La nueva reducción de cuotas para contratos fijos estará en vigor 18 meses

La medida, que corrige la tarifa plana, convivirá con ella durante el mes de marzo y las empresas podrán optar entre una y otra

El Gobierno corrige la tarifa plana de cotizaciones en contratos indefinidos

 

La nueva medida que exime a las empresas de cotizar por los primeros 500 euros en los nuevos contratos indefinidos estará en vigor finalmente durante año y medio, según ha apuntado el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, en una entrevista en Radio Nacional de España. Es decir, las empresas podrán acogerse a ella desde el próximo lunes y perderán esa posibilidad el 30 de septiembre de 2016.

 

Durante el primer mes, esta medida anunciada por el presidente del Gobierno en el debate sobre el estado de la nación que el Consejo de Ministros aprobará el próximo viernes, convivirá con la otra a la que corrige, la tarifa plana de 100 euros en cotizaciones para contratos indefinidos independientemente del sueldo que reciban.

Que la medida esté en vigor durante 18 meses no es sinónimo de que las empresas que se beneficien de la medida perderán la deducción el 30 de septiembre del año próximo ya que una cosa es el plazo en el que las firmas podrán acogerse a la medida y otra el tiempo en que, una vez acogidas, las empresas podrán deducirse cotizaciones. En este caso, la deducción se mantendrá hasta 36 meses, según Burgos. No obstante, hay que tener en cuenta, apuntaban ayer en el Ministerio de Empleo, que a falta de cerrar los detalles, lo más probable es que solo las pymes puedan deducirse cotizaciones durante tres años, y que el resto únicamente podrían hacerlo durante 24 meses.

 

Esta nueva vía de reducción de cotizaciones a la Seguridad Social corrige por la vía de los hechos la tarifa plana de 100 euros, medida estrella del año pasado. Esta última fue criticada, entre otras cosas, por regresiva. Es decir, el beneficio era mayor cuanto más ganaba el contratado, ya que daba igual que el salario fuera de 650 euros o de 3.600, el empresario pagaría 100 euros al mes por las cotizaciones durante dos años.

Una medida progresiva

La nueva, en cambio, será progresiva. Al quedar exentos de cotizar los primeros 500 euros de sueldo (si el contrato es a tiempo parcial esta cantidad se reducirá proporcionalmente de acuerdo con la jornada), los sueldos más bajos salen más beneficiados.

 

Para Burgos, en unas palabras recogidas por Europa Press, este mínimo exento de cotización de 500 euros es una "rebaja potentísima" de costes, que puede suponer hasta un recorte de más del 70% en las cotizaciones empresariales que se pagan para los sueldos más bajos.

 

"Estamos absolutamente convencidos de que esta fórmula va a ser un importante incentivo para la contratación indefinida", ha afirmado Burgos, que ha subrayado que el coste para la Seguridad Social de esta medida "ha de ser neutro", porque según aumenta la afiliación, también lo hacen los ingresos del sistema.

 

Por otra parte y preguntado por el acuerdo salarial que negocian sindicatos y empresarios, Burgos se ha mostrado convencido de que ambas partes "agotarán" todas las vías para poder cerrar con éxito esta negociación. "Apelo a su responsabilidad", ha apuntado al respecto.

más información

 

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación