ajuste habido en la industria manufacturera, del 26,6% tras recortar las 5,32 horas de 2008 a apenas 3,90 horas el año pasado; el contabilizado en el comercio mayorista y minorista, del 25,4% y el de la construcción, también de un significativo 23%. Este fenómeno es lo que explica que el gasto de la Seguridad Social en el pago de prestaciones por IT haya disminuido un 35,2% desde el inicio de la crisis, al pasar de más de 7.500 millones en 2008 a 4.800 millones el año pasado.

El gasto en prestaciones por maternidad suma tres años de caídas

cincodias.com, 29/01/2015

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social pagó el pasado año 281.151 prestaciones por maternidad para lo que destinó 1.585,64 millones de euros, lo que supuso un 1,5% menos que en 2013. De esta forma este gasto, se sitúa en niveles precrisis de 2007, tras sumar tres ejercicios completos de descensos y acumula ya una disminución del 13,3% desde 2011.

 

 Del total de prestaciones pagadas, 276.239 las disfrutaron las madres y 4.912, los padres. La ley obliga a que las mujeres reciban esta ayuda las seis primeras semanas tras el parto y, solo después, las puede percibir el padre. Y, según los datos publicados hoy por Empleo, aunque nueve de cada diez bajas las cobre en integridad la madre, éstas cayeron más el pasado añó que las bajas de paternidad, con descensos del 2,7% y 0,1% respectivamente.

 

El mapa territorial de estas prestaciones muestra que el pasado año solo aumentaron en dos comunidades: Extremadura, con un notable incremento de estos procesos de casi el 4% y Canarias, con un leve avance del 0,3%. En el resto de España estas ayudas cayeron, destacando los descensos de Cantabria, con un 7% de presataciones menos; Castilla- La Mancha (-6,4%) y La Rioja (-5,4%).

 

Más gasto en paternidad

Sin embargo, el gasto en las prestaciones de paternidad subío el pasado año por primera vez desde 2010 hasta sumar 201,22 millones de euros, lo que supuso un 1% más que en 2013 pero un 11% menos que en año de mayor gasto de esta prestación --creada en marzo de 2007-- que fue 2010.

 

No obstante, el número de estas prestaciones disimiuyó un 1% hasta los 235.678 procesos, lo que refleja que pese a que menos padres se acogieron a esta prestación sus salarios --que paga la Seguridad Social durante estos 13 días de persmiso-- eran más altos que los benericiarios de 2013.

 

Territorialmente llama la atención las caídas de estas bajas en Cantabria, donde hubo un 8,4% beneficiarios menos; Murcia, con una caída del 5,1% y Asturias (-4,9%).

 

En cuanto a las excedencias solicitadas para el cuidado de familiares, el pasado año se concedieron 39.611, lo que refleja un fuerte aumento del 14% respecto al año anterior. Lo que no cambia es el predominio de las mujeres que solicitan esta interrupción en sus carreras laborales --36.477 mujeres frente a 3.134 hombres--. De hecho, por cada hombre que se acoge a una destas excedencias, lo hacen más de 12 mujeres.

 

 

Ver otras semanas