Print

La ILT abre un nuevo agujero a las cuentas de la Seguridad Social

 

Desde el año pasado, las cotizaciones de los asalariados por la cobertura de enfermedades comunes (aproximadamente el 1,4% del salario del trabajador) no cubren los gastos del pago de las bajas por enfermedad, que se han disparado con la recuperación económica y superaron en el 2017 los niveles anteriores a la crisis. Según Amat, la Asociación de Mutuas de Accidente de Trabajo, el año pasado las bajas laborales por enfermedades no profesionales causaron al sistema unas pérdidas de 462 millones de euros, un déficit que supone el 10% de las cuotas que se destinan a cubrir el coste de las bajas. Las mutuas, que en el 2014 aportaron 3.866 millones de euros a los fondos de reserva de la Seguridad Social, desplomaron su aportación el año pasado a sólo 548 millones de euros, con un descenso del 85%.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación