Prestación por cese de actividad

En qué consiste

Con la entrada en vigor el 6 de noviembre de 2010, de la Ley 32/2010, la nueva protección por cese de actividad es obligatoria para todos los trabajadores autónomos que tengan cubierta la protección por contingencias profesionales. En este sentido, la cotización estará ligada a la de Accidente de Trabajo y Enfermedad Profesional, siendo indivisibles las dos opciones.

 

Esta cobertura comprende una prestación económica por cese de actividad no voluntario según las causas especificadas por ley, consistente en el 70% de la base reguladora media cotizada durante los 12 meses continuados e inmediatamente anteriores al cese de actividad.

 

Para tener derecho a la prestación económica se requiere un periodo mínimo de cotización por cese de actividad y su duración dependerá de los periodos cotizados dentro de los 48 meses anteriores al cese de actividad.

 

La cotización estará ligada a la de Accidente de Trabajo y Enfermedad Profesional, siendo indivisible las opciones de cotización.

 

La protección por cese de actividad incluye actuaciones de formación, orientación profesional y promoción de la actividad emprendedora a cargo del correspondiente Servicio Público de Ocupación.

 

Documentación necesaria

 

Para solicitar esta prestación, deberá aportarse la Solicitud de Prestación Económica por Cese de Actividad