Preguntas frecuentes: prestación extraordinaria por cese de actividad COVID-19

En relación a la prestación prestación extraordinaria por cese de actividad regulada en el artículo 17 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, resolvemos las dudas más frecuentes. 

Preguntas frecuentes

Podrán solicitar la prestación todos aquellos autónomos que hayan visto suspendida o afectada su actividad por las medidas adoptadas por el COVID-19, ya sea persona física, socio de una sociedad, administradores, socio de cooperativa, socio de comunidad de bienes, familiar colaborador, etc.

Podrán solicitar la pensión extraordinaria por cese de actividad todos los trabajadores en alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos que cumplan los requisitos para pedir la prestación, incluidos los autónomos. societarios.

La prestación será equivalente al 70% de la base reguladora. Se aplicarán los mismos criterios que en los supuestos generales en cuanto a cuantías mínimas y máximas (IPREM).

La duración de esta prestación es de un mes, pudiéndose prorrogar tácitamente hasta que finalice el estado de alarma.

Constar afiliado y en alta en la Seguridad Social en la fecha de la declaración del estado de alarma, 14 de marzo de 2020, además de estar al corriente de pago de las cuotas de autónomo. De no estarlo, se realizará la invitación.

Sí, se podrá acceder a la prestación, pero la cuantía para el cálculo de la prestación se realizará con la base mínima de cotización de la actividad desempeñada por el trabajador autónomo en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos o, en su caso, en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar.

Sí, se podrá solicitar igualmente la prestación siempre y cuando el motivo de solicitud de la prestación sea por suspensión de la actividad. Si el motivo es por reducción de la facturación, se deberá mantener de alta en el régimen.

La situación de pluriactividad es compatible con la solicitud de la prestación, salvo que el trabajador se halle afectado por un ERTE percibiendo prestación por desempleo, al tratarse de una situación incompatible.

En principio, sí. Todo dependerá del CNAE en el que figure en alta en la Tesorería General de la Seguridad Social respecto de la actividad principal.

En el momento de la solicitud de la prestación. No obstante, si en la fecha en que se suspende la actividad o se reduce la facturación no se cumpliera este requisito, el trabajador autónomo tendrá 30 días para pagar las cuotas debidas. La regularización del descubierto producirá plenos efectos para la adquisición del derecho a la protección.

El autónomo no deberá continuar abonando las cotizaciones y se entenderá como cotizado tanto por contingencias comunes como por contingencias profesionales, así como por cese de actividad para quienes vinieran haciéndolo al tiempo de solicitar la prestación.

No hay cotización de los autónomos mientras dure esta prestación extraordinaria de cese de actividad.

Se gestiona automáticamente desde la Tesorería General de la Seguridad Social. Si se ha abonado la cuota mensual deberá solicitarse la devolución de la parte correspondiente a la Tesorería General de la Seguridad Social.

Se deberá pagar en todo caso la cotización correspondiente a los días previos a la declaración de estado de alarma. Si se ha concedido la prestación extraordinaria, automáticamente no se te facturará el resto de la cuota.

En principio sí, esta prestación es extraordinaria y no hará variar la situación actual del autónomo.

El tiempo de percepción de esta prestación extraordinaria no reducirá los períodos de prestación por cese de actividad a los que el beneficiario pudiera tener derecho en un futuro.

Sí, la percepción de esta prestación será incompatible con cualquier otra prestación del sistema de Seguridad Social (Art. 17.4  del Real Decreto-Ley 8/2020, de 17 de marzo).

El Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo establece que será incompatible con otras prestaciones de la Seguridad Social; la ayuda de la Generalitat no la proporciona la Seguridad Social.

No es un requisito para acceder a la prestación extraordinaria que el autónomo dé de baja a sus trabajadores por cuenta ajena, es decir, no es necesario realizar un ERTE para acceder a la prestación.

No, en este sentido, el decreto indica que el tiempo que se perciba esta prestación extraordinaria computará como efectivamente cotizada, por lo que podrán solicitarla los autónomos que estén recibiendo estas ayudas y no perderán las bonificaciones condicionadas al mantenimiento de la actividad.

En los casos de ‘suspensión de actividad’ no es obligatorio darse de baja del régimen. En los  casos de reducción del 75% de la facturación, es obligatorio mantenerse en situación de alta.

Deberá aportar la información contable que lo justifique: copia del libro de registro de facturas emitidas y recibidas, libro diario de ingresos y gastos, libro registro de ventas e ingresos, libro de compras  y gastos, o cualquier otro medio de prueba admitido en Derecho para acreditar dicha reducción en la facturación.

Las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social han habilitado formularios en sus páginas webs para descargar la solicitud y adjuntar la documentación pertinente para realizar la gestión de manera telemática.

El plazo para solicitar la prestación es de un mes desde la entrada en vigor, por tanto, finaliza el 14 de abril de 2020, sin perjuicio de que se acordara la prórroga del estado de alarma por el Gobierno.

A partir del día de la publicación en el BOE del Real Decreto 463/2020, esto es, 14 de marzo de 2020.

Dada la consideración excepcional y cambiante de la situación, mantendremos informados a nuestros grupos de interés de cualquier cambio que se produzca en la regulación o desarrollo reglamentario de la normativa relativa a esta prestación extraordinaria.