Las bajas laborales caen un 18% en el sector público y un 28% en el privado

El Ministerio de Hacienda decretó en 2012 un nuevo régimen retributivo para los empleados del sector público cuando causaran baja por incapacidad temporal (IT). Hasta entonces, estos trabajadores cobraban el 100% de su salario desde el primer día de la incapacidad, algo que no suele ser habitual en el ámbito privado (la legislación establece según la duración de la baja un rango del 60% al 75%), excepto que el convenio colectivo correspondiente establezca que se complemente ese porcentaje hasta el 100%.

 

En opinión del Ejecutivo de Mariano Rajoy, se trataba de poner coto a las bajas fraudulentas, sobre todo aquellas de muy corta duración, que no debían justificarse siquiera con parte médico (hasta tres días). Hacienda pretendía acabar con el absentismo injustificado y sistemático, así como aumentar la productividad de las plantillas de la Administración.

 

Y es que desde hace ya más de dos años, los funcionarios y empleados públicos que causen baja por contingencias comunes ven reducido su salario los tres primeros días de incapacidad un 50%, si la baja se prolonga de cuatro a 20 días, pasan a percibir el 75% y solo si se trata de una dolencia más grave, que provoca una baja de más de 21 días, es cuando cobran el 100% de su sueldo.

 

Después de más de dos años desde que entró en vigor este recorte de prestaciones, el Ejecutivo sigue sin evaluar qué ahorros ha supuesto este cambio normativo, “ante la dificultad de recabar datos de tantos departamentos y organismos diferentes”, explican desde el departamento que dirige Cristóbal Montoro. En muchos de esos centros de trabajo no existían antes de 2012 controles de acceso de los trabajadores, por lo que se desconocía cuál era el grado de absentismo, pese a haber denunciado que era “muy elevado”.

 

A la espera del estudio anunciado por la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas, la única fuente estadística que ofrece datos sobre pérdida de horas por incapacidad temporal es la encuesta trimestral de costes laborales que realiza el Instituto Nacional de Estadística (INE). Según sus últimas cifras disponibles, que datan del tercer trimestre de 2014, los trabajadores de la Administración Pública y defensa, adscritos a la Seguridad Social (quedan excluidos, por tanto, los pertenecientes a clases pasivas) perdieron en ese periodo un promedio de 5,16 horas al mes por IT, cuando en idéntico periodo de 2008, que es el año en el que arranca la serie, perdían un promedio de 6,29 horas. Se puede afirmar que las bajas laborales se han reducido un 17,9% en estos seis años, un porcentaje nada desdeñable.

 

Si se comparan estas cifras con lo que ocurre con los trabajadores de los sectores más representativos de la actividad privada, se observa cómo en las empresas el absentismo se ha reducido mucho más durante la crisis, en un promedio del 28,3%. Los expertos lo explican por el hecho de que el miedo a perder el empleo ha pesado más incluso que cobrar menos salario, como consecuencia de los recortes en el sector público, donde el puesto está garantizado.

 

 

Industria y hostelería, donde más caen las bajas

Un análisis en profundidad de la estadística del INE revela hasta qué punto la crisis ha reducido el volumen de bajas laborales en el sector privado. Excluyendo las actividades de Sanidad y Educación, donde la encuesta trimestral de costes laborales no discierne entre sector público y privado, en las cinco actividades más representativas de la economía española: industria manufacturera, industria extractiva, construcción, comercio y hostelería se han producido significativos recortes del absentismo.

 

En la industria extractiva es donde la disminución es más elevada, ya que los trabajadores de esta actividad pasaron de perder un promedio de 8,24 horas al mes por incapacidad temporal en el tercer trimestre de 2008, a ausentarse una media de 5,14 horas al mes en el mismo periodo del año pasado (se comparan siempre los mismos trimestres porque en esta estadística es muy relevante el componente estacional). Así, en este sector el descenso fue del 37,6% en esos seis años. Le sigue la hostelería con un recorte de las bajas por incapacidad temporal del 29%, al haber pasado de 4,58 horas perdidas por IT y trabajador al mes en septiembre de 2008 a un promedio de 3,25 horas en el tercer trimestre de 2014.

 

Le sigue el ajuste habido en la industria manufacturera, del 26,6% tras recortar las 5,32 horas de 2008 a apenas 3,90 horas el año pasado; el contabilizado en el comercio mayorista y minorista, del 25,4% y el de la construcción, también de un significativo 23%. Este fenómeno es lo que explica que el gasto de la Seguridad Social en el pago de prestaciones por IT haya disminuido un 35,2% desde el inicio de la crisis, al pasar de más de 7.500 millones en 2008 a 4.800 millones el año pasado.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación