Ventajas de trabajar en la oficina en verano

¿Has agotado tus vacaciones y debes volver al trabajo en plena época estival? ¿Eres de los que trabaja en la oficina durante el verano? ¿No sabes cómo mantener la motivación en tu trabajo? ¿Te sientes angustiado? ¡Escoge la mentalidad positiva!

Nos encontramos en una época en la que, para muchos, es sinónimo de descanso, de vacaciones, de recompensa por todo el tiempo que hemos pasado en el trabajo, de los madrugones y la rutina.

Aunque la mayoría de trabajadores cogen sus vacaciones anuales en verano, coincidiendo con las vacaciones escolares, muchos tienen que quedarse cubriendo en la oficina durante los meses de julio y agosto.  La actividad laboral no cesa ningún día del año y hay servicios permanentemente necesarios.

Si es así, no te preocupes, disfrutar del verano y acudir al trabajo es compatible.

Te proponemos aparcar el pesimismo y ver el lado positivo, explicándote algunas de las ventajas que te ayudarán a ver como estar en la oficina en verano tiene sus cosas buenas

 

Piensa en las ventajas y escoge la mentalidad positiva

  • Si ya has disfrutado de tus vacaciones, intenta pensar en lo bien que lo has pasado y en lo mucho que te ha servido para desconectar, relajarte y cargarte de energía.
  • Si todavía no las has disfrutado, piensa que todo tu esfuerzo, dedicación y empeño, tendrán recompensa. Todo llega y seguro que en poco tiempo podrás disfrutar de unas merecidas vacaciones.
  • Si por el momento no tienes vacaciones, no te lamentes, disfruta de cada momento con tus compañeros, de cada logro y de cada tarea que realices. Siéntete realizado y productivo.

Trabaja con más flexibilidad, sin presiones ni distracciones

  • La ausencia de muchos de tus compañeros, jefes, clientes y proyectos hace que dispongas de un mayor nivel de concentración, que podrás utilizar para organizarte y planificar mejor las tareas, a las que podrás dedicar atención plena.
  • Disfruta de unas semanas de tranquilidad, lejos de volúmenes elevados de trabajo y peticiones de última hora. Hay menos compañeros en tu área, las reuniones se aplazan, hay menos interrupciones, peticiones y distracciones.
  • Retoma las tareas pendientes que llevas tiempo queriendo hacer. Aprovecha el respiro vacacional para ponerte al día de todo lo que has ido posponiendo durante el año.
trabajador oficina

Experimenta con nuevas ideas y proyectos, que en otros momentos no puedes llevar a cabo por la alta carga de trabajo

Desplázate sin problemas

  • El tráfico se reduce y la circulación es más fluida.
  • Tus viajes hacia y desde tu trabajo serán más cómodos y rápidos.
  • Encontrarás menos gente desplazándose, en especial a primera hora de la mañana, lo que te permitirá una movilidad más eficiente.
  • Si utilizas transporte público, podrás llegar a sentarte en el tren, el metro o el autobús. Además, los servicios de transporte tendrán una mejor puntualidad, ya que el tráfico en la ciudad se reduce notablemente.
  • Si utilizas vehículo propio, percibirás como conducir es mucho más fluido, por lo que ahorrarás dinero en combustible, encontrarás sitio para aparcar más fácilmente y llegarás menos estresado al trabajo.

Posibilidad de realizar jornada intensiva

  • Salir más pronto de trabajar incluye tener tiempo para poder descansar por la tarde y realizar otras actividades que con la jornada partida resultan prácticamente imposibles.
  • Tendrás la posibilidad de combinar ocio y empleo, por lo que reducirás considerablemente el estrés, serás más productivo y estarás más satisfecho con la empresa.

Enfócate en lo que más te gusta de tu trabajo

  • En la medida de lo posible, dedica el mayor tiempo posible de tu jornada laboral a aquello que te apasiona de tu trabajo.
  • Si no es posible, al menos, dedícale un ratito cada día, pero no dejes un solo día sin hacer algo que realmente te gusta. Te motivará y contribuirá a que el trabajo sea más ameno y llevadero.

Crea un ambiente y entorno de trabajo agradable

  • Ante las elevadas temperaturas, siéntete afortunado de poder estar en una oficina con el aire acondicionado. Te mantendrá fresco durante la jornada laboral.
  • Lleva comida saludable al trabajo. La fruta de temporada o los frutos secos son siempre una buena opción. Te permitirá hacer un descanso mental que te ayudará a renovar tus energías y a ser más productivo.
  • Aprovecha para renovar tu espacio de trabajo, ordenar tu escritorio, tirar los papeles que has acumulado o archivar expedientes.
mesa trabajo
  • Aprovecha para hacer limpieza de tu escritorio virtual, ordena las carpetas del ordenador, sube a la nube aquello que ocupe un espacio innecesario en tu dispositivo, limpia el escritorio de accesos directos, reorganiza el correo electrónico o establece por orden de prioridad tus tareas o compromisos en tu calendario laboral

Mejora tu relación con los compañeros de trabajo

  • Aprovecha para estrechar lazos con los compañeros de siempre.
  • Relaciónate con aquellos con los que normalmente no tienes mucho trato. Tómate tiempo para saber un poco de su vida y sus intereses. Te sorprenderá descubrir las cosas que tenéis en común: aficiones, equipo de fútbol, libros, películas, actividades de fin de semana, etc.
  • Muéstrate disponible con el objetivo de ayudar a los demás cuando sea posible y que también ellos puedan ayudarte. El trabajo en equipo funciona mejor que el individual si se quieren alcanzar metas, mejorar día a día y crear un clima de confianza y respeto.
  • Organiza algún almuerzo, actividad conjunta o salida recreativa.

Fórmate y desarrolla tus conocimientos

  • Aprovecha para realizar algún curso online, de esta forma mejorarás tus aptitudes y adquirirás nuevos conocimientos que te permitirán ser más competitivo en el trabajo.
  • Te permitirá desarrollar conocimientos, además de sentirte realizado y productivo.

Haz planes al salir del trabajo

  • Cambia tu rutina e incorpora planes nuevos en tu día a día.
  • Al salir del trabajo podrás realizar todas aquellas actividades que te ayudan a desconectar, ya sea hacer deporte, ir a la playa, leer un buen libro o ver una serie. Trabajar no impide que puedas disfrutar del buen tiempo y de la época estival.
  • Disfruta de paseos nocturnos que terminan temprano. Te ayudarán a combatir el sedentarismo, a activar la circulación y a desconectar del trabajo.
  • Reúnete con tus amigos y familiares. Ahora que los niños están de vacaciones, aprovecha para hacer planes con ellos. Hay muchísimas opciones para que todos, niños y adultos, disfrutéis del verano.
equipo positivo

No olvides que mantener una actitud positiva te ayudará a afrontar el verano en la oficina cargado de energía y motivación