Buenas prácticas en la higiene de manos

Lavarse las manos es una forma muy eficaz de prevenir la transmisión de las enfermedades infecciosas causadas por bacterias y virus.

En estos días de pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud, ocasionada por el virus COVID-19, se ha producido cierto grado de controversia en la forma de lavarse, o que es lo más eficaz para una buena higiene de las manos: ¿utilizar agua y jabón o geles desinfectantes?

Esta situación ha ocasionado un desabastecimiento de productos antisépticos como el gel hidro-alcohólico de 70º, ocasionado por el aumento de la demanda.

En este aspecto, debemos considerar lo siguiente:

La Organización Mundial de la Salud recomienda, en primera instancia, el lavado de manos con agua y jabón durante, al menos, 20 o 30 segundos y de forma adecuada, ya que es la forma más eficaz de eliminar la suciedad. Además se consigue la eliminación de virus y bacterias, siendo tan eficaz como los desinfectantes hidro-alcohólicos. El jabón elimina la grasa de la piel que es donde se acumulan más bacterias y virus, y el agua tiene el efecto físico de arrastre de estos microorganismos.

Según las recomendaciones de la Global Hand Washing, el uso de agentes desinfectantes como el gel hidro-alcohólico de 70º es útil en centros de atención sanitaria, siendo un complemento del lavado de manos con agua y jabón. Estos desinfectantes no tienen eficacia si las manos están visiblemente sucias o grasosas. También es importante conocer que el abuso de estas sustancias alcohólicas puede ocasionar la eliminación de la flora bacteriana que está presente en la epidermis, pudiendo en consecuencia ocasionar otras lesiones dermatológicas. Existen estudios de la Universidad de Missouri donde se constata que el uso prolongado de estas sustancias puede afectar al sistema inmunológico.

Es por todo ello que el uso de geles hidro-alcohólicos de 70º estarían solo indicados en los lugares donde no se dispone de agua y jabón y en los centros sanitarios.

La higiene de manos salva vidas.
Cuando hay que lavarse las manos:

– Después de sonarse la nariz, toser, estornudar

– Antes y después de manipular alimentos

– Después de utilizar el baño

– Después de visitar a una persona enferma

– Después de tirar residuos, basuras

– Después de utilizar el transporte público

– Después de manipular dinero

– Después de estar con mascotas

Como lavarse las manos:

– Utilizar agua y jabón. El jabón preferiblemente líquido

– Frotar las manos no menos de 20-30 segundos de forma enérgica, incluyendo el dorso, los espacios interdigitales y muñecas

– Secarse preferiblemente con toalla de papel o toalla limpia y seca

– Mantener las uñas de los dedos cortas y limpias