Medidas para afrontar la vuelta al trabajo

Llega septiembre y con él la vuelta de las vacaciones. Reincorporarse al trabajo, a las rutinas y obligaciones tras unos días de ocio y desconexión conlleva para el 38% de los españoles, el denominado ‘síndrome postvacacional’.
 
Aunque comúnmente se le conoce como ‘síndrome postvacacional’, desde el punto de vista clínico no está descrito como tal en ninguna categoría diagnóstica. No se considera una depresión, sino un problema adaptativo a la rutina del trabajo.

En muchos casos, la ansiedad por la vuelta al trabajo se manifiesta incluso antes de que acabe el periodo vacacional, como un periodo de malestar en el que el empleado sufre trastornos fisiológicos, psicológicos y psicosociales.

La fatiga, el malestar físico generalizado, la falta de concentración, los dolores musculares, la tristeza, la irritabilidad, los nervios, la ansiedad, el estrés, la apatía, los cambios de humor, el bajo rendimiento, la  falta de energía, el insomnio y los dolores de cabeza son algunos de los síntomas más frecuentes.

La reincorporación al trabajo es uno de los momentos más duros de los empleados tras las vacaciones, una realidad lo suficientemente preocupante como para que, tanto las empresas como los empleados de las mismas, asuman un papel activo.

 
Medidas que las empresas pueden incorporar para fomentar que el trabajo se convierta en un refuerzo positivo para la salud en lugar de una fuente de estrés y de desgaste físico:
 
 
1 | Flexibilidad horaria

La implementación de un horario flexible de entrada y salida y/o el aumento de la jornada intensiva varios días a la semana o durante todo el año, hace que los empleados se sientan motivados, aspecto que favorece el rendimiento y la productividad de los mismos.

Al realizar la jornada de trabajo de manera compactada, los empleados desarrollan la autonomía y capacidad en la asignación y carga de trabajo, debiendo organizar su agenda, estableciendo una línea de trabajo y fijando previamente objetivos bien definidos.

 
2 | Teletrabajo

Trabajar desde casa o un lugar diferente a la del puesto de trabajo habitual permite a los empleados conciliar su vida laboral, familiar y personal, además de permitir una mejor gestión del tiempo. El teletrabajo mejora la satisfacción de los trabajadores ya que desempeñan sus tareas en un entorno de seguridad y bienestar emocional.

Los empleados controlan mejor la cantidad y calidad de trabajo, además de esforzarse en mantener el vínculo y el sentimiento de pertenencia con la empresa. Unir en un mismo espacio trabajo y vida personal, puede dificultar la separación entre lo uno y lo otro, por lo que será conveniente dedicar un espacio determinado para realizar el trabajo, además de marcar y respetar un horario estricto para desarrollarlo. La organización y planificación son clave.

 

3 | Fomentar la conciliación

Los permisos para acompañar al médico a familiares, así como los días de libre disposición, permisos para el cuidado de la familia o el cheque guardería hacen que el trabajador se sienta menos agobiado y pueda reincorporarse al trabajo haciendo frente a las cargas laborales, familiares y personales.

4 | Salud y bienestar

Cada vez más empresas apuestan por los denominados programas de ‘Empresa saludable’ bajo el lema: “cuidar al trabajador es cuidar a la empresa”. Se trata de una serie de medidas que permiten a los empleados integrar el cuidado de la salud en su actividad laboral.

Las actividades organizadas para el fomento del deporte, así como la realización de campeonatos o torneos deportivos y/o las clases de pilates, yoga o meditación, permiten a los empleados prevenir enfermedades y mantener una buena salud, además de ayudarlos a desconectar de las cargas laborales y ser más positivos. Las empresas también pueden fomentar estas actividades con los familiares y así potenciar la integración de la familia en el entorno laboral.

Seguir una alimentación saludable  a través de menús saludables, ticket restaurante, menús especiales para programas específicos de salud y/o cestas de fruta para el almuerzo, son también una opción que reporta múltiples beneficios en los empleados, ganando en energía, bienestar y salud.

  • Una alimentación saludable en el trabajo comporta una serie de beneficios que repercuten positivamente en los trabajadores. El beneficio, además, repercute tanto en su salud como en su desempeño en el trabajo.

    alimentación saludable

5 | Servicios de asesoramiento psicológico

La adopción de programas de gestión del estrés, formación y coaching para favorecer la capacidad de resiliencia y adaptación al cambio ayudan a los empleados a mantener una actitud optimista, ayudándoles a ser más resolutivos y evitando que se instauren en la queja. Los empleados deben mostrar una actitud abierta y participativa ante este tipo de programas.

 

6 | Desarrollo personal y profesional

La implementación de programas de mentoring facilita la integración y el desarrollo de los empleados, fomentando las relaciones intergeneracionales y facilitando la promoción y desarrollo en la organización. De esta manera, el empleado podrá optar a planes de carrera y de desarrollo en su trayectoria profesional en la empresa, aspecto que favorece el crecimiento y el bienestar personal del trabajador.

7 | Gratificaciones y premios

La  realización de concursos de fotografía o relatos para el empleado acompañados de gratificaciones y premios como día libre por cumpleaños, entradas de cine, sorteo de viajes o cualquier otra actividad cultural y/o de ocio que resulte atractiva, aumenta la motivación del empleado y permite que tenga un mayor sentimiento de pertenencia con la empresa, haciendo que la vuelta al trabajo sea menos dura.

Contribuir en la mejora del bienestar de los empleados debe ser una de las principales prioridades de cualquier empresa. De esta forma, no solo se aumenta la satisfacción del trabajador, sino que también lo hace su motivación y productividad.
 
Además, lo que en un principio puede parecer costoso o innecesario, puede ahorrarnos complicaciones futuras como puede ser el aumento del absentismo, un bajo rendimiento laboral o el denominado ‘Síndrome de Burnout

Te recomendamos la lectura de nuestro artículo ’10 claves para minimizar el síndrome postvacacional’,  en el que te explicamos el papel activo de los empleados, debiendo prevenir y minimizar los síntomas con una serie de consejos higiénicos para que la vuelta al trabajo tras las vacaciones sea más fácil.

No olvides inscribirte a la jornada de sensibilización «Aspectos psicosociales: felicidad en el trabajo». No dudes y asiste a los eventos que hemos preparado para ti.

chica móvil